Utier alega Fortaleza incumplió al no presentar respuesta categórica para resolver fuga de celadores

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo, junto al Comité Negociador de Celadores. (Suministrada)
El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo, junto al Comité Negociador de Celadores. (Suministrada)

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo alegó el jueves que a pesar que el sindicato dejó en suspenso el paro de labores aprobado por los celadores para reunirse con la secretaria de la gobernación, Zoé Laboy, la Fortaleza incumplió al no presentarles el miércoles una respuesta categórica que ayude a resolver la fuga de celadores.

“Fuimos a la Fortaleza con el Comité Negociador de Celadores, presentamos nuestras propuestas y le dejamos a la Secretaria una serie de documentos para evaluar. Nos dijeron que esa misma tarde se comunicarían con nosotros para deciros que procedía. Recibí la llamada de Zoé esa misma tarde, pero para pedirnos más tiempo, hasta el miércoles, para evaluar los documentos entregados. El miércoles se cumplió el plazo de días pedidos por Fortaleza y vuelven a decirnos que necesitan más tiempo para evaluar todo porque la gobernadora no está en Puerto Rico. Una vez más nos vuelven a incumplir, nosotros cumplimos con la secretaria de la Gobernación, pero ellos no cumplieron con nosotros”, alegó Figueroa Jaramillo en declaraciones escritas.

Añadió que la secretaria de la Gobernación le pidió más tiempo, pero que la Utier entiende que ya le dieron el tiempo suficiente a Fortaleza para evaluar los documentos y para que hicieran un pronunciamiento claro sobre el particular.

“Fortaleza quiere más tiempo, pero nosotros ya cumplimos. Cada día que pasa sin que el gobierno haga algo para atender este asunto tan importante es un celador que se nos va. La fuga de celadores hay que atenderla ya. No podemos seguir con la burocracia y la ineptitud de José Ortiz que lo único que hace es otorgar contratos extremadamente dudosos, mientras nuestros celadores se siguen yendo”, puntualizó.

Por último, el líder sindical dijo que el pasado 4 de septiembre le enviaron una carta al director de Recursos Humanos de la AEE, Marc Thys, solicitándole una reunión con el director ejecutivo, José Ortiz para atender la negociación de los celadores y plasmaran por escrito su propuesta “final”, pero hasta la fecha no ha sido contestada la carta.




Cuestionan posible rol de región de Caguas de la AEE en esquema de fraude multimillonario

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo. (Agustín Criollo/CB)
El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo. (Agustín Criollo/CB)

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo cuestionó el miércoles el posible rol que tiene la región de Caguas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en el esquema de fraude multimillonario supuestamente gestado por altos funcionarios de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) y la empresa Cobra, contratada para la restauración del sistema eléctrico tras los embates de los huracanes Irma y María.

“¿Cómo se pudo haber facturado 1,800 millones de dólares en un año y ocho meses? ¿De dónde sacaron tantos celadores? ¿Por qué los administradores de Caguas se han removido dos veces. Mira que casualidad, todo es Caguas. ¿Dónde asignaron las grandes cantidades de trabajo a Cobra? A la región de Caguas. ¿Por qué toda esa coincidencia?”, cuestionó Figueroa Jaramillo en entrevista radial (WKAQ).

Asimismo, el líder sindical cuestionó si el nombramiento del administrador de la región de Caguas, donde casualmente residen muchos funcionarios, fue para darle paso al contrato. También cuestionó si la persona contacto de Cobra con la AEE es un exsubdirector ejecutivo que es de Caguas.

El martes se dio a conocer que el expresidente de la empresa Cobra Acquisitions, Donald Keith Ellison y la exadministradora de la Región 2 de FEMA, Ahsha Nateef Tribble fueron acusados junto a Jovanda Patterson, quien fuera subjefa de personal de la agencia, por un Gran Jurado de conspirar para sobornar a funcionarios públicos, declaraciones falsas, fraude de fondos de desastre y violaciones a la Ley de Viajes.

De otra parte, el exdirector ejecutivo de la AEE, Justo González dijo en entrevista radial (NotiUno) que “se tornó hostil la situación en las reuniones del Unified Command. Yo empecé a ver que especialmente Asha Tribble empezó a tener un prejuicio acerca de los empleados de la Autoridad, especialmente los gerentes… También habían algunos directores como el de transmisión y distribución… Sí ella siempre insistía en Cobra (para que se hicieran los trabajos)”.

Agregó que nunca fue entrevistado por las autoridades federales en relación a esta pesquisa.

Entretanto, Ricardo Ramos, quien fue director de la AEE durante los huracanes, alegó que al parecer Tribble prefería la contratación de Cobra en lugar de la de Whitefish, a pesar que los contratos eran iguales.

“Yo no sé qué pensar. Me siento súper mal. Yo siempre pensé, y se lo he dicho a todo el mundo, cuando el contrato de Whitefish a alguien yo le pisé los cayos y no sabía quién era. Llevo todo este tiempo buscando por qué pasó esto cuando todo se hizo por el libro”, dijo Ramos en entrevista radial (WKAQ) al indicar que renunció tras perder el control de la situación por ese contrato.

Además, alegó que cuando contrató a Cobra, Tribble no estaba en la isla, por lo que no influyó en la contratación. 

“Desde que ella llegó ella estaba molesta y criticando la contratación de Whitefish… Eran los mismos contratos proforma. Esta señora estaba criticando uno de los contratos, pero no el otro. No decía nada de Cobra, pero por Whitefish estaba molesta”, alegó al admitir que fue contactado por las autoridades federales, pero no por el Gran Jurado, ni por el personal del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés).




Jubilados de la AEE piden a la gobernadora que despida a José Ortiz

La Autoridad de Energía Eléctrica. (Archivo/CB)
La Autoridad de Energía Eléctrica. (Archivo/CB)

El presidente de la Asociación de Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AJAEE), Johnny Rodríguez Ortiz reiteró el lunes su petición a la gobernadora, Wanda Vázquez para que despida al director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz.

El presidente de la organización sostuvo que se reafirma en la solicitud luego que el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ángel Figueroa Jaramillo, denunció el alegado desastre administrativo en que se encuentra la AEE bajo la dirección de Ortiz.  

“Enterada la gobernadora de esta situación lo que procede es que lo remueva de su cargo”, dijo Rodríguez Ortiz en declaraciones escritas.

El portavoz de los jubilados de la AEE indicó que el 14 de agosto pasado cursó una carta a la gobernadora en la cual la ponía al tanto de las alegadas fallas administrativas cometidas por Ortiz. 

Dijo que en la misiva también le solicitó una audiencia para conversar sobre las denuncias, pero no han recibido respuesta.

“Bajo este funcionario, la corrupción crece en la AEE de manera silvestre. Eso no podemos permitirlo. Las denuncias hechas por Figueroa Jaramillo confirman lo que hemos planteado. La gobernadora tiene la oportunidad de ponerle fin al caos en la AEE y debe proceder con rapidez o será cómplice del ingeniero Ortiz”, concluyó Rodríguez Ortiz.




Celadores de la Utier solicitan reunión con la Gobernadora

(Suministrada)
(Suministrada)

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Rafael Figueroa Jaramillo, informó el martes, que le envió una carta a la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, en la que le solicitó una reunión para atender la fuga de celadores de cara al pico más alto de la temporada de huracanes.

En la carta entregada a la mano, Figueroa Jaramillo, enfatizó que atender la negociación de los celadores es de suma importancia para la operación y mantenimiento del sistema eléctrico y más cuando acaba de comenzar septiembre, la época más activa de la temporada de huracanes.

“Enviamos esta carta a la Señora Gobernadora en seguimiento a la pequeña reunión que sostuvimos el pasado 22 de agosto en la Fortaleza con el Asesor Reinaldo Del Valle Cruz, quien nos atendió luego de que cientos de celadores llegaran allí para llevar los reclamos de la negociación que lleva cerca de un año y que no ha rendido frutos por parte de la gerencia de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). El señor Del Valle se comprometió en enviarnos contestación a nuestras peticiones, pero lamentablemente al día de hoy no hemos recibido respuesta alguna. El pico de la temporada de huracanes ya comenzó, la semana pasada tuvimos la amenaza de Dorian y es necesario atender la problemática de la fuga de celadores y el proceso de negociación ya”, enfatizó Figueroa Jaramillo en declaraciones escritas.

En la carta, el presidente de la Utier, además de atender la negociación de los celadores, insiste en discutir los diferentes contratos otorgados por el ingeniero José Ortiz Vázquez, director ejecutivo de la AEE.

“Habíamos notado ya un alto interés por parte de la gobernadora sobre los contratos otorgados por José Ortiz y por eso el pasado 19 de agosto le enviamos a la gobernadora una carta diciéndole que queremos discutir y compartir con ella toda la información que podamos tener para que comiencen a concretarse acciones en la Autoridad, pero no nos respondió. La semana pasada nos enteramos de que la AEE contrató por 81,000 dólares una empresa privada para que maneje exclusivamente la nómina de los empleados de confianza de José Ortiz y por tal razón volvimos nuevamente a enviarle hoy otra carta pidiendo reunirnos, porque no se están atendiendo ninguno de los dos asuntos, ni los contratos que sigue dando el ingeniero Ortiz, ni la negociación de los celadores. Esto no puede seguir así, para dar contratos José Ortiz y la AEE encuentran dinero, pero para hacerle justicia a los celadores encuentran excusas. Esto no se puede permitir y la gobernadora tiene que hacer algo al respecto”, sentenció Figueroa Jaramillo.




Tribunal Supremo federal evaluará petición de la Utier para declarar nulas decisiones de la junta fiscal

La petición de certiorari presentada por la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) el pasado 5 de junio en el que se pide que se anulen las acciones de la junta de control fiscal será evaluado por el Tribunal Supremo este próximo jueves 20 de junio.

“El jueves se reunirán para determinar si aceptan revisar el certiorari presentado por la Utier para que declaren nulas todas las decisiones que ha tomado la Junta y esperamos que se acoja y eventualmente sean anuladas”, expresó Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Utier.

Figueroa Jaramillo indicó que, a pesar de que es un adelanto el que el Tribunal evalué la petición presentada, espera que este paso importante logrado no se vea tergiversado en un apuro de la Junta por mantener sus nombramientos.

“Para la reunión del jueves todas las partes hicieron gestiones para que el Tribunal acelerara el trámite de consideración de la petición. Nosotros esperamos que los pasos que estamos adelantando no se vean distorsionados por los apuros de la Junta de mantener sus nombramientos y más cuando ayer anunciaron que llegaron a un acuerdo con los bonistas, aunque solo con un 10 por ciento de los bonos de obligación general. Esperamos que esta movida no sea la excusa para presentarle al Tribunal que sus nombramientos hay que mantenerlos porque están logrando acuerdos”, instó.

En el certiorari radicado por la Utier también exige que se anule el plazo hasta el 15 de julio de 2019 otorgado por el Tribunal de Apelaciones para que la Junta mantenga sus operaciones en lo que el Senado federal atiende sus nombramientos. Si el Tribunal Supremo acepta el caso de la Utier, la decisión final se tomaría en algún momento a partir de octubre de 2019.




Presidente de la Utier afirma que la AEE no está lista para un huracán

El presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo (centro). (Suministrada)
El presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo (centro). (Suministrada)

A pesar de que el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz y el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, insisten en que el sistema eléctrico de la AEE está preparado para enfrentar otro huracán, la realidad es que, a pesar de que el sistema de transmisión está en mejores condiciones que antes que María, el sistema de distribución está en una situación más crítica, al igual que los recursos humanos disponibles, denunció el lunes el presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo.

“La semana pasada el Gobernador y el ingeniero Ortiz le aseguraron al país que el sistema aguanta cualquier evento atmosférico que pueda tocar la isla. Decían que el sistema de transmisión está más robusto, que tardó mucho más en repararse, pero que se reparó bien. Si bien es cierto que las líneas que cruzan el país desde las centrales generatrices están en mejores condiciones que antes que María, también es cierto que el sistema de distribución, el cable que lleva la luz a las casas, no se ha fortalecido como debería a dos años del paso de María”, expresó.

Según Figueroa Jaramillo, el sistema de transmisión, que se compone 2,478 millas de cables, es de suma importancia, pero el sistema de distribución, que se compone 33,169 de cables aéreo y soterrado, que da luz a las residencias y comercios, es mucho más complejo y está en peores condiciones cada día.

“El sistema de distribución está en peores condiciones porque no se le da mantenimiento. Para el ingeniero es bien fácil decir que el sistema de distribución es bien fácil de repararse, pero sí no se ha dedicado a retener el personal que lo repara, ¿quién lo va a reparar? Porque al día de hoy no ha hecho nada para retener la fuga de celadores, fuga que dijo en febrero que era peligrosa, pero que no ha detenido”, explicó Figueroa Jaramillo.

El líder sindical detalló la importancia de los celadores para restaurar el sistema eléctrico ante el embate de un sistema atmosférico o de cualquier eventualidad que ocurra que deje el sistema fuera de servicio.

“Sabemos que ningún sistema es infalible frente a la naturaleza, pero necesitamos los celadores y todos los componentes de las brigadas, celadores que se han ido a Estados Unidos porque el sueldo que le ofrecen allá no es para nada competitivo con el que le pagan aquí. En Estados Unidos un celador podría cobrar un promedio de $76,800, mientras en Puerto Rico reciben $40,111 anuales. La AEE no ha hecho nada para retener este personal importante al momento de reparar el sistema a pesar de tener desde el pasado enero una propuesta por parte de la UTIER. Sin celadores, sin personal, sin plan, sin equipo, ni camiones el sistema no estará listo en los dos meses que estima el señor Ortiz”, insistió.

Otro elemento importante que destacó Figueroa Jaramillo es la disponibilidad de las Centrales Generatrices del Norte y todas las unidades de respuesta rápida distribuida en lugares estratégicos en toda la isla. Recordó que más del 75% de las unidades de rápida reacción tampoco estuvieron disponible y tampoco lo están en estos momentos.

Por otro lado, el presidente de la UTIER, denunció que la AEE no ha discutido el plan de respuesta rápida para reconstrucción del sistema ni con los trabajadores, ni con el sindicato como ocurría en años anteriores que se trabajaba en conjunto.

“¿Cómo vamos a reparar el sistema eléctrico si los trabajadores no sabemos cuál es el plan de la AEE para realizarlo? Bueno no sabemos cuál es el plan que tienen con nosotros, pero sí sabemos que el plan de la Autoridad es darles contratos millonarios a compañías sin experiencia como WhiteFish y a compañías que resultan ser investigadas por el FBI por la otorgación de sus contratos como lo es COBRA”, sentenció.

Figueroa Jaramillo recordó que compañías como estas, realizaron trabajos que luego hubo que rehacer por la inexperiencia y la falta de conocimiento de un sistema tan complejo como el nuestro.

“Muchos de los trabajos realizados por WhiteFish y COBRA se tuvieron que hacer de nuevo porque simplemente no servían. Ese dinero que se gastó en estas compañías debió invertirse en la contratación de personal para la Autoridad como lo son los técnicos, podadores, grueros, celadores y todos los trabajadores que sean necesarios para restablecer el servicio. Si eso se hubiese hecho, el sistema se hubiese podido restaurar más rápido y hoy en lugar de decir que no estamos listos para otro huracán, estuviésemos diciendo todo lo contario”, puntualizó.

Añadió que “el pasado viernes el Director Ejecutivo José Ortiz informó que ya ha firmado contratos con 33 utilidades en los Estados Unidos para en la eventualidad de afectarnos un fenómeno atmosférico nos brinde soporte. ¿Pero por qué de forma individual? ¿Por qué empresas privadas?”

Para evitar despilfarro de dinero en una corporación en quiebra y fondos federales, Figueroa Jaramillo propuso que se reactive el acuerdo con la American Power Public Association, que agrupa empresas públicas de la industria eléctrica que es más económico y cuenta con personal con experiencia en desastres naturales. De igual manera, insistió en la implementación de un inspector general independiente (IPSIG) para el cumplimiento de los procedimientos, reglamentos y acuerdos de la AEE y poder tener la confianza para que se desembolsen los fondos federales necesarios para la reconstrucción del sistema.

El presidente de la UTIER recordó que el acuerdo con los bonistas de la AEE también opaca el escenario de la recuperación del sistema eléctrico tras el paso de otro huracán pues si ocurriera otro desastre atmosférico los costos bajo el cargo de transición a los clientes de la AEE no asumen ninguna interrupción importante en las ventas, como otro huracán mayor.

“Si viene otro huracán, tormenta o sucede algo que hace que el sistema no genere energía, el acuerdo con los bonistas permitiría que ese tiempo que se dejó de pagar el cargo de transición siga estando vigente y siga siendo impuesto hasta que se paguen los bonos incluso si esto se extiende más allá de 2067. Cada día que estemos sin luz, es cada día que le seguiremos pagando a los bonistas por energía que no se generó”, concluyó.