21 de Septiembre de 2018

Profesionales de salud mental anticiparon brotes de estrés postraumático tras María

Por el 12 de Septiembre de 2018
image_pdfimage_print

(Archivo)

Si se puso ansioso o con temor ante la posibilidad de que un huracán volviese a pasar por Puerto Rico a 12 meses de haber sufrido la devastación ocasionada por el azote del huracán María, es muy posible que usted se encuentre sufriendo del trastorno de estrés postraumático (PTSD, en inglés).

Los profesionales de salud mental, de hecho, anticiparon la posibilidad de brotes de PTSD desde el año pasado y se prepararon para esa eventualidad, indicó Astro Muñoz Aponte, principal oficial ejecutivo del Hospital Panamericano, un hospital en Cidra desde donde se maneja el principal sistema de salud mental en la isla con instalaciones y servicios ambulatorios a través de Puerto Rico.

Los eventos de esta semana parecerían indicar que gran parte de la población padece del trastorno. La mera amenaza de que otra tormenta pudiese azotar la isla provocó que cientos de personas abarrotaran los supermercados para abastecerse.

Cientos de usuarios en las redes sociales expresaron su temor ante la posible llegada de otra tormenta y fueron muchos los que admitieron que estaban evitando ver noticias para evitar la ansiedad.

“Comenzó la histeria colectiva nuevamente y la ansiedad y preocupaciones; lo que llamamos ‘flasbacks’ de todo lo que vivimos, lo vamos a volver a vivir y eso puede provocar un segundo éxodo masivo de población por el temor. Esto es algo que nosotros los que estamos manejando el ambiente de salud mental en Puerto Rico, lo vimos venir desde el año pasado y nos estábamos preparando para manejarlo,” reveló Muñoz Aponte.

Meteorólogo señala huracanes Florence y María son comparables

El trastorno de estrés postraumático (PTSD, en inglés) es una enfermedad real, según Medline. Puede sufrir de PTSD luego de vivir o ver eventos traumáticos como la guerra, huracanes, violaciones o abusos físicos o un accidente grave. El trastorno de estrés postraumático hace que se sienta estresado y con temor luego de pasar el peligro. Puede impactar su vida y la de la gente que le rodea.

Muñoz Aponte dijo que todas las organizaciones que proveen servicios de salud mental a nivel agudo y de hospitalización se convocaron en conjunto con el Comité de Salud Mental que es parte de la Asociación de Hospitales para lidiar con la situación.

“Lo que se conoce como el ‘post-traumatic stress disorder’, es un diagnóstico de salud mental y con relación a eso es que hemos estado tratando de trabajar en las comunidades tanto ASSMCA en conjunto con el Comité de Salud, muchos programas a nivel ambulatorio sin fines de lucro; hemos estado en la calle tratando de prevenir lo que podría ser el efecto de un PTSD a un año de la situación de María para tratar de prevenir que haya ‘outbreaks’ de PTSD en las comunidades”, explicó Muñoz Aponte.

El evento del huracán María fue un trauma significativo para muchas personas, sobretodo aquellas que perdieron hogares, empleos y aquellas que todavía tienen toldos en sus casas.

“Ese evento fue un trauma mayor que nos afectó en gran medida y que si no se manejó de forma inmediata o cerca del evento indudablemente a un año del evento cuando se vuelva a unir elementos similares nos va a producir una reacción porque ya el daño que produjo ese trauma está enraizado en mucho de nosotros,” indicó.

Este viernes, se discutirá el tema del PTSD a un año del huracán María, entre otros temas como el suicidio, como parte de la Cumbre de Salud Mental en el Vivo Beach Club, a la cual asistirá la administradora de ASSMCA, Suzanne Roig Fuertes.

A preguntas de este medio, expresó que ha habido un aumento en casos relacionados al trastorno los cuales se han manejado a nivel ambulatorio. El patrón de admisiones en el Hospital Panamericano, que tienen el sistema de salud mental más grande en la isla, se ha mantenido estable. El ejecutivo recomendó a las personas que busquen ayuda profesional.

“Tenemos que trabajar en conjunto con los medios y los proveedores de servicios de salud mental para prepararnos. No solo es comprar agua o comida sino prepararnos también a nivel emocional”, dijo.

Entretanto, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, anunció el martes nuevas medidas para que el gobierno pueda prepararse mejor para un desastre como el huracán María, aunque con limitaciones.

Sin embargo, hoy miércoles, varios legisladores le solicitaron al primer ejecutivo que presentara un plan concreto de desastres y lo criticaron por no tener uno. El gobernador destacó ayer la existencia de dos almacenes llenos de agua y alimentos están operando en las costas norte y sur de la isla, y que otros dos abrirán pronto. Antes del paso del huracán María, no existía ninguno.

El gobierno tiene listas con las poblaciones vulnerables, incluidas las que viven en hogares de ancianos, algo considerado como clave dado que muchas de las 3,000 personas que murieron como resultado de María eran personas mayores. Además, se han instalado cinco líneas directas de emergencia en hogares de personas de la tercera edad y otros lugares.

Rosselló Nevares expresó que hay planes para comprar 168 generadores para la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados ya que todavía dependen de varios generadores debido a los cortes de energía.

También, se instalaron sistemas de comunicación por satélite en varios hospitales y en los 78 municipios de Puerto Rico, y se colocaron cerca de 500 millas de fibra óptica en el subsuelo, dijo el primer ejecutivo.