Secretario de Salud le tira la toalla a AES

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, le dio un espaldarazo hoy a las operaciones de la compañía Applied Energy Answers (AES) y la práctica de la compañía de disponer de las cenizas de carbón generadas en su planta en Guayama en los vertederos de la zona.

Según los datos epidemiológicos y de registro de enfermedades del Departamento de Salud (DS), en los pueblos de la zona sur no existe evidencia de un aumento en la incidencia de asma, cáncer de pulmón, alergias respiratorias y cáncer digestivos para los años 2014 y 2015. Sin embargo, admitió que los datos recogidos en este registro aún siguen completándose.

Rodríguez Mercado no descartó que otros factores puedan incidir en casos de enfermedades que se le adjudican al mal manejo de cenizas por AES.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, durante la vista pública. (Agustín Criollo/CB)

“Es prudente concluir que los ciudadanos que habitan áreas aledañas a las empresas emisoras de cenizas fugitivas y los que residen cerca de los vertederos donde se depositan, están potencialmente expuestas a productos químicos como resultado de la inhalación del aire contaminado por la ingesta de productos agrícolas cultivados localmente y por el contacto directo con el suelo contaminado”, sugirió el secretario.

“En Puerto Rico, la data (sic) del DS no demuestra estos efectos desde el punto de vista epidemiológico”, añadió.

Las declaraciones del titular del DS surgieron durante las vistas públicas realizadas por la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales del Senado en referencia a los Proyectos 81, 123 y 128, que buscan atender los reclamos ciudadanos sobre la disposición de cenizas de carbón en los vertederos locales.

Rodríguez Mercado concluyó que no se puede confirmar de forma científica que exista un riesgo directo a la salud pública y aseguró que en la medida que estas entidades productoras de residuos de este tipo mantengan los controles que exige la reglamentación existente y continúen realizando actividades de uso y disposición segura de residuos de la combustión de carbón, el riesgo a la salud se espera que sea mínimo.

Alcalde de Peñuelas continúa batalla contra el depósito de cenizas

Según añadió en su ponencia, las cenizas del carbón postcombustión se consideran como un desperdicio sólido no peligroso y desde el punto de vista clínico, el mayor riesgo a la salud es en su forma de ceniza fugitiva. El secretario aseguró que el DS coincide con las aseveraciones de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés) en su estudio sobre el particular publicado en 2007, en referencia a que el uso del residuo de carbón para cualquier propósito de agregado acarrea un riesgo mínimo para la salud.

El senador por el distrito de Ponce y miembro de la Comisión, Luis Berdiel, destacó que en el pasado, la compañía AES no ha sido clara sobre sus operaciones en Puerto Rico.

“La planta AES negó públicamente en todo momento que exportaran desperdicios de cenizas a la República Dominicana. Negó en todo momento que hubieran estado envueltos en una demanda, de que hubieran tranzado una demanda. Negó que esa demanda fue transigida en Delaware y que el costo que pagaron fue sobre $6 millones, que ellos en todo momento lo negaron y finalmente ante esta comisión tuvieron que aceptar que si lo hacían pero era a través de una compañía que ellos subcontrataban”, aseguró Berdiel.

La ponencia de Rodríguez Mercado señala que el contenido de las cenizas es principalmente dioxinas, aluminio, antimonio, bario, berilio, cloro, cobalto, manganeso, níquel, vanadio, plomo y zinc entre otros compuestos químicos. El secretario aceptó que por la propia naturaleza del desperdicio, este representa retos ambientales y de salud pública.

Rodríguez Mercado, sin embargo, admitió que es la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y no el DS quien tiene jurisdicción sobre el asunto.