14 de Diciembre de 2019

Senado aprueba enmiendas al Código Penal

Por el 10 de Mayo de 2017

A pesar de los serios cuestionamientos sobre los propósitos de la medida, el Senado aprobó hoy en una votación partidista el Proyecto de la Cámara 743, que incluye una serie de enmiendas al Código Penal para penalizar, entre otras cosas, el uso de capuchas cuando se interrumpan o detengan las labores en instituciones educativas públicas, de salud o de gobierno.

También se restituye lo que se conoce como la Ley Tito Kayak, para penalizar con tres años de cárcel la obstrucción o paralización de obras de construcción públicas o privadas que cuenten con los permisos.

Rivera Schatz quiere aplicar Código Penal de forma inmediata por universitarios

Solo la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) votó a favor de la medida alegando que se trata de una forma de mantener el orden público. El senador independiente José Vargas Vidot, así como las delegaciones de los Partidos Popular Democrático (PPD) e Independentista Puertorriqueño (PIP) se opusieron al proyecto por entender que busca penalizar la protesta, silenciar la oposición e imponer una nueva “Ley de Mordaza”.

El Senado incluyó a última hora una enmienda a la medida para eliminar los cambios al artículo 246 del Código Penal de “resistencia u obstrucción a la autoridad pública”. Los cambios solo incluían la frase “mediante fuerza, violencia o intimidación” a los delitos de estorbar u obstruir a un funcionario o empleado público a que cumpla su deber o cobre impuestos y otros.

El portavoz del PNP en el Senado, Carmelo Ríos, explicó que la enmienda se incluyó debido a una “discrepancia” que existía entre los senadores, por lo que acordaron dejarlo “tal y como estaba” actualmente en el Código Penal. “Si usted obstruye a una persona que está cumpliendo con su deber, eso es una obstrucción a la justicia, no tiene otro elemento más a lo que existe hoy”, dijo.

El Senado enmendó el Proyecto de la Cámara 743 para que aplique inmediatamente, y no 90 días después de ser convertido en ley, como originalmente decía el lenguaje de la medida. Las intenciones del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, es que la medida se convierta en ley lo antes posible y que sea aplicable a los estudiantes que mantienen paralizados ciertos recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) como protesta a los recortes de sobre $400 millones a la entidad y la falta de una auditoría de la deuda pública.

Senado crea fondo de becas para iniciar estudios universitarios

Otros cambios que incluyó el Senado a la medida del Ejecutivo iban dirigidos a penalizar como delitos menos grave asuntos como interrumpir una reunión, colocar carteles o pintar sobre propiedad pública o privada sin autorización y obstruir actividades turísticas en hoteles o puertos.

“No hay correlación entre un aumento de penas y una baja en la criminalidad, pero sí existe una correlación en el aumento en la certeza del castigo y la merma del crimen. Nos debemos enfocar en exigirle a la Policía que resuelva el delito. Es ahí donde reside la protección de la sociedad. Es el esclarecimiento de delitos lo que nos protege”, declaró el senador popular Miguel Pereira durante el debate.

El legislador, que fue superintendente de la Policía y secretario de Corrección, defendió el uso de una capucha en ciertas instancias, sobre todo si se trata de miedo a ser identificado por la persecución del estado. Agregó que es “inconstitucional” intentar regular “una expresión” porque “no nos gusta”.

Por su parte, el senador del PIP, Juan Dalmau, consideró irónico que se debatan estos cambios al Código Penal en el salón Leopoldo Figueroa, el senador estadista que se opuso en 1948 a lo que llamó una Ley de Mordaza. Esta era la Ley 53, posteriormente declarada inconstitucional, que tipificaba como delito grave la paralización del gobierno o emitir publicaciones con ese fin.

“Estamos aprobando hoy una nueva Ley de Mordaza y lo están haciendo en el salón Leopoldo Figueroa, deshonrando la memoria de uno que, siendo estadista, tuvo los pantalones… de pararse y defender a los independentistas… Si bien no estaba de acuerdo con los movimientos huelgarios de la época [había huelga en la UPR en ese entonces también], no podía prestarse para esa patraña”, sostuvo Dalmau.

A este planteamiento, el portavoz del PPD en el Senado, Eduardo Bhatia, agregó: “No hay una sola categoría que se esté legislando que ya el Código Penal existente lo considere como un delito… Ustedes le están enviando un mensaje al país para silenciarlo, un ejercicio político para silenciar la oposición”.

Encapucharse para protestar no es un delito, pero podría serlo

“Frente a esta pieza, yo estaría preso miles de veces defendiendo deambulantes y adictos… Estamos en el principio de un camino oscuro que nos lleva a criminalizar la vida, la existencia. Estamos criminalizando vivir. Estamos frente al nacimiento de un régimen fundamentado en el castigo y la represión”, acotó Vargas Vidot, que hizo un llamado a la paz.

Aunque reconoció no ser un “científico social”, Rivera Schatz —uno de los dos senadores que defendieron la medida— insistió en sus críticas a quienes se cubren el rostro en las protestas, asunto que actualmente es protegido por la libertad de expresión. “No recuerdo que los negros se encapucharan, no lo recuerdo, pero los racistas blancos sí se encapuchaban”, afirmó durante el debate.

“Nos comprometimos con el pueblo a poner orden y lo pondremos. Respetaremos el derecho a protestar, que es sagrado… Lo que no vamos a tolerar es que un puertorriqueño agreda a otro o dañe la propiedad de otro, o que pretenda con capucha y armado gobernar, intimidar y establecer política pública. Nuestra responsabilidad es establecer la ley y el orden, fomentar la calidad de vida”, declaró el líder senatorial.

La Cámara deberá ahora concurrir con las enmiendas al proyecto para que pase ante la consideración del gobernador.

Senado confirma a Pesquera sin saber detalles de su contratación

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login