Si consideras viajar, conoce las restricciones en Europa y Estados Unidos

Aunque en los principales países de la Unión Europea y en Estados Unidos se ha comenzado a distribuir la vacuna contra el COVID-19, las próximas cuatro semanas amenazan con ser las más letales de la pandemia, por lo que los gobiernos han comenzado a aumentar las restricciones y limitar el turismo en sus jurisdicciones. 

Alemania, que en el verano había logrado reducir dramáticamente los contagios, anticipó esta semana que evalúa un cierre total de tiendas, restaurantes y escuelas hasta el 10 de enero, en busca de detener el repunte de contagios. 

Al momento, se decretó que durante la Navidad (del 23 de diciembre al 1 de enero), los miembros de un hogar podrán reunirse con hasta 10 personas de otros hogares para celebrar, pero se les pedirá que se aíslen antes y después de dichas reuniones.

Así mismo, aquellos visitantes que lleguen de países con alto riesgo de contagio, deben entrar en cuarentena 10 días antes. Al quinto día de entrar al país deben realizarse una prueba de Covid-19 y pueden salir de la cuarentena si la prueba es negativa. Los hoteles solo pueden permitir que las personas se alojen si viajan con fines esenciales y las estaciones de esquí están cerradas hasta el 10 de enero.

En Grecia se decretó el cierre de todas las escuelas, restaurantes, bares y tribunales hasta el 7 de enero  y también establecieron un toque de queda desde las 9:00 de la noche hasta las 5:00.

Las personas que viajen de otros países deberán tener una prueba de PCR negativa, realizada no mayor de 72 horas antes de su llegada.

En Irlanda, el país salió de un cierre de seis semanas el 1 de diciembre, donde todas las tiendas no esenciales estaban cerradas, los restaurantes solo podían ofrecer comida para llevar y la gente no podía viajar más de 3 millas de sus hogares. 

Desde el 1 de diciembre, el país se encuentra bajo el nivel 3 de restricciones. Esto significa que la gente debe trabajar desde casa, hasta seis personas de dos hogares pueden reunirse al aire libre y las tiendas están abiertas.

Durante la Navidad, del 18 de diciembre al 6 de enero de 2021, las personas pueden viajar a cualquier lugar de Irlanda y dos hogares pueden reunirse en sus casas o en el jardín.

Irlanda utiliza el mapa de semáforos de restricciones de viaje del European Center for Desease Prevention and Control (ECDC). Los pasajeros de las regiones verdes no están obligados a restringir sus movimientos durante 14 días a su llegada, pero se solicita a los pasajeros que llegan de una región naranja, roja o gris que restrinjan sus movimientos durante 14 días.

Italia, uno de los países más afectados por la pandemia, se han vuelto a cerrar los mercados navideños y no se permiten los viajes interregionales. En línea con Francia y Alemania, el gobierno ha pedido a sus residentes que no vayan a esquiar, por temor a que propague el virus por las aldeas alpinas.

Desde el 10 de diciembre hasta el 21 de diciembre, todos los pasajeros que lleguen desde la UE, el área Schengen (los 26 países europeos que han abolido los controles fronterizos en las fronteras comunes) y el Reino Unido no tienen que cumplir con el requisito de cuarentena obligatoria de 14 días, pero el resto de visitantes deben mostrar una prueba de Covid-19 negativa tomada en las últimas 48 horas.  Si no pueden hacerlo, deben someterse a un período de cuarentena obligatorio de 14 días.

Desde el 21 de diciembre hasta el 6 de enero, todas las llegadas se someterán a un “requisito de cuarentena general“, incluso si son ciudadanos italianos o del área de la UE.

Del 7 al 15 de enero, todas las llegadas a la UE, Schengen y el Reino Unido pueden volver a eludir la cuarentena si tienen pruebas de una prueba negativa. Después de esta fecha, el gobierno decidirá qué medidas adoptar.

Del 4 de diciembre al 6 de enero, todas las instalaciones para los esquiadores aficionados están cerradas y entre el 21 de diciembre y el 6 de enero, no se permite la salida ni el atraque de cruceros en ningún puerto italiano.

Las aerolíneas Delta y Alitalia también han anunciado un nuevo programa piloto conjunto para permitir viajes sin cuarentena entre Atlanta, Georgia y Roma, a partir del 19 de diciembre. A los ciudadanos estadounidenses se les permitirá viajar a Italia por “razones esenciales, como trabajo, salud y educación”, así como todos los ciudadanos italianos y de la UE, si dan negativo tres veces, según The New York Times.

Los viajeros deberán realizarse una prueba de PCR 72 horas antes de la salida, una prueba rápida en el aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta y nuevamente en el aeropuerto Fiumicino de Roma. Los pasajeros que regresen de Roma a Estados Unidos, tendrán que hacer otra prueba rápida en el aeropuerto.

Portugal, según la agencia de noticias Reuters en Portugal se permitirá los viajes nacionales entre el 23 y el 26 de diciembre para que las personas puedan ver a sus seres queridos, pero no durante el Año Nuevo. El toque de queda moverá de las 11:00 de la noche que es actualmente, a las 02:00 de la mañana, los días 24 y 25 de diciembre.

Los visitantes del Reino Unido, la UE y el área Schengen serán recibidos pero deben someterse a controles de temperatura y controles de aeropuerto.

España, donde los casos de Covid-19 han vuelto a replicarse de forma exponencial, se decretó un nuevo estado de emergencia que pone a todo el país bajo un toque de queda nacional de 11:00 de la noche a 06:00 de la mañana. Entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, las personas no pueden moverse entre regiones, pero pueden visitar a amigos cercanos si las reuniones se limitan a diez personas como máximo; existen variaciones regionales de la extensión del toque de queda el 24 y 31 de diciembre. España mantiene abiertas sus estaciones de esquí, pero opera bajo estrictas regulaciones.

España extendió el cierre de sus fronteras internacionales hasta 2021, lo que significa que solo las llegadas desde el área Schengen o los estados no miembros aprobados por la UE pueden ingresar al país. 

Cualquier persona que llegue de un área de alto riesgo hasta finales de 2020 deberá presentar los resultados negativos de una prueba Covid-19, a su llegada. A partir del 10 de diciembre, se permiten otras pruebas de Covid-19 además de una prueba de PCR.

En Estados Unidos, el alcalde de la ciudad de Nueva York Bill Di Blasio adelantó que considera la posibilidad de volver a cerrar todos los negocios de la ciudad durante las próximas semanas para detener los contagios en la ciudad. El gobernador del estado, Andrew Cuomo ordenó esta semana el cierre de los salones comedores de los restaurantes neoyorquinos. 

De igual forma, distintas jurisdicciones han establecido requisitos de cuarentena que pueden ser consultados en la página del Center for Disease Control. En la página del CDC también se puede consultar el mapa sobre cómo se desarrolla la pandemia en las distintas jurisdicciones