Trump presiona a republicanos sobre ley de salud federal

Por Alan Fram

WASHINGTON — El presidente Donald Trump presionó el lunes a los divididos senadores republicanos para que aprueben su varada propuesta de ley de salud en las próximas semanas.

La medida fue nuevamente blanco de ataques dentro del partido: una senadora moderada pidió un enfoque más bipartidista y uno conservador dijo que los republicanos estaban en un “impasse” y acusó a los líderes de estar tratando de comprar votos.

El presidente Donald Trump presionó el lunes, 10 de julio del 2017, al Congreso para que apruebe una ley de salud antes de que comience su receso de agosto. (Evan Vucci/AP, Archivo)

El presidente Donald Trump presionó el lunes, 10 de julio del 2017, al Congreso para que apruebe una ley de salud antes de que comience su receso de agosto. (Evan Vucci/AP, Archivo)

Los senadores regresaron al Capitolio tras un receso de una semana por el Día de la Independencia durante el que disminuyó el apoyo en el partido a la propuesta elaborada por el líder senatorial Mitch McConnell.

La medida eliminaría gran parte de la reforma de salud del presidente Barack Obama y reduciría sus requerimientos de cobertura. Pondría fin a la penalización a quienes no adquieran cobertura, recortaría el programa Medicaid de seguro médico para los pobres y eliminaría impuestos para las personas más acaudaladas.

“No me imagino que el Congreso se atreva a salir de Washington sin una hermosa propuesta de ley de salud plenamente aprobada y lista”, dijo Trump en Twitter.

McConnell estaba estudiando cambios dirigidos a conseguir respaldo de su partido para la propuesta, que ha encontrado oposición en los dos extremos del espectro republicano. Los líderes republicanos querían aprobarla en la cámara antes del receso de agosto.

Entre las revisiones propuestas está limitar algunos de los recortes al Medicaid, añadir fondos para combatir la adicción a opioides y otras drogas, fortalecer los subsidios para personas de bajos ingresos y permitir a las aseguradoras vender pólizas baratas con cobertura magra.

Al menos una decena de senadores republicanos han expresado su oposición a la propuesta inicial de McConnell o la han criticado. Los republicanos tienen una mayoría de 52-48 y los demócratas están unidos en su rechazo a la medida, lo que significa que apenas tres deserciones republicanas la condenarían al fracaso.

Los periodistas de la Associated Press Andrew Taylor y Ricardo Alonso-Zaldivar en Washington contribuyeron a esta nota

Líder republicano anuncia planes de rehacer reforma de salud federal




Tranque en La Fortaleza con medida para fiscalizar a las aseguradoras

Aunque pasó el cedazo del Senado y de la Cámara de Representantes de forma unánime, actualmente existe un tranque en La Fortaleza para convertir en ley el Proyecto del Senado 27 que busca darles mayores herramientas a los pacientes a la hora de entablar querellas en contra de las aseguradoras.

La medida, que es de la autoría del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, llegó a La Fortaleza para la firma del gobernador Ricardo Rosselló Nevares el pasado 30 de junio. No obstante, actualmente está en jaque luego que varias aseguradoras le advirtieran al Ejecutivo que el proyecto las sacará del mercado y le aumentará al Gobierno el costo de la reforma de salud por cerca de $300 millones.

“Le pido al gobernador que firme el proyecto. Le solicito al gobernador que, si queremos resolver los problemas con las aseguradoras, firme el Proyecto del Senado 27 que se aprobó unánimemente. Todo el mundo le votó a favor. Es una pena que las aseguradoras hayan ido a La Fortaleza a decir que esta medida le costará al Gobierno $300 millones adicionales. Eso no es correcto y es una pena que la medida no haya sido firmada aun”, declaró Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión cameral de Salud y quien estuvo a cargo de varias de las enmiendas que se le introdujeron a la medida en este cuerpo y que ahora son parte del tranque.

El P. del S. 27 modifica la Ley Habilitadora de la Oficina del Procurador del Paciente para darles más garras a los pacientes a la hora de entablar una querella en contra de las aseguradoras. (Cindy Burgos/CB)

A preguntas de CB en Español sobre el alegado impacto económico millonario que ocasionaría este proyecto en las finanzas públicas de Puerto Rico, el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, no pudo precisar si la cifra de $300 millones es la que actualmente se encuentra bajo discusión. Sin embargo, sí confirmó que existe preocupación “por el impacto fiscal” de la medida.

“Sabes que el Departamento de Salud y ASES [Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico] emitieron ponencias sugeridas. Lo tenemos para evaluación. Todavía eso no se ha subido a la Oficina del Gobernador porque estamos recibiendo todo el insumo de Aafaf [Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico] […] Hoy tuvimos, de hecho, a Víctor Ramos del Colegio de Médicos [y Cirujanos], que está a favor de la medida. Estamos recibiendo toda la posiciones para subir la medida al gobernador”, expresó Rosario.

¿El impacto es de $300 millones?, inquirió este medio.

“No sé cuál es el número específico que publicó ASES. Pero hay una ponencia de ASES en el trámite legislativo que dice cuáles son sus preocupaciones y posible impacto fiscal”, dijo en referencia a la ponencia emitida por esta agencia el 7 de febrero durante el proceso de vistas públicas.

El P. del S. 27 modifica la Ley Habilitadora de la Oficina del Procurador del Paciente para darles más garras a los pacientes a la hora de entablar una querella en contra de las aseguradoras, herramientas que ya existían previamente pero que en el pasado cuatrienio fueron eliminadas por el Partido Popular Democrático (PPD).

Choque de versiones sobre enmiendas fantasmas a proyecto que fiscaliza aseguradoras

Específicamente, la medida le otorga autoridad a la Oficina del Procurador del Paciente para representar y velar por los derechos de pacientes que tengan un plan médico que no sea provisto por el Estado. La medida incluye a todo paciente, sin importar si tiene o no plan médico o si la cubierta de salud es privada o es público.

¿De dónde sale el alegado impacto de $300 millones?, preguntó CB en Español al presidente de la Comisión cameral de Salud.

“Esa información surge de la gente que se reunió en Fortaleza. Me llegó información que supuestamente esos $300 millones es el impacto. ASES y Salud se opusieron al proyecto porque supuestamente representaba un impacto económico pero cuando les pedí la evidencia que demostrara tal impacto nunca la presentaron. No puedo actuar bajo supuestos”, respondió Morales.

Estas declaraciones contrastan con la información suministrada por el secretario de Asuntos Públicos que, a su vez, resultan inconsistentes con el informe positivo de la medida.

El P. del S. 27, que logró todos los votos incluyendo las minorías en la Legislatura, reconoce además al proveedor de servicios de salud, entiéndase el médico u hospital, entre otros, para que abogue a favor del paciente en aquellos casos donde la aseguradora rechaza la cobertura de un servicio médico, de un tratamiento o medicamento recetado.

Además, la medida le exige a las aseguradoras a someter cada tres meses informes a la Oficina del Procurador del Paciente en los que consignen el total de determinaciones adversas o rechazos de cubiertas que le hicieron a pacientes y su justificación para cada fallo adverso.

“Sería bien decepcionante para mí que este proyecto el gobernador no lo firme. Las aseguradoras están cabildeando en Fortaleza para que el gobernador no firme esta medida que es exclusivamente para beneficiar a los pacientes y defenderlos de las aseguradoras”, añadió el presidente de la Comisión cameral de Salud.

“No hay razón para que haya tal impacto”

El P. del S. 27 fue radicado por Rivera Schatz el 2 de enero y va a tono con el denominado Plan para Puerto Rico de Rosselló Nevares que en su página 133 habla sobre la defensa del paciente.

“Fortaleceremos la fiscalización y el monitoreo del cumplimiento con las disposiciones del Código de Seguros de Salud, para asegurarnos que las querellas presentadas por el paciente sobre el servicio de salud sean atendidas adecuadamente”, reza la promesa de campaña de Rosselló Nevares.

La Cámara de Representantes logró introducirle una enmienda al proyecto que prohíbe que cualquier compañía de seguro de salud o cualquier persona jurídica de la cual sus accionistas, oficiales o directores o cualquier otra persona natural o jurídica que sea el alter ego, o tenga un interés económico directo o sea un conducto económico pasivo de la misma, a realizar el proceso de revisión y utilización en cualquiera de los niveles de apelación. Es precisamente esta enmienda la que las aseguradoras, supuestamente, han señalado en La Fortaleza como la causante de que se tengan que aumentar los costos de las primas en la reforma de salud.

Actualmente, Molina Healthcare cuenta con ese proceso para que las apelaciones y revisiones del paciente o proveedor sean realizadas por un ente independiente, cuando el plan médico deniega un servicio o tratamiento de salud. El plan de salud First Medical lo tiene vigente hasta agosto mientras que Triple-S contó con este mecanismo cuando tenían el contrato de todo Puerto Rico con Mi Salud.

Esta enmienda lo que busca es que, una vez el plan médico rechace un servicio o tratamiento médico, exista un ente independiente al plan que realice ese proceso de revisión y apelación.

El pasado 23 de diciembre, el entonces director ejecutivo de ASES, Ricardo Rivera, emitió una carta normativa con relación a los procedimientos para revisión, determinación y apelación el cual sería efectivo el 1 de enero de 2017 y se estableció que dichas revisiones y apelaciones las tendría que realizar un ente externo a las aseguradoras.

Rivera Schatz radica polémico proyecto para fiscalizar aseguradoras

“Esto es un proyecto que beneficia al paciente. A mí como proveedor no me deja nada, al contrario, me da más obligaciones al convertirme en abogado de ese paciente que le deniegan un servicio médico. La medida es muy buena para el paciente”, expresó por su parte Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos.

Ramos agregó que si la aseguradora va a rebatir el criterio médico cuando estos recomiendan un servicio o tratamiento a un paciente, entonces debe ser otro galeno el que certifique esa denegación y no un técnico “que sigue un libro de recomendaciones de cubiertas del plan”.

“A las aseguradoras les están aumentando el pago por paciente por mes. No hay razón para que haya tal impacto. A las aseguradoras lo que les preocupa es que el proyecto abre una puerta de responsabilidad civil que ellos habían estado exentos hasta ahora y quieren que el Gobierno les pague el seguro. Eso es un costo de ellos de hacer negocios y el Gobierno no tiene que pagar por lo que las aseguradoras hacen mal”, declaró Ramos.

Fuentes de CB en Español afirmaron que actualmente las aseguradoras les cobran a todos los pacientes cerca de $5.80 en la prima mensual que son destinados para los programas de revisión y apelación, entre otros.

 

*El editor de finanzas públicas Luis J. Valentín Ortiz colaboró en esta historia.




Líder republicano anuncia planes de rehacer reforma de salud federal

Por Bruce Schreiner y Alan Fram

GLASGOW, Kentucky, EE.UU. — Una nueva reforma de salud que reemplace a la del expresidente Barack Obama está en proceso, informó el líder de la bancada mayoritaria en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, pero reconoció que hay un plan de rescate en el caso de que no funcione.

“Si mi bando es incapaz de acordar un reemplazo adecuado, se deberá de tomar una medida con respecto al mercado de seguros privados de salud”, dijo el senador del estado de Kentucky. Uno de los objetivos de máxima prioridad para el presidente Donald Trump y para el Partido Republicano, el de eliminar la ley de Barack Obama de 2010, podría quedarse corta.

Los comentarios de McConnell sugirieron que para mostrar progreso en cuanto a la reforma de salud, los republicanos que controlan la Casa Blanca y el Congreso deberían de negociar con los demócratas. (J. Scott Applewhite/AP)

Los comentarios del senador Mitch McConnell (centro) sugirieron que para mostrar progreso en cuanto a la reforma de salud, los republicanos que controlan la Casa Blanca y el Congreso deberían de negociar con los demócratas. (J. Scott Applewhite/AP)

El senador no dio más detalles en las declaraciones que hizo en el almuerzo del Rotary Club en el sur de Kentucky.

Anteriormente otros republicanos habían dicho que si fracasaba su esfuerzo para desmantelar la ley de Obama, una reforma menor sería necesaria para generar una ayuda rápida para las aseguradoras y consumidores. Dijeron que podía incluir pagos federales a aseguradores para ayudarlos a contener los costos para las personas con salarios bajos e incentivos para que la gente siga comprando pólizas.

Los comentarios de McConnell sugirieron que para mostrar progreso en cuanto a la reforma de salud, los republicanos que controlan la Casa Blanca y el Congreso deberían de negociar con los demócratas. Aunque el actual y amplio proyecto de salud de los republicanos tiene protecciones contra un discurso obstruccionista de los demócratas, una medida más restringida que requiere de 60 votos para pasar.

“Tenemos una obligación con el pueblo estadounidense de intentar mejorar lo que tenemos. Lo que sabemos es que el orden establecido actual no es viable”, dijo el senador republicano.

El líder de la minoría, Chuck Schumer, representante demócrata de Nueva York, comentó que era alentador que McConnell “abriera la puerta a soluciones bipartidistas”. Dijo que el foco debe estar en continuar con los pagos federales a las aseguradoras, los cuales Trump ha amenazado de detener.

Los demócratas han dicho que no negociarán hasta que los republicanos abandonen sus esfuerzos de derogación. Ellos reconocen que la ley de Obama necesita cambios que ayuden a reducir los costos del cuidado de la salud pero argumentaron que los republicanos están exagerando el problema y que las aseguradoras atribuyeron sus decisiones de dejar de vender pólizas en áreas no rentables en gran parte por las indicaciones de la administración de Trump de que podría detener los pagos a los aseguradores.

Fram inform desde Washington. Los periodistas de Associated Press Marc Levy en Harrisburg, Pennsylvania, y John Hanna en Palco, Kansas, contribuyeron a esta nota

Reforma de salud federal dejaría a 22 millones sin seguro




Republicanos develan propuesta para derogar ley de salud

Por Alan Fram y Ricardo Alonso-Zaldivar

WASHINGTON — Los senadores republicanos develaron el jueves su plan para derogar la reforma del sistema salud aprobada bajo el gobierno de Barack Obama, reemplazándola con una que reduce la asistencia a las personas de bajos ingresos y elimina los altos impuestos a personas adineradas y a las empresas.

La propuesta ofrecería créditos fiscales para que la gente pueda comprar seguro médico, y permitiría a los estados conseguir exenciones a los estándares que la ley de Obama le exigía a las aseguradoras.

El líder de los republicanos en el Senado Mitch McConnell, tras una reunión de su bancada legislativa en el Capitolio en Washington el 22 de junio del 2017. (Andrew Harnik/AP)

El líder de los republicanos en el Senado Mitch McConnell, tras una reunión de su bancada legislativa en el Capitolio en Washington el 22 de junio del 2017. (Andrew Harnik/AP)

La medida es una de las principales prioridades legislativas del presidente Donald Trump y de casi todos los legisladores republicanos. El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, ansía conseguir su aprobación la próxima semana.

Sin embargo, es en la cámara alta donde su futuro está más incierto.

Por lo menos media docena de senadores republicanos -tanto derechistas como más moderados- se han quejado de la propuesta, y han criticado a McConnell tanto por redactar la medida en secreto como por la premura con que ha manejado el asunto. Debido a que los demócratas están unidos en oposición, bastaría que tres senadores republicanos la rechacen para que fracase.

La medida suministrará unos 50,000 millones en los próximos cuatro años para que los estados puedan apuntalar a los mercados de las pólizas de seguro en su territorio.

En los próximos dos años, daría dinero para que las aseguradoras puedan reducir los costos a millones de personas de bajos ingresos. Trump ha amenazado con descontinuar esos subsidios, y algunas aseguradoras han mencionado la incertidumbre en torno al asunto como la razón por la que están aumentando las primas y saliéndose de algunos mercados.

La Cámara de Representantes aprobó el mes pasado su propia versión de la reforma. Aunque en ese entonces, en una llamativa ceremonia en los jardines de la Casa Blanca, Trump elogió esa propuesta, la semana pasada la calificó de “cruel” y pidió a los senadores redactar una versión más “generosa”.

Los demócratas rechazan las críticas lanzadas por los republicanos contra la reforma de Obama, y aseguran que el plan republicano dejaría sin cobertura médica a millones de personas.

La Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso, una agencia oficial no partidista, calcula que la versión aprobada por la Cámara de Representantes dejará sin cobertura médica a 23 millones de personas para el 2026. En los próximos días esa agencia emitirá sus cálculos para la versión del Senado.

Congreso de Estados Unidos pone en la mira ciberataques rusos




Choque de versiones sobre enmiendas fantasmas a proyecto que fiscaliza aseguradoras

Un choque de versiones entre el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, y el presidente de la Comisión cameral de Salud, Juan Oscar Morales, surgió esta tarde cuando el líder cameral aseguró que las alegadas enmiendas fantasmas en el proyecto para fiscalizar las aseguradoras fueron consultadas, pero el representante niega tal consulta.

Por un lado, Méndez indicó en conferencia de prensa que la tercera página de enmiendas al Proyecto del Senado 27 fue consultada y aprobada por sus asesores. Y por el otro lado, el presidente de la Comisión cameral de Salud se sostiene que dicha consulta jamás ocurrió.

“Todas las enmiendas que se hacen a las medidas se discuten primero con los asesores del presidente y se discuten con los asesores de las comisiones que trabajan los proyectos. Esa enmienda fue discutida tanto con los asesores con el presidente y la información que tengo es que fue discutida con el presidente de la Comisión [cameral de Salud Juan Oscar Morales] o con sus asesores. La enmienda se lee en el ‘floor’. Hemos pedido una transcripción del momento en que se lee la enmienda para aclarar todo este asunto”, dijo el presidente de la Cámara.

Sin embargo, cuando CB en Español le preguntó a Morales sobre la versión del presidente cameral, el presidente de la Comisión de Salud rechazó la expresión.

“Me sostengo que la tercera página de las enmiendas presentadas nunca nos fueron consultadas, ni tan siquiera nos fueron entregadas ese día. Esa es la verdad”, declaró Morales.

La contienda sobre la medida surge luego que ayer Morales confirmara a CB en Español en exclusiva que el Proyecto del Senado 27, que modifica la Ley Habilitadora de la Oficina del Procurador del Paciente para darles más garras a los pacientes a la hora de entablar una querella en contra de las aseguradoras, se le incluyó una página de enmiendas que no contaban con su consentimiento ni su conocimiento.

[DOCUMENTOS] Denuncian enmiendas fantasmas a proyecto para fiscalizar aseguradoras

Según Morales, una vez aprobado unánimemente el P. del S. 27 -de la autoría del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz– se incluyó una tercera página de enmiendas que elimina el carácter solidario de la responsabilidad, tal y como se expone en el Código Civil, quitándole la obligación a las compañías aseguradoras ante posibles demandas de pacientes y contradiciendo el propósito fundamental de la pieza legislativa.

Hoy, ante el malestar del presidente de la Comisión cameral de Salud sobre las enmiendas incluidas sin su consentimiento, el presidente de la Cámara aseguró que reconsiderarán hoy mismo la medida para eliminar las enmiendas en controversia.

“Estuve hablando con el presidente de la comisión [Morales], él me levanta que no le gusta la enmienda, que no está a tono. Eso es un proyecto que viene del Senado. Lo hablamos con el presidente y hay un consenso de que se traiga el proyecto nuevamente, se reconsidere, se vuelvan a leer las enmiendas y esa enmienda en específico se saque del proyecto”, detalló el presidente de la Cámara.

¿Hubo falsificación de la firma?, preguntó este medio a Méndez.

“No hubo falsificación, por eso me reuní con él y le aclaré que esa enmienda se discutió con los asesores del presidente, se discutió con los asesores del Senado, se discutió con los asesores de la comisión y se leyó en el ‘floor’ y se aprobó. Pero si ahora hay un sinsabor con la enmienda, no hay ningún problema con reconsiderar el proyecto y sacar esa enmienda. Eso lo vamos hacer hoy”, respondió Méndez.

Espaldarazo unánime de la Cámara a medida para fiscalizar aseguradoras

Según el presidente cameral, “la enmienda no tiene ningún efecto que no sea que diga que está avalada por Acodese”.

“Para que no haya duda, la sacamos del texto”, reiteró.




Espaldarazo unánime de la Cámara a medida para fiscalizar aseguradoras

A pesar del intenso cabildeo de las aseguradoras para paralizar y transformar el Proyecto del Senado 27 que le otorga mayores poderes a la Oficina del Procurador del Paciente para fiscalizarlas a la hora de autorizar o denegar cubiertas, la Cámara de Representantes dio paso esta tarde a la medida con votación unánime.

Con el aval de las dos delegaciones de oposición, la Cámara de Representantes dio paso a la medida que enmienda la Ley Habilitadora del Procurador del Paciente a fin de que las aseguradoras sean responsables civilmente por los daños causados a un paciente cuando el criterio del plan médico prevalece por encima de la recomendación de un médico.

La votación final fue 46 votos a favor, ninguno en contra y seis representantes ausentes.

“Todos sabemos las vicisitudes que pasan los pacientes a la hora de recibir servicios médicos. Todos sabemos de casos donde el doctor ordena un estudio a un paciente y la aseguradora dice que no. ¿Qué es más importante? ¿Los criterios de una aseguradora o el criterio del médico? La salud no se puede mirar en dinero. Esta medida busca corregir la intervención indebida de las aseguradoras en Puerto Rico”, argumentó Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión cameral de Salud al presentar la medida en el hemiciclo.

El presidente de la Comisión cameral de Salud, Juan Oscar Morales, argumentó esta tarde que las aseguradoras hay que fiscalizarlas en favor de los pacientes. (Limarys Suárez/CB)

La Cámara enmendó el Proyecto del Senado 27, cuyo autor es el presidente senatorial Thomas Rivera Schatz, a fin de permitirles a los pacientes que a la hora de presentar una querella en contra de una aseguradora puedan designar a un tercero para que los represente en el proceso.

“Esta medida persigue que las aseguradoras no sustituyan el criterio de necesidad médica ejercido por los proveedores al determinar cuál es el tratamiento que debe llevar un paciente. La medida le ordena a las aseguradoras rendir trimestralmente un desglose de sus determinaciones adversas o denegaciones de servicios de salud y las justificaciones por las cuales su criterio se antgepuso al de un proveedor”, explicó Morales.

Rivera Schatz radica polémico proyecto para fiscalizar aseguradoras

El presidente de la Comisión cameral de Salud señaló que las aseguradoras han creado compañías que se dedican a atender las apelaciones de los pacientes.

“Ellos mismos han creado compañías que son las que atienden estas apelaciones para dar la impresión que tienen manos afuera en estos procedimientos, pero son los mismos. Por eso ahora se le prohíbe a cualquier plan o persona accionista o jurídica realizar el proceso de revisión. Se le acabo el pan de piquito porque no van a poder revisar sus propias decisiones”, señaló Morales.

Previamente, el presidente de la Comisión cameral de Salud explicó a CB en Español que la enmienda trabajada en Cámara le permite a los pacientes delegar en un tercero para llevar a cabo su apelación en contra de la aseguradora. Ese tercero podría ser el proveedor, entiéndase el médico del paciente al que la aseguradora le denegó algún estudio, tratamiento o medicamento.

La medida permitirá que todo paciente presente sus querellas contra las aseguradoras públicas o privadas ante la Oficina del Procurador del Paciente. También lo podrán hacer los proveedores cuyos criterios médicos sean suplantados por el de una aseguradora y el paciente esté impedido de presentar querella por razón de impedimento físico y mental.

Asimismo, la querella puede ser presentada por familiares o tutores legales.

Catalogan como “necesario” proyecto de Rivera Schatz para fiscalizar aseguradoras

“El norte de un sistema de salud debe ser la calidad de los servicios a los pacientes por encima del ánimo de lucro y es por ello que esta medida busca mayores protecciones para los pacientes”, insistió el presidente de la Comisión cameral de Salud.

Por su parte, Jesús Santa, representante del Partido Popular Democrático (PPD), indicó que, aunque avala la medida, existe preocupación en torno a si la Oficina del Procurador del Paciente contará con el presupuesto suficiente para llevar a cabo las investigaciones de querellas.

“Al final del día, queremos que esto funcione pero si no está en el presupuesto, si la entidad donde se delega la acción no tiene recursos, lo que se pone en papel no va a poder llevarse a la acción”, dijo Santa.

El portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, indicó por su lado que respaldaría el Proyecto del Senado 27 porque “todo el mundo sabe que las aseguradoras han negado tratamiento” a pacientes.

“A destiempo” proyecto de Rivera Schatz para fiscalizar aseguradoras




Salud busca eliminar intermediario en pago a hospitales del gobierno

El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, indicó el lunes que el departamento pagará directamente a los hospitales de la Administración de Servicios Médicos (ASEM) y eliminará el paso intermedio de las aseguradoras.

“El mecanismo es bien fácil. Por ejemplo, si los hospitales facturan 3 millones mensuales, yo, (siendo) ASES, le pago esos tres millones a Centro Médico y esto mantendría un flujo de cash. Ya entonces no le pago a la aseguradora, sino que le pago directamente a los hospitales y las aseguradoras harían una factura por cero dólares porque yo ya pagué”, explicó. Asimismo agregó que “esto lo hemos hecho ya y ha resultado en economías”.

Los hospitales que componen ASEM son Centro Médico, Hospital Pediátrico, Hospital de Trauma, Hospital Industrial, entre otros.

Las expresiones de Rodríguez Mercado se dieron en un aparte con la prensa en medio de las vistas públicas de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes.

Aprueban en Senado medida para permitir la venta de activos de salud del gobierno

Por otra parte, el representante Antonio “Tony” Soto, quien presidente la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, aseguró nuevamente que el presupuesto presentado por el gobierno ante la junta de control fiscal sufrirá cambios.

“El presupuesto de la isla va a tener cambios, tanto en la distribución de los gastos de las distintas agencias que hemos evaluado como también estamos evaluando las inquietudes por parte de la junta de control fiscal en relación a las asignaciones discrecionales y en relación a las medidas de reducción de gastos”, indicó el también aspirante a la alcaldía de Guaynabo.

“Estoy convencido de que al final del análisis del presupuesto, Cámara y Senado habremos de trabajar un presupuesto que sea certificado por la junta (de control fiscal)”, concluyó.

El presupuesto recomendado por el gobierno ronda los $9,552 millones.




Sigilosas enmiendas buscan eliminar contribución a compañías aseguradoras

Varias enmiendas a un proyecto dirigido al sector cooperativista en Puerto Rico tienen como objetivo eliminar una contribución especial que pagan al gobierno las aseguradoras privadas por las primas que devengan cada año.

A pesar de haber sido aprobado con cambios menores el pasado 10 de mayo, cabilderos del sector de seguros de la isla lograron que la Cámara de Representantes pidiera reconsiderar el Proyecto del Senado 59 durante la sesión del martes e incluyera en la medida la eliminación de la llamada “contribución especial sobre primas”, según indicaron fuentes a CB en Español.

La Ley 40 de 2013 impuso a toda aseguradora privada una contribución especial de 1% sobre el total de primas que devengue cada año, con ciertas excepciones que incluyen aquellas relacionadas a los programas de Medicare, Medicaid y Mi Salud, así como también anualidades. Según información obtenida por CB en Español, se estima que la contribución especial sobre primas deja unos $40 millones al año.

En las dos ocasiones que el proyecto fue a votación en la Cámara, la medida logró el aval de todos los legisladores presentes, con excepción del representante por el Partido Popular Democrático (PPD), Javier Aponte Dalmau, quien votó en contra ambas veces.

Al momento de este escrito, la oficina de prensa del presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, no había contestado una solicitud de información de este medio.

Senado no concurrirá con las enmiendas

No obstante, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz -autor original de la medida-  aseguró hoy a CB en Español que el Senado no concurrirá con los cambios que la Cámara realizó esta semana a su proyecto. El líder senatorial sentenció que la medida regresará a su intención original: aclarar que aquellas aseguradoras que operan bajo el modelo cooperativista están exentas de pagar la contribución especial de 1%.

“Estoy seguro que el propósito original de la medida se restablecerá”, manifestó Rivera Schatz, quien añadió que habrá un comité de conferencia para el P. de la S. 59. El Senado tenía pautado reanudar la sesión a la 1:00 de la tarde de hoy.

CB en Español preguntó cuál fue la intención de la Cámara de reconsiderar la medida para incluir la enmienda que establece una reducción de 50% en la contribución especial para el próximo año y eliminarla por completo para el 2019.

Rivera Schatz radica polémico proyecto para fiscalizar aseguradoras

“No hubo ninguna intención que no fuera tratar de atender todos los temas a la misma vez”, contestó el presidente del Senado. Mientras, admitió que la idea de eliminar por completo esta contribución especial que pagan las aseguradoras privadas todavía permanece latente.

¿Está de acuerdo Rivera Schatz con eliminar esta fuente de ingreso para el gobierno?, indagó este medio. “Voy asegurarme en este momento en que el propósito original de mi medida se mantenga. Cualquier otra iniciativa legislativa que cualquier compañero quiera presentar, pues se discute y se evalúa. Mi iniciativa es el Proyecto del Senado 59”, se limitó a decir el líder senatorial.




Senado federal recibe con reparos la reforma de salud

Por Alan Fram y Richard Lardner

WASHINGTON — Los republicanos se apuntaron el jueves una victoria tras aprobar en la Cámara de Representantes una emblemática ley para revocar buena parte de la reforma de salud del expresidente Barack Obama.

Fue un proceso complejo y se espera que su paso por el Senado sea al menos igual de accidentado. Suponiendo que la iniciativa sobreviva a la cámara alta, hay pocas dudas de que lo hará con cambios.

La votación del jueves por 217 votos a favor y 213 en contra -que incluyó 20 deserciones republicanas- llegó tras varios momentos en los que la propuesta pareció condenada, a pesar de que las promesas de que revocarían el proyecto de Obama ayudaron a impulsar la campaña electoral de Donald Trump y las de multitud de congresistas republicanos.

Y eso fue en una cámara controlada por los republicanos por 238 representantes frente a 193.

Ahora los republicanos deben intentar aprobar la medida en un Senado que presenta diferencias políticas y de procedimiento respecto a la Cámara de Representantes.

“En adelante debemos moderar las expectativas y seguir centrados en el arte de lo factible”, dijo el presidente del Comité Financiero del Senado, Orrin Hatch, republicano por Utah. El suyo fue uno de varios comentarios prudentes emitidos por senadores republicanos tras la votación.

La iniciativa de ley aprobada eliminaría las multas que impuso la ley de Obama a la gente que no contrate un seguro médico y eliminaría el aumento de impuestos contemplado en el Obamacare a la gente de mayores ingresos y a la industria sanitaria. También diluye los requisitos de cobertura accesible, por ejemplo al dar luz verde para que los estados autoricen primas adicionales de las aseguradoras a clientes con problemas médicos previos.

Además, transformaría los subsidios de Obama para millones de personas que contratan cobertura médica, que ahora se basan principalmente en sus ingresos, al hacerlos más bajos y vincularlos a la edad del cliente. Y recortaría Medicaid, el programa de salud para gente de ingresos bajos, lo que incluye poner fin a los pagos federales adicionales a 31 estados a cambio de aceptar que Medicaid cubra a más gente.

Avanza reforma a la ley de salud en Estados Unidos

Mitch McConnell, el líder de la mayoría en el Senado y conocido por su cautela, describió la iniciativa de la Cámara de Representantes como “un paso importante” para eliminar la ley de Obama, pero dejó la puerta abierta a hacer cambios.

“El Congreso seguirá trabajando en legislación para ofrecer más opciones y libertad en las decisiones de sanidad”, expresó McConnell.

La propuesta fue redactada por republicanos que representan a distritos que tienden a aglutinar amplias mayorías de votantes republicanos. Los senadores representan a estados enteros y muchos tienden a mostrar actitudes más pragmáticas que sus colegas de la cámara baja.

Varios de ellos proceden de estados del nordeste y el centro-norte, donde muchas personas con bajos ingresos están adscritas a Medicaid. Muchos de los 31 estados que aceptaron la expansión de ese programa durante el mandato de Obama están liderados por gobernadores republicanos y los senadores no tienen interés en recortar los fondos de los estados y quitar cobertura a sus votantes.

Además, hay senadores republicanos que representan a estados golpeados por las muertes asociadas a la adicción a los opiáceos. La medida de la Cámara de Representantes dejaría que los estados eludieran el requisito de Obama de que las aseguradoras cubran los tratamientos antidrogas.

La senadora Susan Collins, republicana por Maine, señaló que la propuesta plantea “más preguntas que respuestas sobre sus consecuencias”. Señaló que no habría “límite para la cobertura” para personas con problemas de salud previos y que las exenciones fiscales contempladas por la cámara baja “no tienen en cuenta apropiadamente los niveles de ingresos” ni las diferencias regionales en los costes sanitarios.

Collins y la senadora republicana por Alaska Lisa Murkowski se han opuesto a recortar los fondos federales para Planned Parenthood. La propuesta de la Cámara de Representantes bloquea durante un año los pagos federales a la organización, que ofrece abortos pero por ley no los financia con dinero federal.

Otros senadores han pedido cambios en los subsidios y en expansiones de Medicaid para estados que no lo ampliaron durante el mandato de Obama.

El Senado podría acogerse a normas especiales para aprobar su versión de la ley con un empate a 50 votos, pero eso les da un margen de apenas dos senadores republicanos rebeldes, suponiendo que todos los demócratas se opusieran a revocar la emblemática ley de Obama.




Aseguradoras de bonos dicen plan fiscal certificado por la junta es ilegal

Assured Guaranty Corp., Assured Guaranty Municipal Corp. y la National Public Finance Guarantee Corporation han presentado un reclamo dentro del proceso de quiebra radicada por Puerto Rico, alegando que el plan fiscal del territorio no debe utilizarse como base para ningún plan legal de ajustes de deuda.

Assured ha asegurado aproximadamente $5,400 millones de la deuda del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA), mientras que National ha asegurado cerca de $3,600 millones de la deuda del ELA y sus corporaciones públicas, incluyendo unos $881 millones de bonos de obligaciones generales (GOs, en inglés).

Las aseguradoras de bonos sostienen que el plan fiscal aprobado por la junta de control fiscal es ilegal porque está en violación de Promesa ya que no respeta los derechos legales y las prioridades de pago.

“El plan fiscal del ELA con fecha del 13 de marzo de 2017, según implementado a través de la recién promulgada Ley de Cumplimiento con el Plan Fiscal […] ignora totalmente estas prioridades y derechos constitucionales y por lo tanto constituye una violación flagrante de los claros mandatos estatutarios de Promesa. El ‘Plan Fiscal Ilegal’, implementado a través de la Ley del Plan Fiscal, da al traste con generaciones de leyes constitucionales federales que rigen la prioridad y la protección de la deuda asegurada al darle prioridad de pago a todos los gastos generales y a todas las deudas sin garantía por encima del pago de cualquier deuda de bonos que contaban con primera prioridad constitucional o que estaban garantizados por derechos”, lee el documento.

Cooperativas aseguran estar preparadas para la quiebra de Puerto Rico

El “Plan Fiscal Ilegal”, según implementado a través de la Ley del Plan Fiscal, también “viola” los requisitos de Promesa que estipulan que un plan fiscal debe “asegurar que los activos, fondos o recursos de una dependencia territorial no serán transferidos” para uso general.

Mientras tanto, la Asociación Puertorriqueña de la Judicatura solicitó un interdicto el miércoles, el mismo día en que Puerto Rico radicó quiebra, tratando de impedir que el gobierno y la junta redujeran las pensiones de los jueces, alegando que es inconstitucional y constituía una intromisión en los asuntos de otra rama del gobierno.

Por otra parte la junta sometió una moción en una demanda radicada en abril por Servidores Públicos Unidos informándole al tribunal que se había iniciado un proceso de quiebra bajo el Capítulo III y que existía una suspensión automática. Dicha demanda impugnó la legalidad del Plan Fiscal.