21 de Noviembre de 2019

Policías demandan a Pesquera y Caldero por el pago de horas extra

Por el 8 de Mayo de 2017

Tres miembros de la Uniformada demandaron en el Tribunal Federal a los exsuperintendentes de la Policía Héctor Pesquera y José Caldero para exigir el pago de las horas extras que trabajaron desde 2010 hasta el presente y por las cuales no han recibido remuneración. También piden que se les pague el tiempo que no pudieron tomar para consumir alimentos y otras compensaciones.

En el recurso legal de 34 páginas, los demandantes —Frances Carlo, con 12 años en la Policía, y los oficiales retirados Emily Ramos y Ricardo Bonilla— exigen que se certifique el pleito como uno de clase y piden que se les pague sobre $5 millones en horas extras trabajadas.

(Suministrada)

Héctor Pesquera (al centro) fue designado secretario de Seguridad Pública hace unos días y se espera que el Senado atienda su nombramiento hoy. (Suministrada)

También solicitan que se cubran los gastos de honorarios de abogados, daños y que se emita una orden judicial y sentencia declaratoria para prevenir que continúe esta “política” de la gerencia de la Policía de solicitar a los agentes que trabajen tiempo adicional sin remunerarlo adecuadamente.

Pesquera, cuyo nombramiento como el primer secretario del Departamento de Seguridad Pública será atendido hoy en la sesión del Senado, fue superintendente de la Policía entre 2012 y 2013, mientras que Caldero ocupó el cargo entre 2014 y 2016. La Policía y el gobierno de Puerto Rico también aparecen como demandados.  

Jane Becker, abogada de los demandantes, dijo a CB en Español que al menos 340 oficiales han solicitado unirse al pleito, que aún no ha sido certificado como uno de clase.

Aunque la demanda sostiene que hubo violaciones a la Ley federal de Normas Razonables del Trabajo (FLSA, en inglés), Becker explicó que el caso no se llevó a través del Departamento del Trabajo de Estados Unidos debido a que se trata de tiempo adicional trabajado por los agentes que la Policía rechaza reconocer.

Senado evaluará designación de Héctor Pesquera como secretario de Seguridad Pública

El gobierno de Puerto Rico transó el año pasado un pleito similar en la corte federal incoado por el entonces secretario del Trabajo de Estados Unidos, Thomas Pérez, a través del FLSA. En este caso, la Policía acordó pagar en los años subsiguientes al 2016 unos $8.7 millones en horas extras trabajadas por sobre 2,642 empleados de la agencia entre 2010 y 2014.

Además de las violaciones al FLSA, los demandantes alegan que Caldero y Pesquera violentaron la Constitución de Puerto Rico (artículo II, sección 16: Derechos de los empleados), la Ley 83 de 1995 (Ley de Jornada de Trabajo) y la Ley 53 de 1996 (Ley de la Policía), entre otras.

Becker sostuvo que se incluirá como demandada en el pleito a la actual superintendente de la Policía, Michelle Hernández. 

En la demanda se explica que a los policías se les pide llegar 10 minutos antes de que inicie su turno, pero no se les compensa ese tiempo. También se les exige que vayan a la corte a atender sus casos, aunque sea en sus días libres, y “típicamente” no se les paga por esa labor. Cuando no toman receso para comer, tampoco se les paga. Y encima de esto, se les requiere que siempre estén disponibles (“on call”) para trabajar fuera de sus jornadas tradicionales sin que se remuneren los gastos en los que incurren para ir a laborar.

Aunque la política de la Policía y el gobierno es que no se pagarán las horas extras trabajadas, sino que se les otorgará a los empleados públicos tiempo compensatorio, tampoco se les ha garantizado este periodo a los agentes. Esto se dificulta con la constante activación de los oficiales para eventos especiales que requieren mayor presencia policiaca como lo son actividades culturales o manifestaciones.

La situación “empeoró” con la implementación de un nuevo sistema electrónico para registrar las horas trabajadas en la Policía, para el cual se les requirió a los empleados que incluyeran el tiempo extra trabajado desde 2010 hasta el presente, sin darles acceso a los libros donde se supone que se anotara el tiempo trabajado.

Acatando esta orden, Carlo introdujo el tiempo que trabajó extra, pero le notificaron el pasado 12 de octubre que se le deducirían 227 horas en exceso por supuestamente haberlas duplicado. “En última instancia, los acusados no mantuvieron registros precisos de todo el tiempo trabajado por los demandantes a pesar de su obligación legal de hacerlo”, se denuncia en el recurso legal.

Gobierno pide desestimar el caso

Tras conocer del recurso legal presentado el pasado 24 de octubre de 2016, los demandados solicitaron mediante una moción que se desestime el caso por falta de jurisdicción y porque la controversia es cosa juzgada, es decir, fue resuelta en el pasado.

La parte demandada, representada por el bufete Aldarondo & López Bras, PSC —contratado por el Departamento de Justicia— alega que solamente el secretario del Trabajo de Estados Unidos puede solicitar un remedio bajo el FLSA y citan varios casos en los que Puerto Rico es “inmune” de acciones federales para pagar dinero por daños en casos de individuos bajo esta legislación.

Los demandados también solicitaron una moción de emergencia para paralizar los procesos en el tribunal hasta tanto se resuelva la moción anterior.

El juez federal Pedro Delgado otorgó a los demandantes hasta el 5 de junio para responder a las mociones.

Rosselló designa a Héctor Pesquera como secretario de Seguridad Pública

image_print

You must be logged in to post a comment Login