17 de Septiembre de 2019

[SERIE ESPECIAL] Bayamón: modelo de una ciudad inteligente

Por el 25 de Mayo de 2017

Nota de la editora: Este es el primero de una serie de artículos enfocados en las iniciativas que algunos municipios de la isla están desarrollando para mantener a flote en medio de la tormenta fiscal que afecta al gobierno y al país. 

En momentos en que los 78 municipios que componen la isla se mantienen en vilo frente a la incertidumbre sobre cuál será su viabilidad económica ante las restricciones impuestas por la junta de control fiscal a través de la ley federal Promesa, el municipio de Bayamón apuesta a la innovación, la tecnología y a la industria de servicios para salir a flote en tiempos de extrema precariedad económica.

La administración del alcalde de la ciudad, Ramón Luis Rivera Cruz, está decidida a convertir al conocido Pueblo del Chicharrón en un nuevo modelo de ciudad inteligente o “Smart City” utilizando el talento y la disposición de sus ciudadanos para establecer lo que llamó “el nuevo modelo de hacer negocios a nivel mundial”.

Para el primer ejecutivo municipal, la situación actual es un área de oportunidad para crear un nuevo modelo económico sustentable.

“Nosotros tenemos que educar al país, tenemos que decirle a la gente que la época del mantengo se acabó y ahora hay que trabajar, hay que producir”, dijo el ejecutivo municipal. (Juan J. Rodríguez/CB)

“Ahora hay que buscar la forma y manera de producir, hay que buscar hasta debajo de las piedras. Más allá de la crisis fiscal que vive el país y de quiénes fueron los responsables, ahora lo que tenemos que atender es el problema. Más allá que la crisis económica del gobierno porque se fue a quiebra, yo creo que ha llegado el momento de que Puerto Rico se repiense en su totalidad”, instó el alcalde.

“Yo creo que estamos en el momento histórico donde tenemos que ir pensando en cambiar el modelo de la industria que hemos estado trabajando en Puerto Rico, a algo nuevo. En las décadas de los años 1940 y 1950 vino una gran revolución donde pasamos de una economía agrícola a una industrial, y en esa época las uniones que defendían a los obreros de la caña y a los agricultores pusieron el grito en el cielo. Lo mismo que está pasando ahora, pero era un cambio que tenía que darse o el país se moría, se quedaba rezagado”, recordó.

Solo basta con visitar la Casa Alcaldía de Bayamón para darse cuenta de cuán efectivos han sido los esfuerzos del ayuntamiento para reducir los gastos. Desde bombillas de alumbrado LED, sillas y mesas recicladas hasta escritorios hechos con puertas en desuso, Bayamón ha demostrado ser un municipio enfocado en superar la crisis.

Rivera Cruz explicó que a nivel mundial se registra una constante evolución en los modelos económicos y argumentó que si Puerto Rico no realiza los ajustes necesarios para introducirse a las industrias del futuro quedará en una posición desventajosa.

Para ello, el alcalde indicó que el país debe emigrar hacia la industria del conocimiento y del servicio, primero educando a la población para que comprenda que la isla se encuentra en una coyuntura que requiere de producción y trabajo duro.

Nosotros tenemos que educar al país, tenemos que decirle a la gente que la época del mantengo se acabó y ahora hay que trabajar, hay que producir”, dijo.

Como ejemplo de un área de oportunidad, Rivera Cruz señaló a la compañía hipotecaria Sun West Mortgage, que opera desde Puerto Rico ofreciendo sus servicios a todos los Estados Unidos.

“Recientemente fui a ver las instalaciones de Sun West aquí en Puerto Rico y probablemente la gente ni sabe que esa compañía aquí tiene cuatro pisos llenos de jóvenes dando servicios y moviendo una industria hipotecaria de todos los Estados Unidos, desde aquí. ¿Por qué nosotros no podemos triplicar este tipo de servicios en áreas como la industria de seguros, la informática, los préstamos, ‘call centers’? O sea, tenemos que irnos repensando como país”, aseguró.

No obstante, el alcalde explicó que la preparación de su municipio para atajar el golpe de la crisis económica no fue de la noche a la mañana. Desde su llegada a la poltrona municipal en 2000, Rivera Cruz se ha dado a la tarea de cimentar el terreno para enfrentar un futuro poco prometedor.

Como parte de su estrategia, Bayamón eliminó contratos profesionales, incluyendo el de agencias de publicidad, para aminorar los gastos innecesarios. Sin embargo, la preocupación estriba en si estas medidas serán suficientes para sobrellevar la situación por los próximos cinco a 10 años.

“En el momento que tengamos que seguir cortando, tendremos entonces que cortar por lo sano y por eso tratamos de buscar alternativas, ver cómo manejamos los distintos escenarios para evitar tener que cortar por lo sano”, dijo.

Centro para la Innovación Tecnológica de Bayamón

Al caminar brevemente por el centro urbano de Bayamón, en cada esquina pueden percibirse los aires de cambio en la manera de hacer negocios. De un centro urbano casi abandonado en su totalidad, el pueblo de Bayamón se ha convertido en un vibrante centro, no solo de actividad económica, sino cultural y educativo.

A través de una alianza con el grupo Engine 4, el municipio de Bayamón convirtió las antiguas instalaciones de la Defensa Civil en el Complejo Onofre Carballeira, un centro de actividad tecnológica. En el mismo se realizan distintos tipos de actividades relacionadas a la innovación tecnológica, disponible de forma gratuita para el público.

“Ahora están desarrollando el concepto de internet de las cosas (IOT, en inglés), que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet a través de una computadora de placa simple de bajo costo utilizada para estimular la enseñanza de ciencias de la computación en las escuelas, también conocida como ‘Raspberry Pi’”, explicó el alcalde.

A través del desarrollo de esta novel tecnología cibernética, Bayamón espera automatizar la mayoría de los servicios que ofrece la ciudad, como por ejemplo la transportación, el alumbrado público, la seguridad en el tráfico, hospitales, escuelas, sistemas de riego y hasta el monitoreo de las rutas de recogido de desperdicios, todo basado en el Raspberry Pi, aparato que transmite datos para recopilar información.

“Nosotros queremos poco a poco ir montando el proyecto de ‘Smart City’ y automatizar todo el casco urbano para que sirva de base y ejemplo para que se replique en el resto de la isla. Pero para eso tienes que tener otros componentes”, dijo.

Centro Ecológico Ambiental

Uno de los proyectos emblemáticos de la Administración municipal es el Centro Ecológico Ambiental, una finca de varias cuerdas adquirida por el municipio para desarrollar productos confeccionados a base de desperdicios sólidos para allegar fondos al erario.

“En este caso, revisitamos el área de saneamiento y cómo nosotros podíamos sacarle a la basura algún beneficio. Así que se nos ocurrió que como nosotros recogemos el 100% del vegetativo que se recoge en la ciudad, lo convertimos en composta y le sacamos dinero a este vegetativo que generalmente se pierde y lo convertimos en dinero”, explicó.

La estrategia es utilizar la composta para crear productos mercadeables como mallas utilizadas en construcciones para retener los sedimentos y evitar que lleguen al alcantarillado pluvial. Este producto, en el mercado regular, tiene un costo aproximado de $17 el pie, mientras que las mallas que se producirán en Bayamón tienen un costo de apenas $2 el pie. Esta estrategia, indicó el alcalde, se espera que genere bruto poco más de $300,000 y poco más $100,000 en ganancias netas para las arcas municipales.

Del mismo modo, el alcalde indicó que las instalaciones del centro serán utilizadas para continuar con proyectos de reciclaje, incluyendo el de vidrio, práctica que actualmente no existe en Puerto Rico.

“Dentro del área de la basura estamos también buscando la alternativa de que a todos nuestros desperdicios podamos sacarles beneficios. Hemos unido varios componentes para tener un lugar donde recibamos toda la basura, sacamos todo lo que es reciclable a un lado, incluyendo el vidrio, que se puede convertir en arena. Lo que sobre, tratar de utilizarlo para producir energía”, indicó Rivera Cruz.

Según indicó el primer ejecutivo municipal, si el proyecto se logra desarrollar a través de una Alianza Público Privada (APP), el costo de procesar la basura en la ciudad podría significar ahorros ascendentes hasta $2 millones además del beneficio ambiental que ello implica.

Reciclaje de vidrio

Rivera Cruz mostró particular interés en el reciclaje de vidrio para convertirlo en arena. Para ello, varios funcionarios del ayuntamiento visitaron una planta de este tipo en Canadá donde se procesa el material que luego se convierte en arena que se puede mercadear como relleno para construcciones y restaurar playas, entre otros usos, al ser totalmente seguro para el medioambiente.

Otros proyectos que Bayamón ha desarrollado para insertarse en el nuevo modelo económico es la repoblación del centro urbano de la ciudad a la vez que se atraen jóvenes emprendedores que desean convertir una idea en negocio.

Asimismo, comenzar un proyecto de siembra de café en el municipio para suplir la demanda de los artesanos de café en el pueblo.

“Tenemos todo, el capital humano, el talento, el conocimiento, las ganas, lo que tenemos que hacer es darles ese empujón, ayudarlos. Darles herramientas y que ellos arranquen. Si ayudamos a esta nueva generación, ellos son los que van a poder levantar el país”, aseguró Rivera Cruz.

El alcalde enfatizó en que las industrias del conocimiento y servicio son las que pueden ser la punta de lanza en el desarrollo de una economía sustentable para la isla. De esta manera, dijo, las empresas van a llegar sin necesidad de ofrecerles incentivos económicos.

“Hay que romper con el modelo antiguo de cómo se hacen negocios”, concluyó.

Datos:

Centro Ecológico Ambiental: Generará bruto poco más de $300,000 y poco más $100,000 en ganancias netas.

Reciclaje de vidrio le allegaría ahorros de $2 millones al municipio.

image_print

You must be logged in to post a comment Login