16 de Agosto de 2022

Rosselló apuesta a la tecnología para arreglar el gobierno local

Por el 2 de Diciembre de 2016

SAN JUAN- Ricardo Rosselló Nevares tiene una cosa en mente cuando se trata de implementar la tecnología gubernamental durante el próximo período de gobierno: pensar como una startup.

El gobernador electo de Puerto Rico -que actualmente se encuentra en Washington, DC, realizando varias reuniones con funcionarios del gobierno federal- habló con Caribbean Business sobre sus planes para implementar la política de tecnología de su administración, entre ellos, el establecimiento de una nueva oficina muy alejada de lo que sería una agencia gubernamental tradicional.

(Juan Rodríguez/CB)

Rosselló Nevares prevé una estructura operativa más horizontal similar a una oficina de gestión de proyectos. (Juan Rodríguez/CB)

Se llama el Servicio de Innovación y Tecnología de Puerto Rico (Prits), inspirado en el Servicio Digital de los Estados Unidos (USDS), una oficina creada por la Casa Blanca a mediados de 2014, en parte, para resolver las consecuencias del desastroso lanzamiento de HealthCare.Gov.

“Prits será una oficina dinámica encargada de abordar proyectos en forma oportuna y a través de la implementación de tecnología en el gobierno”, dijo Rosselló Nevares. “Estos proyectos tendrán como objetivo generar resultados favorables para los ciudadanos, reducir los costos de hacer negocios y hacer que los servicios gubernamentales sean más eficaces”, añadió.

En términos de su estructura operacional, los Prits serán marcadamente diferentes de los intentos previos del gobierno local para establecer una oficina centrada en la tecnología. Específicamente, Rosselló Nevares no restablecerá el nombramiento de un oficial de información del gobierno (CIO) -una posición que comenzó durante la administración de Luis Fortuño y que fue mantenida por la administración del gobernador Alejandro García Padilla antes de ser descontinuado citando preocupaciones fiscales-.

El modelo de CIO es demasiado jerárquico“, señaló. “Hay dos cosas en contra: una, es muy difícil encontrar a alguien con una amplia experiencia en cada aspecto de la tecnología, y dos, ese modelo es vulnerable a los problemas burocráticos del gobierno”.

En su lugar, Rosselló Nevares prevé una estructura operativa más horizontal similar a una oficina de gestión de proyectos.

“Cada gerente de proyecto supervisaría a un grupo de expertos encargados de ocuparse de áreas específicas como la seguridad cibernética, la implementación de tecnologías de la información y soluciones tecnológicas en áreas como la salud y la educación”, dijo.

Prits consideraría la contratación de talentos como becarios en una capacidad plurianual, explicó el gobernador electo. Otra posibilidad es una disposición clave de la Ley de Supervisión, Gestión y Alivio de Emergencia de Puerto Rico (Promesa), que permite la transferencia temporal de recursos humanos a la oficina, incluyendo a aquellos que trabajan en entidades del gobierno federal como el USDS.

En cuanto a dónde vendría el dinero para implementar exitosamente Prits, considerando la pésima situación fiscal del Estado Libre Asociado, el gobernador electo señaló que el enfoque que adoptaría Prits sería más rentable, citando el ejemplo de Healthcare.gov.

El sitio web, promocionado como la pieza central del Affordable Care Act (Obamacare), tropezó después de una inversión de varios cientos de millones de dólares y más de un año en el tiempo de desarrollo.

Por el contrario, el equipo que se reunió para solucionar eficazmente Healthcare.gov e implementar un nuevo sistema cambió las cosas en un espacio de sólo unas semanas y resultó en ahorros significativos para el programa.

Según un artículo en The Atlantic, el antiguo sistema de inicio de sesión costó $250 millones para construir y habría requerido otros $70 millones anuales para permanecer en línea. El nuevo sistema costó alrededor de $4 millones para construir, y su costo anual de mantenimiento es un poco menos de $1 millón.

“Ese es el tipo de enfoque que queremos implementar aquí”, dijo Rosselló Nevares.

Durante la campaña, el entonces candidato a gobernador del Partido Nuevo Progresista (PNP) criticó los contratos que la actual administración gubernamental ha mantenido con las empresas de tecnología, a menudo diciendo que tales contratos representaban gastos de entre $300 y $400 millones, citando números de la Oficina del Contralor.

Aunque el gobernador electo no llegó a dilucidar si el gobierno repensaría las formas de comprar servicios digitales y renegociaría los contratos con los proveedores de tecnología, dijo que todas las opciones estaban sobre la mesa en términos de lograr una mejor relación costo-eficiencia, incluida la posibilidad de utilizar software de código abierto.

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login