28 de Febrero de 2021

Sin recortes los libros del BGF

Por el 25 de Agosto de 2016

Mientras Alberto Bacó Bagué se mantenga al mando del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), no se condonará 40% de lo que el gobierno central y agencias le adeudan a la institución financiera.

“Eso yo lo he estudiado legalmente y mientras yo esté [en el banco], y puedo estar allí un día o hasta el 31 de diciembre, no se le va a recortar [la deuda]”, dijo Bacó durante una entrevista exclusiva con Caribbean Business.

Indicó que la recientemente promulgada Ley 74 solo “sugiere, pero no ordena” que el banco consolide diferentes deudas, las cuales ascienden a poco menos de $4,000 millones, en una sola obligación que refleje la pérdida.

“Sería una actuación en contra de Promesa… no es una decisión inteligente”, aseguró Bacó, añadiendo que el banco esperará a consultar con la junta de control fiscal que establece la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico o Promesa por sus siglas en inglés, así como con los acreedores del banco.

419x4701D0A5217

“Sería una actuación en contra de Promesa… no es una decisión inteligente”, aseguró Bacó. (Jaime Rivera/CB)

“Si como parte de toda la reestructuración, los acreedores están de acuerdo y se logra una negociación, pues lo más bien. Pero en este momento, si uno lee estrictamente la ley de Promesa, no es posible”, dijo el también secretario de Desarrollo Económico.

Estados financieros  

Para Bacó, dos de las necesidades apremiantes dentro de su nuevo rol en el BGF son tener un plan de revitalización a largo plazo para el banco y publicar dos estados auditados (años fiscales 2015 y 2016) antes del 25 de diciembre.

Sin embargo, el acuerdo entre la gerencia del BGF y los auditores independientes, KPMG, en cuanto a un recorte, o “write-off” en inglés, de la deuda que mantiene el gobierno central y agencias con el banco fue clave para lograr que luego de más de un año de atraso, los estados del año fiscal 2014 fueran finalmente divulgados.

¿Cómo entonces lograr la publicación de estados auditados dando marcha atrás a la decisión de tomar el recorte?

“Los auditores podrían reservar una cantidad [menor], pero veremos las circunstancias de aquí a diciembre”, subrayó, mostrando confianza en que contando con un sólido plan estratégico para el BGF y estudiando de cerca cada deuda contraída con el banco, el problema puede ser resuelto.

Lee también: Bacó en una cruzada para revitalizar el BGF

“Cuando iban a hablar con los auditores, iban sin un plan estratégico en cuanto a dónde se dirigía la institución”, dijo el nuevo presidente del BGF, que ha estado sirviendo en la junta del banco desde 2013, por segunda ocasión.

“Voy a tener un plan estratégico de cómo se van a manejar esas deudas y siempre se puede llegar a una reserva. Pero hay muchas maneras de lograr las objetivos. Yo a eso no le tengo temor”.

Bacó criticó a quienes han “hecho todo lo posible” para forzar a que el BGF se descarrile. “No le pagan [al banco]. Se ponen a hablar públicamente sin en verdad conocer al banco, que lo deben cerrar, que ya no tiene razón de ser. Eso es una manera de destruir y los hago responsables”.

Lee también: Gobierno de Puerto Rico arroja luz sobre fondos del “clawback”

Apostando a su plan estratégico —que espera tener listo en unas ocho semanas— Bacó sugiere que hay otras maneras de lidiar con la enorme carga que representa esta deuda en sus libros. Explicó que, por ejemplo, podría lograrse que el gobierno central y sus dependencias hicieran pagos escalonados que cubran al menos parte del interés.

“Mi recomendación es que después que tengamos un plan estratégico, que tome toda la deuda y les analice”, dijo Bacó. “Yo les voy a probar que la institución tiene una razón de ser”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login