Corea del Norte buscará iniciar negociaciones con Estados Unidos en 2018

Por Haejin Choi

SEÚL – Corea del Sur predijo el martes que Corea del Norte buscará abrir negociaciones con Estados Unidos el próximo año en una perspectiva optimista para 2018, a pesar de que Seúl estableció recientemente un equipo militar especializado para enfrentar las amenazas nucleares de Pyongyang.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso el viernes por unanimidad unas nuevas y más estrictas sanciones sobre Corea del Norte por su reciente ensayo de misiles balísticos intercontinentales, una decisión que según Pyongyang constituye un bloqueo económico y un acto de guerra.

Una bandera de Corea del Norte se ve en Ginebra, Suiza, el 17 de noviembre de 2017. (Denis Balibouse/Reuters)

Una bandera de Corea del Norte se ve en Ginebra, Suiza, el 17 de noviembre de 2017. (Denis Balibouse/Reuters)

“Corea del Norte buscará negociar con Estados Unidos, al tiempo que continuará con sus esfuerzos para ser reconocido como un país poseedor de armas nucleares”, dijo en un informe el Ministerio de Unificación de Corea del Sur, sin ofrecer ninguna razón para su análisis.

Por su parte, el Ministerio de Defensa surcoreano dijo que podría asignar cuatro unidades para que operen bajo un nuevo funcionario que supervise la política de Corea del Norte, con el objetivo de “disuadir y responder a la amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte”.

Las tensiones geopolíticas han aumentado por los programas nuclear y de misiles de Corea del Norte, que han desafiado varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, en medio de una retórica belicosa tanto de Pyongyang como de la Casa Blanca.

Diplomáticos estadounidenses han dejado claro que están buscando una solución diplomática, pero el presidente Donald Trump ha calificado las conversaciones como inútiles y dijo que Pyongyang debe comprometerse a renunciar a sus armas nucleares antes de que cualquier conversación pueda comenzar.

En una declaración transmitida por la agencia oficial de noticias KCNA, Corea del Norte dijo que Estados Unidos estaba aterrorizado por su poder nuclear y que sus sanciones demostraban que se ​​estaba poniendo “cada vez más frenético”.

China, el único aliado importante de Corea del Norte, y Rusia apoyaron las últimas sanciones de la ONU, que buscan limitar el acceso de Pyongyang a productos petroleros y a sus ganancias provenientes de trabajadores en el extranjero.

 

(Reporte adicional de Muyu Xu y Ryan Woo en Pekín. Escrito por Josh Smith. Editado en español por Rodrigo Charme)




Estados Unidos admite falta mucho para reparar relaciones con Rusia

Por Matthew Lee

WASHINGTON — El gobierno estadounidense admitió el martes que falta mucho trabajo para reparar las maltrechas relaciones con Rusia, al tiempo que Moscú reiteraba su exigencia de que se le devuelvan dos instalaciones diplomáticas confiscadas.

El lunes se realizó la más reciente ronda de diálogo de alto nivel, una sesión de dos horas y media entre el subsecretario de Estado Tom Shannon y el viceministro de relaciones exteriores de Rusia, Serguei Ryabkov.

El viceministro de relaciones exteriores de Rusia, Serguei Ryabkov (izquierda) y el embajador ruso ante Estados Unidos, Sergey Kislyak, (derecha) llegan al Departamento de Estado en Washington. (Carolyn Kaster/AP)

En un comunicado, el Departamento de Estado manifestó que se trató de un encuentro “difícil, franco y deliberado” y que ambas partes expresaron su compromiso con tratar de dirimir las diferencias. Sin embargo, el comunicado aclaró que no lograron avances sustanciales.

“Estados Unidos y Rusia buscan una solución a largo plazo para una serie de temas de interés bilateral que han tensado las relaciones”, dijo el comunicado.

“En el diálogo se hizo evidente la buena voluntad, pero queda claro que falta trabajo por hacer”, añadió.

La reunión buscaba resolver las diferencias que han entorpecido la colaboración en temas de importancia mundial, como los conflictos en Siria y en Ucrania. La reanudación del diálogo ocurre menos de dos semanas después de que el presidente Donald Trump y el presidente ruso Vladimir Putin celebraron su primer encuentro en persona, que ambas partes calificaron de un buen comienzo para reparar las relaciones.

Trump encara a Putin sobre elecciones presidenciales

Washington desea que Moscú deje de acosar a diplomáticos estadounidenses y que derogue una prohibición sobre la adopción de niños rusos. Rusia quiere que Estados Unidos le devuelva dos instalaciones recreativas -una en Maryland y una Nueva York- que datan de la Guerra Fría y que el entonces presidente Barack Obama ordenó confiscar en represalia por la intromisión rusa en las elecciones presidenciales del 2016.

Aunque Putin se abstuvo de tomar represalias por las medidas de Obama -que también incluyeron la expulsión de 35 diplomáticos rusos que Estados Unidos consideraba espías- ha aumentado la frustración en Moscú por el hecho de que Trump no las ha derogado.

Rusia advirtió que podría expulsar a diplomáticos estadounidenses o confiscar propiedades si no se le devuelven las instalaciones. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que Moscú “se reserva el derecho a tomar medidas recíprocas”.

Ryabkov dijo a la agencia de noticias rusa Tass que él y Shannon habían presentado propuestas para llegar a una solución, pero que “sería exagerado decir que estamos a punto de llegar a una solución sobre esta situación”.

Relaciones entre Estados Unidos y Rusia sufren variaciones en la historia




Putin ofrece entregar documentos de discusiones con Trump a diplomáticos rusos

Por ERIC TUCKER, CATHERINE LUCEY y JULIE PACE

WASHINGTON — El presidente ruso Vladimir Putin ofreció el miércoles entregar al Congreso estadounidense documentos de las discusiones del presidente Donald Trump con diplomáticos rusos en las que al parecer el mandatario estadounidense reveló información secreta. El ofrecimiento da un giro inusual al furor sobre las revelaciones de Trump.

Las declaraciones de Putin se producen en momentos en que Washington lidia con revelaciones el martes por la noche de que Trump le pidió personalmente al director del FBI James Comey que suspendiera la investigación del asesor de seguridad nacional Michael Flynn, investigado por supuestos nexos con Moscú. La Casa Blanca emitió una furiosa negativa luego de notas de Comey que detallan el pedido de Trump.

La Casa Blanca desestimó la importancia y el secreto de la información provista por Trump a Rusia, que había sido suministrada a Washington por Israel bajo un acuerdo de inteligencia. El propio Trump dijo que él tenía “un derecho absoluto” como presidente a compartir “hechos relacionados con terrorismo” y seguridad de aerolíneas con Rusia. Pero aliados estadounidenses y el Congreso expresaron preocupación y alarma.

Cese del director del FBI persigue a Donald Trump

Putin dijo en una conferencia de prensa que está dispuesto a entregar notas de la reunión con Trump con los diplomáticos rusos si la Casa Blanca está de acuerdo. Restó importancia a la indignación sobre las revelaciones de Trump, diciendo que se trata de políticos estadounidenses azuzando “sentimientos anti rusos”.

Comey, a quien Trump despidió la semana pasada como director del FBI, escribió un memorándum tras una reunión en febrero en la Casa Blanca que el nuevo presidente le había pedido que suspendiera la investigación de Flynn y sus contactos rusos, dijo una persona que leyó el memo. La investigación era parte de una pesquisa más amplia sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales del año pasado.

El memo de Comey sería la evidencia más clara hasta la fecha de que el presidente ha tratado de influir en la investigación.

El legislador republicano Jason Chaffetz, jefe de la comisión de supervisión de la Cámara de Representantes, le envió una carta al FBI el martes en la que solicitó todos los documentos y grabaciones de las comunicaciones entre Trump y Comey. Dijo que le daba al FBI una semana para hacerlo.

El demócrata de más rango en la comisión, Elijah Cummings, crítico constante de Trump, dijo que el caso “parece un caso claro de obstrucción criminal de la justicia”.

Trump defiende revelar información secreta a Rusia