19 de Octubre de 2019

SIMED dona $250,000 en ayudas a oficinas médicas damnificadas por María

Por el 15 de Febrero de 2018

Médicos cirujanos y dentistas que están en proceso de restablecer sus oficinas tras el paso del huracán María ahora podrán solicitar asistencia de un fondo de $250,000 que estableció SIMED, compañía de seguros de responsabilidad profesional médico-hospitalaria.

Si bien SIMED donó los fondos, la evaluación de las solicitudes y la distribución del dinero estarán a cargo del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR).

Este donativo busca evitar que los profesionales de la salud tengan que cerrar sus oficinas por falta de recursos, según Agustín Montalvo Rivera, presidente de SIMED.

Los fondos se podrán utilizar para conseguir equipo médico o, en el caso de las oficinas que se encuentren en un área sin servicio eléctrico, para adquirir generadores de emergencia. (Suministrada)

“Estamos comprometidos en buscar alternativas para que los profesionales de todas las especialidades médicas puedan mantener sus prácticas activas y aportando al bienestar de todos”, indicó Montalvo Rivera.

Las cifras del Colegio de Médicos Cirujanos indican que cerca de 1,000 oficina médicas en la isla habían sufrido daños graves tras el paso del fenómeno atmosférico a finales de septiembre del año pasado. Este donativo va dirigido a ayudar con los daños directos e indirectos relacionados al huracán María.

“Cerca de 1,000 oficinas médicas se vieron severamente afectadas con el paso del huracán y por el vandalismo que se registró en algunos pueblos después del fenómeno atmosférico. Con estos $250,000, lo que buscamos es ayudar a nuestra clase médica damnificada para que retome su práctica, abran nuevamente sus oficinas, recuperen parte del equipo que perdieron y su vez le presten los servicios de salud que tanto necesita nuestro pueblo”, indicó Víctor Ramos, presidente del CMCPR.

El proceso de evaluación dentro de la organización gremial se le delegó al Fideicomiso de Ayuda al Colegiado, presidido por el Dr. Luis Ladestoy Zapata. Este fideicomiso estará encargado de dirigir el panel de evaluación. Estos podrán otorgar hasta un máximo de $2,500 por solicitante.

Los fondos se podrán utilizar para conseguir equipo médico o, en el caso de las oficinas que se encuentren en un área sin servicio eléctrico, para adquirir generadores de emergencia.

“La ayuda que queremos brindarles a los médicos es para que puedan adquirir los equipos necesarios para restablecer las operaciones en sus oficinas médicas. Si el médico lo que necesita es una planta eléctrica, un equipo quirúrgico o materiales, que lo pueda obtener con estos fondos”, explicó Ramos.

Por su parte, para Montalvo Rivera apoyar las oficinas médicas va más allá de ayudar a restablecer ese sector, sino que asegurar el acceso a la salud es esencial para la recuperación general de la isla.

“Son innumerables los efectos que ha tenido el paso del huracán María por Puerto Rico. Sin embargo, en el proceso de recuperación, uno de los temas más delicados puede ser el de la salud. Mantener los servicios de salud que están disponibles para la población es la prioridad”, manifestó.

La ayuda que ofrece SIMED para las oficinas médicas afectadas se suma al préstamo de emergencia de hasta $50,000 que el Banco de Desarrollo Económico también hizo disponible para los galenos.

image_print

You must be logged in to post a comment Login