21 de Noviembre de 2019

Senado no incluye medidas importantes en calendario

Por el 16 de Abril de 2017

Solo una de las 19 medidas que se convirtieron en ley en los primeros tres meses del gobierno de Ricardo Rosselló fue incluida en el calendario de órdenes especiales del día en que fueron aprobadas por el Senado.

Un análisis realizado por CB en Español reveló que por el contrario, en el caso de la Cámara, 16 de esos proyectos de ley estuvieron incluidos en el calendario, mientras tres no fueron informados con un día de antelación a los legisladores  como requieren los reglamentos de ambos cuerpos.

La razón para informar las medidas en calendario al menos con un día de anticipación se establece de forma reglamentaria en cuerpos deliberativos como la Legislatura para permitir que sus miembros puedan preparar enmiendas si así lo desean o preparar sus argumentos para debatir a favor o en contra de la propuesta.

“Fue un proceso que se utilizó y se ha utilizado siempre. Este proceso es extraordinario, no es la norma, y puedes atender medidas de urgencia, no es un capricho… Decidimos enviar un mensaje de que Cámara y Senado estaban en consenso y al unísono con el gobernador. Teníamos que enviar un mensaje a los bonistas, a la junta [de control fiscal]”, explicó a CB en Español el portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Carmelo Ríos, sobre las razones para que las leyes estuvieran ausentes en el calendario.

Senado investiga nuevo sistema de recaudos de Hacienda

El senador destacó que las primeras leyes aprobadas fueron asuntos programáticos del PNP que habían tenido discusión previa durante la campaña electoral. Afirmó que, en la mayoría de los casos, les anunció al resto de los portavoces de las minorías las medidas que se verían en la sesión.

Sin embargo, reconoció que “a veces me entero horas antes” de la sesión de algunos proyectos que bajarán a votación “porque viene Fortaleza y dicen que tiene acuerdos con la Cámara que se dan a última hora”. En esos casos, “si lo podemos bajar [el proyecto el mismo día], perfecto, ¿para qué dilatarlo?”, acotó Ríos, quien asegura que el proceso no violenta el reglamento del Senado, que permite el descargue de medidas.

Una medida que se baja por descargue es aquella que se presenta sin que haya un informe o un trámite legislativo previo a ser evaluada para votación en el pleno.

“Aunque esto no sea inconstitucional —no hay nada específico sobre los calendarios en la Constitución de Puerto Rico— lacera el derecho constitucional a que estos procesos legislativos en el hemiciclo sean públicos. Lo lacera en la medida en que se crea un manto de oscuridad o incertidumbre de lo que se va a discutir ese día, evitando que los propios legisladores —sobre todo de minoría— se enteren de lo que se va a discutir”, consideró el abogado constitucionalista Carlos Ramos.

El también profesor de Derecho Constitucional explicó que esta acción podría afectar la transparencia e incluso la democracia. Además, podría provocar errores por la rapidez con la que se quieren considerar los trabajos.

Cuando una medida no es presentada en el calendario de ordenes especiales, ni la prensa, ni los ciudadanos, ni la minoría puede elaborar una posición informada a favor o en contra de esa política pública.

De hecho, una de las leyes aprobadas —la Ley 11 de 2017— era precisamente para “aclarar la intención legislativa de la Ley 6-2017”, la cual alteraba la forma en que se seleccionarán los alcaldes en la junta del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM). “Ahí tienes un ejemplo de las consecuencias terribles o negativas que puede tener no seguir un calendario de órdenes del día como es debido, sin publicidad adecuada”, afirmó Ramos.

Senado concurre con enmiendas de la Cámara a la reforma de permisos

De otro lado, el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, alegó que en muchas ocasiones conocen de las medidas a considerarse “unos minutos antes de empezar la sesión”.

“Los trabajos se están haciendo con un insumo unilateral: solamente el insumo de la mayoría. El país no sabe lo que se está aprobando. La gente no viene a protestar porque no saben lo que se está aprobando. Están legislando a espaldas del pueblo y eso es inconstitucional”, sentenció el expresidente del Senado, quien dijo que no había denunciado la situación con mayor ahínco porque “eran los primeros días y les dimos chance”.

Por su parte, el portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en el Senado, Juan Dalmau, consideró que, aunque no se violenta el reglamento, es un “proceso atropellado” que les anuncien el mismo día las medidas que se aprobarán, sobre todo tomando en cuenta la magnitud de algunas leyes que representaron “el desmantelamiento de derechos adquiridos por el sector laboral privado” y “menoscabaron el derecho de los empleados públicos”.

“Como minorías, tenemos que estar listos en todo momento. Estamos operando pensando en que, después de una vista pública, la medida bajará a votación en la próxima sesión”, dijo sobre la forma en que ha tenido que organizar sus labores legislativas.

Además del impacto en las minorías, el presidente de la Asociación de Periodistas (Asppro), Juan Hernández, consideró que la falta de medidas en los calendarios afecta la cobertura noticiosa y, por ende, la información a la ciudadanía.

“La obligación de divulgación no es únicamente para los integrantes de la Asamblea Legislativa, es para con el país. En la medida en que no las informas, levantas una sospecha en torno a la medida en discusión y eso no abona a la transparencia”, sentenció.

image_print

You must be logged in to post a comment Login