23 de Enero de 2022

Senado aprueba Ley de Emergencia Financiera

Por el 29 de Enero de 2017

El gobernador Ricardo Rosselló tendrá ante su consideración para convertir en ley el Proyecto de la Cámara 675 de Emergencia Financiera y Responsabilidad Fiscal, que le concede un periodo de moratoria para negociar de forma consentida la reestructuración de la deuda de Puerto Rico, al tiempo que le brinda amplios poderes para manejar las finanzas del país.

El Senado aprobó anoche sin enmiendas la medida de la Cámara que establece que el gobierno de Rosselló tiene intención de pagarle a sus acreedores una vez provean los servicios esenciales “para salvaguardar la salud, seguridad y el bienestar de los residentes de Puerto Rico”.

La nueva moratoria que tendrá Rosselló es hasta el 1 de mayo de 2017 y podrá extenderla solo por un periodo adicional de tres meses mediante orden ejecutiva.

(Juan J. Rodríguez/CB)

Bhatia votó en contra de la medida por los poderes “excesivos” que se le otorgan al gobernador. (Juan J. Rodríguez/CB)

“La ley del [Partido Popular Democrático] de moratoria tenía en su espíritu el deseo de incumplir. Esa ley de moratoria era hija de aquella expresión lapidaria del gobernador Alejandro García Padilla del ‘me vale’. Querían incumplir, no querían pagar y decían que si tenían que escoger entre acreedores o el pueblo escogían al pueblo. Miren cómo escogieron al pueblo, que no pagaban los reintegros, ni a los suplidores tampoco le pagaban”, argumentó el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, en un turno que asumió y que no contó como parte del tiempo de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Durante 30 minutos, Rivera Schatz reiteró que el P.C. 675 es una ley de cumplimiento del gobierno de Puerto Rico con sus acreedores y aseguró que aunque se le concede al gobernador amplios poderes, la medida dejó “claramente establecido que esos poderes son sin menoscabar los deberes y facultades de la Asamblea Legislativa”.

Lee también: Senado avala pesquisa sobre contrato de AEE con AES

Entre los poderes de emergencia financiera que tendrá el gobernador es que, una vez firme el proyecto aprobado por la Legislatura, podrá emitir órdenes ejecutivas para requerir el uso de los recursos disponibles para que se depositen en una cuenta bajo el control exclusivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF) en un ‘lockbox account’. Ese dinero estaría protegido y sería utilizado para pagar los servicios esenciales según Rosselló estime necesario.

El gobernador también podrá, mediante órdenes ejecutivas, establecer las normas de prioridad para el desembolso de los fondos públicos cuando los recursos disponibles para el año fiscal sean insuficientes para cubrir las asignaciones hechas para ese año fiscal.

“Hoy ustedes están haciendo lo mismo que dijeron que no harían con la Ley de Moratoria y para el Partido Popular Democrático es una reivindicación”, dijo por su parte Eduardo Bhatia, portavoz de la minoría popular en el Senado y quien votó en contra de la medida por los poderes “excesivos” que se le otorgan al gobernador.

El portavoz de la minoría del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, resaltó que con el proyecto aprobado, la junta de control fiscal podría ordenar que primero se pague el servicio de la deuda antes que los servicios esenciales.

“El proyecto presume que toda la deuda es válida. El gobernador podría vender propiedades del pueblo de Puerto Rico. Se le da poderes completos en esos asuntos. Nuestra obligación debe ser absoluta a los beneficios que necesita nuestra población. Le votaré en contra”, dijo Dalmau.

Lee también: Secretario de Asuntos Públicos resalta gestiones de nueva administración

Asimismo, el senador independiente José Vargas Vidot se expresó en contra del proyecto y lamentó que elimine la posibilidad de auditar la deuda de Puerto Rico al eliminar la Comisión para Auditar la Deuda.

“Nos queda una idea imprecisa de qué es lo que estamos pagando”, indicó al alertar que los servicios esenciales no están claramente definidos, por lo que solicitó una enmienda en sala a la medida para que se incluyera educación, lo que provocó que se decretara un receso en sala.

El secretario de Asuntos Públicos y Política Pública de La Fortaleza, Ramón Rosario, se acercó al banco de Vargas Vidot, discutieron su pedido de enmienda y al reanudarse el debate el senador independiente informó que retiraba su pedido de enmienda.

“Luego de recibir el compromiso que la ley se va a enmendar para añadir en los servicios esenciales educación retiro la enmienda”, indicó Vargas Vidot.

La medida fue aprobada en votación final con los 21 senadores del PNP, el voto a favor del senador popular José Nadal Power y con los 8 votos en contra del resto de la delegación del PPD, del PIP y de Vargas Vidot.

image_print

You must be logged in to post a comment Login