Rivera Schatz radica nuevo código electoral

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, presentó el lunes en la Secretaría de ese cuerpo legislativo el Proyecto del Senado 1314, a los fines de adoptar el nuevo “Código Electoral de Puerto Rico de 2019”.

El proyecto tiene el propósito, entre otros asuntos, de ampliar el acceso de los electores a los procesos, las transacciones electorales y establecer los mecanismos tecnológicos pertinentes para modernizar las operaciones de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

Muchas de las innovaciones contenidas en el proyecto de ley se establecerían por etapas, algunas durante el presente ciclo electoral de las elecciones generales de 2020 y otras a partir del año 2021. Con la presentación comienza el proceso legislativo y la discusión de posibles enmiendas.

“Nada de lo contenido en este proyecto de ley está escrito en piedra. Distinto al Partido Popular, que ha enmendado la Ley Electoral en muchas ocasiones de manera unilateral e, incluso, para afectar negativamente al PNP, estamos abiertos a la más amplia discusión de esta legislación” dijo Rivera Schatz.

El presidente del Senado, sin embargo, hizo claro que las propuestas de enmiendas deben ser bien intencionadas para así lograr el mejor resultado legislativo, pero sin menoscabar los principios fundamentales que enmarcan esta iniciativa.

Entre esos principios, la exposición de motivos del proyecto de ley establece “empoderar a los electores facilitando su acceso a los procesos relacionados con el ejercicio de su derecho al voto. El elector es el eje y protagonista del sistema electoral y debe serlo sin limitaciones ni condiciones procesales que, irrazonablemente, menoscaben, limiten o compliquen el ejercicio del voto”.

La legislación también ordena la adopción de sistemas informáticos y cibernéticos de alta tecnología que faciliten a los electores el ejercicio del voto por Internet, por correo y su inscripción electoral sin tener que presentarse en una oficina de la CEE.

También se ordena modernizar y reestructurar la CEE para que sea una entidad pública más accesible, eficiente y menos costosa para los contribuyentes mediante la utilización de sistemas tecnológicos en sus operaciones administrativas.

“Las innovaciones que proponemos tendrán un costo inicial, pero debemos considerarlas como inversiones capitales que, a corto y mediano plazo, representarán ahorros multimillonarios recurrentes en la CEE y, sobre todo, el fortalecimiento de la participación democrática de los electores. El modelo vigente que se utiliza en nuestro sistema electoral está diseñado para el pasado siglo, está basado en la desconfianza excesiva de los partidos políticos, y es demasiado costoso y complicado para los electores. Todo eso debe acabar y estamos planteando un nuevo modelo electoral que se ajuste al siglo 21 y a los adelantos tecnológicos que hoy están disponibles y que son utilizados exitosamente en otras jurisdicciones” puntualizó Rivera Schatz.