18 de Enero de 2020

Prohibición de bolsas plásticas entra en vigor a fin de mes

Por el 22 de Diciembre de 2016

Eclipsada por las elecciones, la promulgación de Promesa y su imposición de una junta de control fiscal para administrar los asuntos fiscales de Puerto Rico, la mayoría de las personas no se ha dado cuenta que la prohibición de las bolsas plásticas entrará en vigor a finales de este mes.

El 30 de diciembre y después de un programa educativo, todos los establecimientos comerciales deben dejar de proporcionarles bolsas de plástico a los clientes para cargar sus mercancías. Los establecimientos que venden alimentos, así como las bolsas plásticas denominadas como “Security Tamper Evident Bags” (STEB, en inglés) provistas en los puntos de compra clasificados como “Duty-Free” en las zonas francas de los aeropuertos y puertos del país están exentas de la prohibición.

La prohibición hará que la isla sea una de las primeras jurisdicciones de los Estados Unidos que implementa una prohibición en las bolsas plásticas. Las ciudades de Rincón y Cabo Rojo ya tienen dicha prohibición. Con un voto mayoritario, el estado de California aprobó una prohibición de bolsas plásticas este año. Hawái impuso una prohibición en las bolsas plásticas después que la mayoría de sus condados acordaron prohibirlas en 2015. Varias ciudades en los Estados Unidos también han prohibido el uso de bolsas plásticas.

Bonita Rivera, de 75 años de edad y residente de Carolina, elogió el movimiento pero señaló que ella almacena bolsas plásticas en su casa porque encuentra distintas maneras de usarlas.

“No lo sabía. Lo oí mencionar, pero no sabía que era pronto. Creo que es algo bueno porque estamos protegiendo el medioambiente, aunque yo siempre he reciclado mis bolsas plásticas. Yo no las boto”, dijo Rivera.

La Ley 247 de 2015 dice que el público en general podrá traer sus propias bolsas reusables o sus propias bolsas de plástico para llevar artículos hasta los establecimientos comerciales. Los comercios deberán proporcionarles o venderles bolsas reusables a los clientes y deberán tener disponibles recipientes de reciclaje donde se puedan depositar las bolsas plásticas. Además, deben tener documentación que pueda demostrarle a la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) que han reciclado bolsas plásticas durante al menos tres años.

Los residentes de Puerto Rico que deseen deshacerse de sus bolsas plásticas podrán reciclarlas a través de un programa de la ADS que permitirá que los comercios coloquen recipientes de reciclaje para bolsas plásticas. La ADS ya ha empezado a ofrecer orientación sobre el programa de reciclaje.

Lee también: Alejandro García Padilla orienta y entrega bolsas reusables a consumidores

Durante los primeros seis meses de vigencia de la prohibición o del 30 de diciembre al 30 de junio de 2017, el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) simplemente emitirá avisos a los comercios que violen la prohibición de las bolsas plásticas. Después de junio de 2017, DACO impondrá una multa administrativa de $100 por una primera ofensa. Una segunda ofensa resultará en una multa de $150 y las violaciones subsecuentes incurrirán en una multa de $200.

Los comercios que sustituyan sus bolsas plásticas por bolsas de papel tendrán que pagar un cargo que se les cobrará a los clientes. Sin embargo, los establecimientos de alimentos y aquellas empresas que utilizaban bolsas de papel en el momento en que la ley fue promulgada en 2015 no tendrán que cobrar el cargo.

La Ley 247 le permite a los municipios promulgar ordenanzas para ampliar las disposiciones de la ley dentro de sus jurisdicciones, permitiéndoles tener jurisdicción concurrente con DACO para inspeccionar negocios e imponer multas.

image_print

You must be logged in to post a comment Login