Rosselló se reúne con alcaldes y anuncia creación de grupos de trabajo

El gobernador electo Ricardo Rosselló Nevares le aseguró esta noche a los alcaldes del Partido Nuevo Progresista (PNP) que la inminente falta de liquidez en el gobierno central en febrero requiere de implementación de cambios estructurales y para ello formó un grupo de trabajo que buscará atender con legislación los problemas particulares de los municipios.

“La situación fiscal es a través de toda la isla. El gobierno central se queda sin dinero en febrero y tenemos que trabajarlo desde una perspectiva mucho más amplia… Tenemos que asegurarnos que no haya un colapso gubernamental, permitir que los servicios se brinden pero que de la misma forma pueda reestructurar el gobierno”, dijo Rosselló Nevares.

rossello-con-alcaldes

(Limarys Suárez/CB)

Como parte de los planes de trabajo relacionado con los municipios, el gobernador electo informó que se crearon unos grupos de trabajo de La Fortaleza, que incluyen a legisladores y es encabezado por su secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario, para trabajar al menos 18 medidas legislativas programáticas.

“Se estarán atendiendo todos los reclamos de los municipios, pero ciertamente no se limita a ello… No queremos hacer las cosas unilateralmente, queremos trabajarlo con los alcaldes, pero lo queremos hacer de una manera inteligente con todos los datos de frente para ver cuáles de estas leyes se van a enmendar o si hay otras iniciativas que pueden proveer beneficio para nuestro pueblo”, añadió.

Rosselló Nevares subrayó que hará un “nuevo gobierno” y la meta clara será restaurar la credibilidad de Puerto Rico ante los mercados de capital.

“Vamos atender la estructura del gobierno, vamos hacer un nuevo gobierno y de inmediato nuestra responsabilidad es restaurar la credibilidad, reestablecer la transparencia y lograr acceso a liquidez a corto plazo… Podemos hacer esto sin tener que despedir empleados públicos. Siempre se me pregunta ‘cómo vas a reducir agencias y mantener los mismos empleados’ y lo que decimos es que hay áreas que el gobierno no está atendiendo y ahora se van a atender. Que el pueblo esté claro que aquí se le ha ocultado la verdad, que nosotros queremos definir para entonces tomar decisiones y echar a Puerto Rico y a los municipios adelante”, indicó.

Por otro lado, Rosselló Nevares fue enfático en que su administración fiscalizará a la junta control fiscal.

Lee también: Rosselló toma adiestramiento en la oficina del Contralor

“Es nuestro deber ministerial hacerlo y para eso tenemos un representante en la junta y para eso tenemos un gobernador. La junta está aquí para asegurarse que no gastemos en exceso más de lo que estamos ingresando. Ellos podrán proponer unas cosas que nosotros entendamos que hay otras alternativas para ejecutar y eso será, y lo dice al final de la carta, que será potestad de nosotros establecer la política pública… Este gobierno va a estar luchando por los mejores intereses del pueblo. Habrá momentos en que tengamos diferencias y se van a exponer entendiendo que estamos en el marco de una situación crítica”, subrayó el gobernador electo.

Con relación a la convocatoria de una segunda sesión extraordinaria por parte del gobernador Alejandro García Padilla, Rosselló Nevares criticó la acción y puntualizó que los mismos legisladores del Partido Popular Democrático (PPD) la rechazan.

“El gobernador insiste en sus últimos 11 días hacer lo que no ha hecho en cuatro años. Los propios legisladores del gobernador no quieren que se dé esta extraordinaria. Le pedimos que nos permita a nosotros establecer la nueva política pública”, dijo.

En la reunión con los alcaldes del PNP, según Rosselló Nevares, no se discutió la vacante de la presidencia de la Federación de Alcaldes que deja el alcalde de Guaynabo, Héctor O´Neill.

Lee también: García Padilla convoca nueva sesión extraordinaria

El 12 de febrero es la elección para este puesto que hasta ahora la contienda está entre el alcalde de Arecibo, Carlos Molina, la alcaldesa de Ponce, María ‘Mayita’ Meléndez y el alcalde de Camuy, Edwin García.