31 de Octubre de 2020

[SERIE ESPECIAL] Cataño se agarra del turismo

Por el 12 de Junio de 2017

Nota de la editora: Tercero de una serie de cinco reportajes sobre las iniciativas que están impulsando los alcaldes para atender la crisis fiscal y los recortes que se anticipan.

Al entrar al despacho del alcalde de Cataño, Félix “El Cano” Delgado, es imposible no contagiarse de admiración al observar la imponente vista de la amurallada ciudad vieja en San Juan que se aprecia desde el piso ocho de la Casa Alcaldía. Sin embargo, más contagioso aun es el optimismo con que el primer ejecutivo municipal mantiene su temple frente a momentos de gran incertidumbre económica para Puerto Rico, especialmente para los municipios, que se prevé serán los más afectados por los recortes del gobierno central.

Delgado aseguró que la base fundamental para posicionar a Cataño como destino turístico es la limpieza y la seguridad. (Agustín Criollo/CB)

Y es que ante la amenaza de colapso económico que ronda encima de la mayoría de los ayuntamientos, Delgado comenzó por establecer un plan maestro a 10 años, no solo para enderezar las finanzas de su pueblo y ser prudentes en el gasto, sino para capitalizar sobre nuevas iniciativas.

La primera estrategia de Delgado al llegar a la poltrona municipal en enero pasado, fue bajar el costo de la nómina de los empleados de $18.6 millones a $18 millones, siendo el propio alcalde y sus jefes de dependencias los primeros en dar el ejemplo, reduciendo  su salario anual de un 5% a un 10%.

Para el joven alcalde, la punta de lanza de su municipio, que tiene una extensión de apenas cinco millas cuadradas y 28,000 habitantes, recae en el desarrollo de este pueblo costero como una meca del turismo, tanto externo como interno.

Delgado opinó que muchos municipios subestiman el turismo como motor de desarrollo económico ante la crisis fiscal y, a su entender, es esta industria lo único que le queda al país como tabla de salvación para despuntar.

“Por un lado, tenemos al turista que llega a Puerto Rico pero por otro está la misma gente de Puerto Rico que está buscando cosas para distraerse. Aquí nosotros apostamos a la actividad cultural como motor del desarrollo económico de Cataño”, añadió.

Delgado aseguró que la base fundamental para posicionar a Cataño como destino turístico es la limpieza y la seguridad ya que, según aseguró, nadie tiene interés en visitar un municipio en mal estado e inseguro. No obstante, lamentó que en los planes que tiene el gobierno central con la Organización de Mercadeo de Destino (DMO, en inglés) no se esté tomando en cuenta el potencial que tienen los municipios para insertarse en la oferta turística de Puerto Rico.

“No he visto ese enlace de todos los municipios en ese plan. Porque cada municipio tiene sus características. Jayuya que hizo lo del globo, Guaynabo tiene La Marquesa, Bayamón tiene el Parque de las Ciencias, pero no he visto hasta el momento esa unión de todos los municipios para que cada uno presente los atractivos turísticos de su ciudad e insertarlo dentro del plan del DMO”, indicó Delgado al tiempo que destacó el paseo tablado frente al litoral, el parque La Esperanza, la oferta gastronómica, la ciénaga La Cucharilla, el mariposario, la laguna y la impresionante vista, como los principales atractivos de Cataño para el turismo.

No solo de turismo vive el municipio

Cataño, a pesar de ser el municipio más pequeño de Puerto Rico, tiene un significativo presupuesto anual, que en años anteriores ha ascendido hasta los $60 millones, debido a su boyante zona industrial que allega recaudos anuales de $24 millones, entre patentes y contribuciones de propiedad mueble por la gran cantidad de inventarios. Este ingreso representa el grueso del presupuesto municipal.

Sin embargo, el presupuesto ha disminuido significativamente debido a la crisis, al punto que en el año fiscal que comienza en julio, Cataño contará solo con $35.5 millones. Aun así, esa cantidad sobrepasa los recaudos de la mayoría de los municipios de la isla.

[SERIE ESPECIAL] Yabucoa busca alternativas a su crisis

Delgado, no obstante, explicó que los esfuerzos están centrados en mantener ese presupuesto para evitar que el ayuntamiento tome medidas de austeridad más drásticas que afecten la plantilla de empleados. Por ello, como medida para mantener los recaudos y monitorearlos efectivamente, Cataño implementó un sistema tecnológico de recaudos.

De acuerdo al ejecutivo municipal, este sistema representa un paso gigantesco en comparación con lo que tenían anteriormente, pues les permite conocer en tiempo real todos los ingresos, desembolsos o cualquier información que se requiera de forma inmediata. “Eso nos ahorra tiempo y dinero, no tenemos que utilizar recursos en identificar ingresos, ya de por sí la información estará a la mano”, explicó el alcalde.

La principal razón para implementar este sistema, más allá de la política pública del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, de integrar la innovación tecnológica a los procesos gubernamentales, es la cantidad de recaudos que previamente el municipio perdía por concepto de arrendamiento de equipo e instalaciones públicas. Delgado aseguró que, al fortalecer la captación, el presupuesto debe mantenerse en los $35 millones para los próximos años.

Consorcios municipales

“Nos vamos a mantener con ese presupuesto, pero la expectativa es que aumente basado en el rendimiento. Para el año fiscal que viene vamos a recibir otro golpe del CRIM de $2 millones adicionales, pero, pensando ya en esa reducción, estamos realizando todas estas medidas. El municipio que no se prepare este año, para el que viene, no va a tener salida”, sentenció Delgado.

Asimismo, el alcalde explicó que a pesar de que la percepción general de consorcios entre municipios se visualiza intrínsecamente ligado a su proximidad, la realidad es que con las tecnologías existentes esas sociedades pueden darse  entre dos pueblos que no estén necesariamente contiguos. Delgado señalo que, en su caso, se apresta a establecer un consorcio con otro municipio no cercano para la otorgación de permisos gubernamentales.

“Ahora mismo, Cidra tiene la categoría 5 como municipio, autonomía completa. Si yo creo una oficina de permisos aquí, me va a salir entre $75,000 y $100,000 de cantazo y yo no los tengo. Me uno a Cidra, que tiene la experiencia y la categoría y nosotros tendremos la sede aquí, pero es Cidra la que tramitará esos permisos en consorcio con nosotros para otorgarlos”, detalló.

Otra innovación que Cataño se dispone a implementar, es la automatización del sistema de infracciones de la Policía Municipal, de modo que los uniformados utilicen un sistema digital para procesar las multas. La empresa que administrará el sistema cobrará las infracciones y le pasará al municipio 45% de lo recaudado.

“Esta medida en particular ha sido implementada en otros municipios y estimamos que nos dejará aproximadamente $45,000 al año por máquina y aquí tendremos 10 máquinas, así que estaremos hablando de casi medio millón de dólares”, explicó el ejecutivo municipal.

[SERIE ESPECIAL] Bayamón: modelo de una ciudad inteligente

Otras medidas que Cataño se apresta a implementar son: una ordenanza para recaudar 1% de las ganancias de las tragamonedas en los establecimientos, el arrendamiento de un estacionamiento multipisos propiedad del municipio y que se encuentra en abandono, así como el establecimiento de una alianza publico privada para administrar el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), el remozamiento de la antigua casa alcaldía con el propósito de arrendarla, y la inauguración de una ruta gastronómica a la que bautizarán como “La Ruta del Amola’o”.

Ni despidos, ni reducción de jornada

Según explicó el alcalde, no se perfila reducción de jornada a los empleados del municipio ni despidos, por lo menos durante este año y el próximo, gracias a estas medidas.

“En este presupuesto que acabamos de presentar no vamos a reducir jornada, no vamos a despedir a nadie, ni vamos a quitar beneficios. La mayoría de los municipios están bajando a cuatro horas la jornada o despidiendo empleados. Nosotros, como ajustamos el presupuesto, no hay despido hasta el momento”, sostuvo con optimismo.

Delgado señaló que la mayoría de sus homólogos en otros pueblos han hecho ajustes antipáticos con sus empleados, causando un efecto dominó que va en detrimento del desarrollo económico al que se quiere llegar. Según explicó, si se afectan los empleados, la emigración incrementará y los planes turísticos de Cataño se verían trastocados junto a la economía municipal, ya que este representa el principal empleador en esa ciudad.

Para Delgado, mantener la empleomanía es crucial para el desarrollo económico, aunque admitió se está reorganizando el municipio para lograr un mayor rendimiento. Del mismo modo, para el alcalde, el peor error que puede cometer un municipio es subestimar los presupuestos, ya que, según dijo, es el primer paso hacia una debacle económica.

“Mi consejo a los compañeros alcaldes es que vean las cosas como son. No sobreestimar los presupuestos, porque eso es un error que todos los alcaldes cometen para proyectar que la cosa está boyante. Al final del camino mira a dónde nos trajo ese barco”, sostuvo al tiempo que lamentó que muchos sectores del país miren a los municipios como una carga para el gobierno central cuando afirma es a la inversa.

Datos:

  • 28,000 habitantes
  • Presupuesto para año fiscal 2017-2018 = $35.5 millones
  • Zona industrial solamente allega $24 millones anuales en recaudos
  • Extensión territorial = 5 millas cuadradas

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login