28 de Junio de 2022

Se prepara Puerto Rico para recibir las primeras vacunas contra el COVID-19

Por el 12 de Diciembre de 2020

La vacuna contra el Covid-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech fue aprobada el viernes en la noche por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en sus siglas en inglés) para un uso de emergencia para para personas mayores de 16 años.

Esta es la primera autorización de una vacuna para el COVID-19 en Estados Unidos y ha rebasado todos los récords de velocidad en suelo estadounidense para el desarrollo de vacunas. Normalmente este es un proceso que toma años en culminarse para asegurarse de que es seguro.

En Estados Unidos la vacunación podría comenzar este mismo fin de semana con las 2,9 millones de dosis que están listas. De esas, unas 30,225 serán enviadas a Puerto Rico en un primer envío para su distribución.

Hay otras tantas ya fabricadas, que se reservaran para la segunda dosis que se debe poner tres o cuatro semanas después a cada vacunado.

Los primeros en recibirla en Estados Unidos, según las indicaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, serán las personas en residencias de cuidados de largo periodo y los personal médico en la primera línea contra el Covid.

En Puerto Rico, será la Guardia Nacional la encargada de ejecutar el plan de distribución. Las primeras vacunas que se reciban serán utilizadas para vacunar al personal médico, dijo a CB en Español el general Reyes.

De igual forma, una vez se apruebe la vacuna que elabora la farmacéutica Moderna se recibirán unas 147,400 de esas vacunas, lo que podría ocurrir alrededor del 20 de diciembre.

Para almacenar los paquetes en los que llega la ansiada vacuna, Reyes afirmó que ya Puerto Rico tiene cinco neveras grandes distribuidas en dos hospitales y tres instituciones sin fines de lucro para su almacenamiento.

Las neveras están localizadas dos en San Juan, dos en Ponce y una en Carolina. Reyes explicó que están siendo celosos con la información específica de dónde estarán localizadas ya que existen amenazas, que están bajo investigación del FBI, sobre intenciones de robar el preciado cargamento para venderlo en el mercado negro.

Adicional, la Guardia Nacional adquirió 4 neveras de 27 pies cúbicos capaces de almacenar hasta 300,000 vacunas; 20 neveras medianas para almacenar 60,000 vacunas en cada una; y 20 neveras pequeñas con motor para transportar 9,000 vacunas a una temperatura mínima de -80 grados celsius la de Pfizer/BioNTech o -20 grados celsius para la de Moderna.

Al momento, la Guardia Nacional tiene una de las neveras grandes y 4 de las pequeñas, el resto irá llegando en los próximos días, junto con los nuevos envíos de vacunas, explicó Reyes.

“Una vez lleguen las cajas con las vacunas, nosotros las re-empacamos para distribuirlas”, detalló. Cada caja del manufacturero trae 975 dosis que se deben dividir para distribuir de acuerdo a lo que necesite cada una de las instituciones que las recibirán.

La Guardia Nacional estará a cargo del transporte terrestre de las vacunas con un plan coordinado con la Policía de Puerto Rico y agencias federales de ley y orden.

Los primeros en recibir las vacunas serán los hospitales. Estos, dijo Reyes, no vacunarán a todo su personal al mismo tiempo. Algunos lo harán en dos fases y otros en tres, dijo Reyes.

Como reloj suizo

“Yo entrego y usted tiene 5 días para utilizar”, sentenció. Esto es así porque una vez la vacuna se mueve de la nevera a -80 grados (o -20 grados en el caso de Moderna), se colocan en neveras a -8 grados que son las que tienen usualmente los hospitales para este uso y ahí pueden permanecer solo cinco días. “No las puedes regresar a -80 grados”, detalló el general.

La vacunación entonces se realizará en tres fases. La primera se divide a su vez en tres etapas:

Fase 1-A

1.     65 Hospitales y 225 facilidades médicas (CDT, Centros 330, HIPAS, etc.)

2.      Hogares de ancianos y égidas

Fase 1-B

1.     Personal de primera respuesta: Policías, emergencias médicas, personal escencial (periodistas, maestros), personal de infraestructura crítica (energía eléctrica, acueductos, farmacéuticas, agricultores y persona que trabaja en la cadena de distribución de alimentos.

2.     Se establecerán 11 centros regionales de vacunación, los primeros en San Juan, Caguas, Arecibo, Ponce para vacunar a este personal.

3.     Se vacunará los 7 días de las semana en carpas con servicarro.

4.     Antes de vacunarse las personas deberán llenar un formulario en una aplicación creada por el CDC y otro del Departamento de Salud para mantener un récord de quienes y cuando deben recibir la segunda dosis. (En el caso la vacuna de Pfizer es de 21 días, con Moderna son 28 días).

Fase 1-C

1.     Personas mayores de 65 años que no residan en hogares de ancianos o personas encamadas en sus hogares.

Las tres partes de la fase 1 deben ocurrir durante el mes de diciembre y febrero. En la fase 2 se vacunará el resto de la población elegible. En este momento la vacuna está aprobada para personas mayores de 16 años.

Para la vacunación en centros de envegecientes en la Fase 1-A, el gobierno federal contrató con las farmacias Walgreens y CVS para que visiten los centros de cuido a vacunar al personal y a los ancianos. Las personas mayores que se vacunarán en la Fase 1-B lo podrían hacer en esas farmacias o en algunas de las megafarmacias con las que el gobierno federal contrate como proveedor.

“La vacuna es segura. Si queremos volver a la normalidad tenemos que vacunarnos al menos el 70% de la población, pero mientras logramos llegar ahí, tenemos que continuar con las medidas de salubridad. Lavarnos las manos, usar mascarillas y mantener distancia con otras personas”, puntualizó el general. 

image_print

You must be logged in to post a comment Login