11 de Noviembre de 2019

Rosselló presenta reforma educativa con aumento salarial a maestros

Por el 5 de Febrero de 2018

El gobernador Ricardo Rosselló junto a la secretaria de Educación, Julia Keleher, y la senadora Zoé Laboy. (Suministrada)

El gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló Nevares enviará el martes a la Legislatura un anteproyecto de ley para “transformar” el actual sistema público de enseñanza que buscaría combatir la excesiva burocracia, darle un presupuesto adecuado a cada plantel, viabilizar las llamadas escuelas “charter” y establecer un programa de vales educativos.

Este es el segundo mensaje al país transmitido por radio, televisión e internet que realiza el mandatario en las últimas dos semanas. El anterior, realizado el lunes pasado, fue para anunciar la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). La legislación relacionada a ese anuncio aún no ha sido presentada.

En su alocución, el primer ejecutivo hizo énfasis en la necesidad de “un sistema enfocado en el estudiantado que fomenta modelos exitosos de educación”. En ese sentido, Rosselló Nevares manifestó su descontento con el sistema actual que catalogó de burocrático y poco efectivo para atender las necesidades del estudiantado, población que segun el mandatario se ha visto reducida en un 30% desde el 2010 hasta hoy.

“El sistema educativo actual no responde a lo que se necesita para capacitar a nuestros estudiantes para triunfar en un mundo cada vez más competitivo y complejo”, aseveró Rosselló Nevares.

Esta iniciativa del Ejecutivo no es nueva, pues el mandatario ya había adelantado su intención de realizar cambios estructurales al sistema público de enseñanza  durante su primer mensaje de situación en febrero pasado, anuncio que provocó fuertes críticas por parte de la clase magisterial, la cual catalogó las iniciativas como un refrito de lo que intentó impulsar sin éxito el exgobernador Pedro Rosselló González en la década de 1990.

De igual forma, durante el pasado cuatrienio se presentaron propuestas similares para mejorar los índices de aprovechamiento escolar y descentralizar el Departamento de Educación, pero la oposición de los grupos magisteriales y de algunos líderes políticos del ahora gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) y del Partido Popular Democrático (PPD) mataron la iniciativa.

La transformación del sistema educativo viene acompañada, dijo Rosselló Nevares, de un aumento salarial de $125 mensuales a los maestros y la implementación de beneficios adicionales por logros, lo que se conoce en inglés como career ladder. De concretarse, este sería el primer aumento salarial en 10 años que reciben los maestros del sistema público.

“En Puerto Rico tenemos un extraordinario talento, inteligencia y capacidad creativa en nuestros estudiantes y maestros. Lo que falta es un sistema que les permita desarrollar esos talentos y destrezas a su máximo potencial. En esta misión, se nos va la vida”, expresó el primer ejecutivo en declaraciones escritas, tras concluir la transmisión.

Denuncian Rosselló intenta revivir medidas que son inconstitucionales

En concreto, el gobernador adelantó que le apostará a la descentralización y autonomía regional con una nueva estructura administrativa, la cual reduciría la burocracia e incrementaría la rendición de cuentas. “Los superintendentes seleccionados deberán ser profesionales capacitados con conocimiento en administración y finanzas”, expuso.

Además, indicó que en cumplimiento con el plan fiscal, establecerá una reducción en planteles y se designará una facultad completa para cada escuela, medida que entiende que garantizará que el dinero presupuestado llegue directamente a cada alumno.

“Le sigue el tema del presupuesto: estableciendo el concepto de asignación monetaria por estudiante, para tener claridad en las necesidades que se tienen que cumplir en los planteles escolares. Así garantizamos visibilidad en el uso del dinero, logrando con el sistema descentralizado, que al menos el 70% del presupuesto llegue a las escuelas”, auguró el mandatario.

Como segundo pilar de la reforma educativa, Rosselló Nevares anunció la implementación de las Escuelas Alianza o escuelas charter para permitir que organizaciones fuera del gobierno puedan administrarlas.

“Estudios recientes han demostrado que por cada $20 que invierte el Gobierno en educación, las organizaciones sin fines de lucro pueden hacer un trabajo mejor con $1. Estas escuelas continuarán siendo del Estado y estarán sujetas a los mismos estándares de evaluación y rendición de cuentas”, enfatizó el gobernador quien dejó claro que los padres tendrán la opción de matricular a sus hijos en esas escuelas o en los planteles bajo el manto de Educación.

Revive los vales educativos

Por último, el primer mandatario adelantó que su medida incluirá un Programa de Vales Educativos y Libre Selección de Escuelas, iniciativa que daría inicio durante el año escolar 2019-2020.

“Como alternativa para promover la igualdad de acceso a la educación de calidad, se creará este programa de libre selección. Tú serás quien tendrás el poder de decidir dónde se educan tus hijos. Para lograrlo, se necesita hacer unos ajustes en el próximo semestre escolar”, indicó Rosselló Nevares en su mensaje. Sin embargo, no precisó cómo este programa logrará superar los escollos legales que su padre y exgobernador enfrentó durante su incumbencia.

Tras concluir el mensaje, La Fortaleza circuló un comunicado de prensa con detalles adicionales. Sobre los vales educativos, la misiva se limitó a expresar que “existen decisiones recientes del Tribunal Supremo federal y la estructura de este programa que aseguran su constitucionalidad”.

En el 1994, el programa de vales educativos fue declarado inconstitucional por el Tribunal Supremo en el 1994. Luego, en el 1998, la entonces jueza, Carmen Rita Vélez Borrás, declaró inconstitucional una nueva versión de la ley para establecer ayudas educativas. Esto provocó que en el 1999 surgiera nueva legislación, la cual fue paralizada y declarada inconstitucional en el 2001 por la jueza superior Sonia Vélez Colón.

La Constitución de Puerto Rico dispone que “no se utilizará propiedad ni fondos públicos para el sostenimiento de escuelas o instituciones educativas que no sean del estado”.

Por su parte, la secretaria de Educación, Julia Keleher, manifestó por escrito su complacencia a la reforma educativa que se impulsa desde la Rama Ejecutiva y cónsona con el Plan para Puerto Rico.

“Esta nueva ley permitirá que los niños y niñas finalmente se conviertan en la prioridad del sistema que ha estado girando en torno a los adultos”, indicó Keleher quien aseguró que “ahora, estaremos encaminando todos los esfuerzos y trabajos para lograr la mejor educación posible y que, de esta forma, nuestros estudiantes estén listos para competir a nivel mundial”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login