21 de Agosto de 2019

Preocupación por cambios en plan de salud del Gobierno

Por el 25 de Agosto de 2017

Ante los cambios previstos por el Gobierno de Puerto Rico para restringir aún más la elegibilidad para el plan de salud, la clase médica del país continúa en vilo ante la posibilidad de que esta nueva métrica pueda afectar gravemente la industria de laboratorios, centros de radiología y farmacias de la comunidad.

“Ahora mismo hay alrededor de medio millón de personas sin cobertura y, si aumenta desmedidamente, eso a la larga va a salir más caro. Hay que tener cuidado con ese grupo que lo vas a tener sin plan”, advirtió.(iStock)

La administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares señaló esta semana los cambios en los requisitos que exige el programa de Medicaid del Departamento de Salud (DS) como respuesta a la falta de monitoreo que, según aseguraron, permeó durante los pasados años y que le costó al sistema miles de dólares en multas federales por violación a los parámetros establecidos.

Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos (CMC) de Puerto Rico, concurrió en que los criterios estrictos para ser elegido para el plan de salud del Gobierno existen, pero no se hacen cumplir con la rigurosidad que se debe. No obstante, mostró reservas en otros aspectos.

“Los criterios para el plan de salud del Gobierno siempre han sido rigurosos, lo que pasa es que no los hacían cumplir. Antes, la composición se hacía por el núcleo familiar, pero ahora es individual y pueden haber miembros de la familia que caigan bajo la reforma y miembros que no”, explicó el también galeno.

“Ahora van a quitarle los gastos médicos. Esos pacientes que usan medicamentos caros, básicamente todos caían en la reforma por el gasto médico, pero ahora el Gobierno federal emitió una declaración de que ahora no contará con el gasto médico y eso sí que va a sacar a un montón de gente si ocurriera. El problema es que siempre ha habido gente que hace trucos para calificar y eso hace que la gente que realmente necesita de los servicios no los tenga”, añadió.

Rechazan recortes a plan de salud del gobierno

Ramos no mostró preocupación porque se afecten las ayudas federales al reducirse la cantidad de afiliados al plan de salud del Gobierno, ya que no se trata de sacar a la gente que cualifica, sino a aquellos que cualificaron de manera ilegal.

“Realmente las ayudas federales sí dependen de que haya gente para continuar, pero que sea la gente correcta, porque si es la gente incorrecta, te penalizan”, explicó.

Sin embargo, el presidente de la colectividad indicó no tener problemas con que se saque del plan a afiliados que no cumplen con los requisitos, pero indicó gran preocupación por que se elimine de esta a las personas que están en el borde de la elegibilidad y la no elegibilidad.

Ello a la larga, explicó, constituiría un gasto adicional para el Gobierno, toda vez que estas personas quedarían desprovistas de cobertura médica y, al final, es el propio Estado quien debe atenderlos sin plan.

“Ahora mismo hay alrededor de medio millón de personas sin cobertura y, si aumenta desmedidamente, eso a la larga va a salir más caro. Hay que tener cuidado con ese grupo que lo vas a tener sin plan”, advirtió.

El DS, así como la Administración de Seguros de Salud (ASES) -administrador del plan de salud del Gobierno-  afirmaron públicamente que entre junio y julio, y las dos primeras semanas de agosto de este año, el sistema de elegibilidad de este plan reflejó una dramática baja de 30,000 asegurados.

Anuncian cambios a cobertura de servicios en plan Mi Salud

Ramos indicó además que aún no se tiene claro con certeza en qué momento se espera que el DS quede insolvente luego del recorte presupuestario de más de $100 millones en este año fiscal que recibiera ASES, el cual se creía afectaría el año fiscal 2019 y no para el corriente. El CMC previamente había advertido que de surgir el recorte pondría en riesgo el trabajo de miles de personas que laboran en centros de radiología de la comunidad, laboratorios y farmacias de la comunidad. Un impacto que aseguró podría dejar hasta 10,000 personas sin empleos bien remunerados.

“Estamos hablando de bajas de 60% y 70% en los pagos por los estudios. Y dijeron que era porque les pagaban de más. Por ejemplo, en radiología, que son los médicos que yo tengo, dijeron que a ellos supuestamente les estaban pagando más que el Medicare, pero cuando hicimos la comparativa no parece que les estén pagando de más que el Medicare. Eventualmente, estamos analizando qué alternativas administrativas o legales tenemos con ese recorte porque va a implicar el cierre de estos centros que crean buenos empleos. Podría dejar en la calle entre 5,000 y 10,000 personas con buenos empleos”, lamentó.

Ramos también mostró preocupación por los $500,000 extra que la Asamblea Legislativa le asignó recientemente al DS para que el Consejo Multisectorial de Salud realizara un estudio del plan de salud del Gobierno a mediano y a corto plazo. Según indicó, aún no se ha indicado cómo se le desembolsará al consejo ese dinero sin que sea redirigido para otra necesidad del Departamento de Salud.

image_print

You must be logged in to post a comment Login