22 de Marzo de 2019

Revelan modelo de negocios para aumentar la producción puertorriqueña

Por el 26 de Mayo de 2017

El Concilio para el Desarrollo del Suplidor Minoritario de Puerto Rico (PRMSDC, en inglés) anunció esta semana una nueva estrategia para maximizar la producción local que podría representar un empuje económico de más de $500 millones para la isla.

Se trata de una serie de medidas de carácter privado que busca acreditar más empresas suplidoras puertorriqueñas bajo la PRMSDC, de modo que se pueda identificar crecimiento de producción para satisfacer las necesidades de socios corporativos nacionales e internacionales, entre los cuales se encuentran Pepsi Co., Johnson & Johnson, Walmart P.R., Advil, Coca-Cola Puerto Rico, Bristol & Myers Squibb, entre otros.

La presidenta de PRMSDC, Jacqueline Marie Matos, centro, posa junto a representantes de socios corporativos del Concilio. (Suministrada)

Mientras jefes y representantes de estas y otras compañías disfrutaban un cóctel en celebración del 35º aniversario de PRMSDC en el edificio PR VIG Tower en Santurce, los líderes de esta organización se sentaron con CB en Español para abundar sobre este ambicioso proyecto.

“Nuestra misión es promover el desarrollo y crecimiento de empresas locales minoritarias a través de los acuerdos de colaboración y convenio con empresas nacionales e internacionales, fomentando así un ambiente de confianza e integridad y oportunidades de crecimiento económico mutuo”, aseguró el presidente de la Junta de Directores de PRMSDC, José Ríos Nieves.

Una empresa minoritaria, según los requisitos del Minority Supplier Development Council—que agrupa a la división de Puerto Rico y otros 23 concilios afiliados en Estados Unidos—es aquella que es operada y controlada por al menos 51% de un grupo minoritario, en términos étnicos, que puedan proveer documentación que evidencie la ciudadanía estadounidense de sus propietarios, entre otros requisitos. Como las empresas puertorriqueñas son controladas en su mayoría por hispanos, un gran número de estas clasifican bajo los estándares del Concilio.

Ríos Nieves explicó que Puerto Rico necesita un nuevo modelo económico innovador basado en compras y en el desarrollo de suplidores locales para que trabajen en conjunto con multinacionales para fomentar el sistema de “clusters”, que consta de tres etapas.

En la etapa de transformación, la PRMSDC clasifica a los suplidores en grupos junto a las corporaciones  multinacionales, según las necesidades identificadas por estas últimas, para que las empresas suplidoras se agrupen a medida que puedan satisfacer las demandas y crear un proceso de sinergia.

Con la identificación de más suplidoras con potencial de ser certificadas y atraer más multinacionales, el Concilio busca aumentar la compra de productos locales. En este caso, la PRMSDC sirve como un enlace entre las grandes corporaciones y las suplidoras para establecer un vínculo comunicativo entre ellos y asegurar un ambiente de negocios de beneficio mutuo, o un escenario “win-win”.

“Los que se van a hacer responsables del desarrollo económico van a ser las mismas corporaciones junto con los suplidores”, dijo el titular del Concilio a la vez que enfatizó que este modelo económico se nutre por sí solo y no requiere intervención gubernamental, aunque resaltó que el gobierno también se beneficiaría de esta iniciativa por los impuestos a las multinacionales y la creación de empleos a raíz de un aumento en demanda.

Por otro lado, en la etapa de expansión la PRMSDC evalúa mensualmente las compras reportadas por las multinacionales y se encarga de orientar y desarrollar los suplidores locales minoritarios para aumentar ese número de compras, así como unirlas con suplidores diferentes para comprar productos que no se encuentran en Puerto Rico.

Durante este proceso, el Concilio se propone “mejorar los canales de compra y adquisición de productos y servicios locales, lo que pudiera representar más de $500 millones para nuestra economía”, según el presidente de la entidad corporativa.

La última etapa es la de liderazgo, que se lleva cabo una vez tengan establecidos los núcleos o “clusters”, en el cual el Concilio hace un análisis sobre posibles necesidades futuras de los socios corporativos para identificar nuevos “clusters” de liderazgo que puedan satisfacer esas demandas y adentrarse a nuevos campos.

Según indicó el director de Desarrollo y Servicios Corporativos de la organización, Diego Martín, estas agrupaciones de suplidoras minoritarias certificadas podrían desarrollarse en campos como la agricultura, los negocios “startups”, o empresas emergentes, la industria del cannabis, entre otros.

Martín informó que en Puerto Rico actualmente hay 520 suplidores minoritarios certificados por la PRMSDC, “así que tenemos la oportunidad de crecer”, pero reconoció que el Concilio solo tiene 18 socios corporativos, por lo que la organización busca atraer más multinacionales para maximizar las producciones de los suplidores ya certificados, así como aquellas empresas suplidoras con el potencial de recibir su acreditación. Con esta iniciativa se aspira a lograr suplidores elite, que son aquellas empresas cuya producción local excede las expectativas de las multinacionales, por lo que aumentan sus ventas y contribuyen a un alza de productos exportados.

Según los titulares de la organización, con esta táctica de negocios han observado un crecimiento significativo de contratos desde el 2016 que supera los $29 millones. Destacaron además que los estudios auspiciados por la organización apuntan a que las empresas puertorriqueñas tienen un alto grado de competitividad y capacidad de producción.

“Este es el año que hacemos el llamado a las compañías Fortune 1,000 para que pongan sus ojos en nuestra isla y en nuestra oferta de suplidores minoritarios integrados y en el nuevo ambiente empresarial local que asegura la transformación de la relación comercial entre Puerto Rico y los Estados Unidos”, indicó Ríos Nieves.

Para esto, el Concilio propone además categorizar a Puerto Rico como un “Industrial Distress Zone” por la crisis fiscal que atraviesa, para reducir tarifas e impuestos a multinacionales e incentivarlas a hacer negocios en la isla y contratar empresas suplidoras puertorriqueñas lo que a su vez aporta a la creación de empleos.

“Estamos listos para salir de nuestra ‘zona de confort’ y mirar más allá del horizonte. Estamos listos para servir y demostrarles a los miembros corporativos del nuevo mercado puertorriqueño cómo la inversión en nuestras empresas minoritarias es una buena inversión. Hoy es el momento que Puerto Rico necesita poner en marcha las posibilidades y cosechar los frutos de un modelo económico que garantiza un camino de crecimiento significativo,” aseguró el presidente de la Junta de Directores del Concilio.

Para más información sobre los requisitos del Concilio para certificaciones, visite PRMSDC.org

image_print

You must be logged in to post a comment Login