22 de Abril de 2021

Seriedad de Pence podría ser contrapeso a Trump

Por el 15 de Julio de 2016

INDIANÁPOLIS (AP) — El gobernador de Indiana Mike Pence es un dirigente conservador que como candidato vicepresidencial podría ayudar a Donald Trump a otorgarle seriedad y mesura a su búsqueda por la Casa Blanca.

A diferencia de Trump, Pence no es impulsivo ni errático, sino sereno. Mientras el magnate despierta sospechas entre los conservadores, Pence cuenta con su confianza. Además, Trump tiene dificultades para atraer el respaldo de los evangélicos, pero Pence es sólidamente apreciado por ellos.

Trump hizo el anuncio seguido el ataque en Niza (AP / Michael Conroy)

Trump hizo el anuncio seguido el atentado en Niza (AP / Michael Conroy)

Una de las frases más famosas de Pence ilustra cómo le podría dar una imagen más atractiva a la candidatura de Trump: “Sí, soy conservador, pero no estoy enojado”, suele decir el gobernador de Indiana.

Pence fue congresista, tiene experiencia en la recaudación de fondos y tiene vínculos con los activistas de derecha David y Charles Koch y su entorno de acaudalados donantes, muchos de los cuales han despreciado a Trump.

“Una de las cosas que se puede decir de Mike Pence es que tiene una personalidad tranquila, estable, que recuerda un poco a Ronald Reagan”, expresó Christine Mathews, una encuestadora republicana que trabajó para el ex gobernador de Indiana Mitch Daniels. “En ese sentido, sirve de contrapeso para Trump”.

Trump anunció el viernes mediante un mensaje en Twitter que había escogido a Pence como su compañero de fórmula.

Hace no mucho, sin embargo, la relación entre ambos era algo tensa. Trump se reunió en privado con Pence antes de las primarias de Indiana, buscando su apoyo. En lugar de ello, Pence, bajo presión de los sectores de derecha a nivel nacional, avaló tímidamente al rival de Trump, el senador por Texas Ted Cruz, aunque siguió elogiando a Trump. Trump ganó esas primarias y poco después Cruz se retiró de la contienda.

Para Pence, que sirvió seis mandatos en el Congreso, trabajar junto a Trump le ofrece una oportunidad de regresar al escenario político nacional, tras servir como gobernador impulsando causas conservadoras, lo que le frustró sus propias ambiciones presidenciales. Pence se califica de “cristiano, conservador y republicano, en ese orden”.

En 2015 causó controversia al aprobar una ley que según los críticos le hubiera permitido a negocios aducir razones religiosas para negarle servicio a personas de homosexuales.

image_print

You must be logged in to post a comment Login