‘Separan de su puesto’ a tres por transacción fraudulenta en PRIDCO

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy dijo el viernes que tres empleados fueron separados de sus cargos mientras se conduce una investigación independiente por la alegada transferencia fraudulenta de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO), ocurrida el 17 de enero enero.

“Como medida cautelar, he separado de sus puestos a tres empleados para evitar que éstos tengan contacto con los sistemas financieros de nuestra agencia mientras se conducen las investigaciones. Uno de los empleados es de nuestra División de Finanzas, de PRIDCO, y otros dos de la Compañía de Comercio y Exportación”, dijo Laboy Rivera en conferencia de prensa.

Asimismo, Laboy Rivera mencionó que un examinador externo realizará una investigación al respecto y se referirá al Inspector General para que conduzca una auditoría independiente en el caso.

“Gracias a la intervención y rápida acción de las autoridades federales y el equipo de trabajo del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, se evitó la pérdida de 2.6 millones de dólares de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO) y 63 mil dólares de la Compañía de Comercio y Exportación”, señaló el funcionario.

“Los sistemas de informática del DDEC y de PRIDCO nunca estuvieron comprometidos”, añadió.

Cuestionado sobre si está ligado a la responsabilidad como jefe de esos empleados destituidos, Laboy Rivera contestó: “Todo está bajo investigación. Esa es la respuesta que te puedo dar”.

“Estamos sujetos a lo que rige una investigación estatal y federal”, aseguró el funcionario.

Al ser cuestionado sobre si presentará su renuncia, Laboy Rivera respondió: “aún gozo de la confianza de la gobernadora”.

La Policía informó el miércoles, sobre una querella radicada a las 3:07 de la tarde en la que el director de Finanzas de PRIDCO alegó haber enviado más de dos millones de dólares de remesas a una cuenta fraudulenta.

Según el parte policial, Rubén Rivera López alegó que un desconocido envió un correo electrónico a esta institución informando sobre un supuesto cambio de cuenta para que se emitieran los pagos de remesas. Acto seguido, para la fecha del 17 de enero pasado se efectuó un pago por la cantidad de 2 millones 609 mil 495 dólares a la mencionada cuenta y resultó ser una cuenta fraudulenta en el extranjero.

El jueves el secretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Soto García y el administrador de los Sistemas de Retiro, Luis Collazo expresaron que los fondos de cuatro corporaciones públicas que supuestamente pasaron a cuentas fraudulentas no han sido afectados y serán devueltos. 

Soto García explicó que desde el 23 de enero pasado el gobierno ha estado trabajando con las autoridades federales y estatales varios procedimientos investigativos sobre una intervención externa indebida a la Administración de Sistemas de Retiro, que afectó cuentas de la Compañía de Turismo, PRIDCO, la Autoridad de Carreteras y la Compañía de Comercio y Exportación.

De acuerdo a la portavoz de FBI, Limarys Cruz, la investigación sobre el esquema la realiza la Policía por lo que la agencia federal solo ha dado el apoyo usual en este tipo de casos.

Con esta son más de cinco las ocasiones en las que los sistemas del Gobierno de Puerto Rico ven comprometidos sus sistemas de informática en lo que va de cuatrienio.