Puerto Rico lleva a cabo histórica jornada electoral

(Jaime Rivera/CB)
(Jaime Rivera/CB)

Desde tempranas horas de la mañana del martes, como es de costumbre, cientos de electores comenzaban a llenar los 110 precintos de votación a lo largo de todo Puerto Rico para ejercer su derecho electoral. 

No obstante, diferente a comicios anteriores, la cantidad de electores menores de 30 años era notable en casi todos los colegios en la isla a pesar de la amenaza de contagios por el Covid-19.  

En la escuela El Señorial, en el sector Cupey de San Juan, la presencia de jóvenes ejerciendo su derecho al voto era notable, del mismo modo que en la escuela Juan Antonio Corretjer de ese mismo sector donde se presenciaba una extensa fila. 

Del mismo modo, en Ponce, por ejemplo, los precintos registraron miles de electores que abarrotaron los colegios desde tempranas horas de la mañana, donde también se observaron largas filas que transcurrieron durante todo el día, aunque no se registraron retrasos, según indicó la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) a la prensa. 

Sin embargo, electores de varios precintos denunciaron pobre organización en centros de votación, que se mantenían aglomerados a pesar de las directrices de distanciamiento social emitidas por el gobierno. 

Asimismo, el cierre de escuelas impulsado por la administración incumbente probó ser un escollo adicional para que los electores pudieran ejercer su voto. El saldo han sido aglomeración de electores en los centros de votación que han experimentado filas más extensas que de costumbre, que se prolongaron incluso después de las 5:00 p.m. cuando cerraron los colegios de votación. 

Hasta el último voto

A minutos del cierre de los colegios electorales, la candidata a la gobernación por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Alexandra Lúgaro, reclamó que se permitiera el voto a los ciudadanos que aún permanecían en fila.

“Aunque sean las cinco de la tarde, los electores y electoras tienen que permitírsele ejercer su derecho al voto”, reclamó Lúgaro en conferencia de prensa en compañía de la candidata al senado por esa colectividad, Ana Irma Rivera Lassén. 

Las portavoces del colectivo denunciaron que habían recibido información de colegios electorales en donde supuestamente les indicaron a electores que no habían aún ejercido su derecho al voto, que abandonaran las filas minutos antes de las 5:00 p.m.