Juez ordena al Banco Popular a que pague sobre $2 millones a Tito Trinidad

El juez superior del Tribunal de San Juan, Anthony Cuevas Ramos expidió una orden en la que obliga al Banco Popular de Puerto Rico cumplir con el pago de sobre $2 millones al excampeón de boxeo, Félix “Tito” Trinidad.

De acuerdo a la resolución, la institución bancaria “se ha cruzado de brazos”, tras incumplir con una orden emitida el 19 de marzo de 2018, en la que se le exigía que en un término final de 5 días procediera a realizar el pago total de $2,002,161.60 al exboxeador puertorriqueño.

“Se le ordena a dicha parte a que, en el término final de 24 horas, proceda a consignar la suma de $2,002,161.60 en la Unidad de Cuentas de este Tribunal. Se advierte a la parte demandada que, de no cumplir con esta Orden en el término establecido, procederemos a ordenar el embargo de los fondos y valores pertenecientes al Banco Popular de Puerto Rico/Popular, Inc., Popular Securities LLC., y/o Popular Securities, Inc”, lee parte del documento.

A preguntas de CB en Español, el exentrenador Félix Trinidad padre, reaccionó complacido con la determinación del Tribunal, una que ayudará a paliar la difícil situación económica por la que atraviesa el tres veces campeón mundial y uno de los mejores boxeadores de la isla.

“No estamos pidiendo dinero del banco, estamos pidiendo el dinero que nos pertenece y que nos ganamos con el sudor de nuestra frente”, sostuvo Trinidad en entrevista vía telefónica, quien se mostró confiado en que su vástago prevalecerá en su intento de recuperar sobre $22 millones en inversiones que presuntamente fueron mal manejadas por Banco Popular.

“Nuevamente Tito levanta sus manos en victoria”, añadió Trinidad padre quien entiende que su hijo cuenta con evidencia sólida para demostrar en los tribunales que su hijo fue defraudado por el banco más importante de Puerto Rico a la hora de manejar su capital.

De acuerdo a la firma legal del púgil, encabezada por el licenciado Eric Quetglas Jordán, el Banco Popular detuvo en el 2015 pagos mensuales de $63,550. Sobre el particular, el Tribunal de Primera Instancia había determinado que procedía el pago en marzo pasado, decisión que fue confirmada por el Tribunal de Apelaciones el pasado 13 de junio de 2018.



Orden de Pago Banco Popular Tito Trinidad (Text)




Juez determina solicitud de quiebra aplica a todas las iglesias católicas de Puerto Rico

El Juez federal de quiebras, Edward Godoy, decidió hoy que la solicitud hecha por la Arquidiócesis de San Juan para acogerse a la quiebra aplica a todas las iglesias católicas de Puerto Rico.

Esto quiere decir que tanto la Arquidiócesis de Mayagüez como la de Ponce también entrarían en el Capítulo 11 de la ley federal de quiebras. Ambas arquidiócesis habían solicitado paralizar el embargo de sus bienes para pagarle sus pensiones a maestros de colegios católicos retirados que habían demandado a la Arquidiócesis de San Juan.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico ya había decidido que la Iglesia era una sola entidad por lo que le aplicaba el embargo. La Arquidiócesis de San Juan se acogió a la quiebra bajo el Capítulo 11 para evitar el embargo de sus bienes.

Mientras, Godoy señaló que la solicitud de quiebras aplicaba a todas las iglesias a menos que alguna se hubiese incorporado.

Arquidiócesis de San Juan radica quiebra tras orden de embargo del tribunal

“Por las razones descritas en corte abierta, y tomando en consideración argumentos levantados por el demandante, los demandados y Banco Popular, este tribunal encuentra que la Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico es para propósitos de esta radicación de quiebra la misma personalidad jurídica reconocida como la Iglesia Católica Romana de Puerto Rico”, sostuvo la decisión.

Godoy acogió la decisión del Tribunal Supremo que dijo que “así, en la medida que las entidades creadas por la Iglesia Católica funjan como ‘alter egos’ o entidades ‘doing business as’ de ésta, sin someterse independientemente a un proceso ordinario de incorporación (como en su momento lo hizo la Academia Perpetuo Socorro) constituirán meras fragmentaciones indivisibles de la Iglesia Católica, sin personalidad jurídica propia.”




Arquidiócesis de San Juan radica quiebra tras orden de embargo del tribunal

La Arquidiócesis de San Juan radicó quiebra bajo el Capítulo 11 el miércoles luego de que un Juez ordenara el embargo de unos $4.7 millones para pagar las pensiones de maestros católicos retirados que habían demandado a la iglesia luego que su sistema de retiro fuese desmantelado.

No obstante, eso no invalida los reclamos de los pensionados porque la ley de Quiebras establece que el pago de pensiones es uno prioritario que debe pagarse en su totalidad.

El capítulo 11 permitirá a la Arquidiócesis poder reorganizar sus bienes y suspender cualquier demanda o embargo. Se supo que el Tribunal embargó 21 cuentas de la Arquidiócesis con $600,000 y congeló otras 12 cuentas con sobre $300,000. Además, congeló las cuentas de unas 150 iglesias que alegadamente sumaban unos $3 millones. Los embargos han impedido el pago de salarios a cientos de empleados.

En su documento de radicación Tribunal de Quiebras , el cual fue firmado por el vicario Alberto Arturo Figueroa, se estima que la Arquidiócesis de San Juan tiene entre 200 y 999 acreedores a quienes se les debe entre $10 millones y $50 millones. La solicitud de quiebra fue aprobada el 25 de agosto por el arzobispo Roberto González y el Consejo de Asuntos Económicos.

Entre los 20 acreedores mayores se encuentran no solo los maestros retirados a quienes se les deben $4.7 millones sino que aparecen dos préstamos de Banco Popular, el primero por $6.5 millones y el segundo por $3 millones. Además, aparecen $731,000 a la Nunciatura Apostólica; $178,000 a Caritas de Puerto Rico y $150,000 a la Parroquia Madre Cabrini.




Tribunal ordena embargo de cuentas de la Iglesia Católica

El juez de San Juan, Anthony Cuevas Ramos ordenó el martes el embargo de cuentas de la Iglesia Católica para asegurar el pago de las pensiones de los maestros retirados de colegios católicos.

“Atendida la solicitud presentada por la parte demandante para que se ordene el embargo de fondos de la Iglesia Católica para asegurar el pago de las pensiones de los empleados demandantes, se declara con lugar”, indica la orden judicial de tres páginas.

El Tribunal de Primera Instancia ordenó el lunes a la Iglesia Católica, Apostólica y Romana en Puerto Rico a pagar, sin más dilaciones, unos $4.7 millones como parte del pago de pensiones en los colegios católicos so pena de embargo a sus cuentas, donde se le concedió un plazo de 24 horas.

Ordenan al arzobispo González Nieves continuar pagando pensiones a maestros de colegios católicos

La decisión ocurre en plena Semana Santa cuando muchos colegios católicos no tienen clases.

El arzobispo metropolitano de San Juan, monseñor Roberto Octavio González Nieves, dejó en manos de los abogados el cobro del dinero. “Que los abogados respondan”, dijo González Nieves a preguntas de la prensa.

El pasado 16 de marzo, el juez Cuevas Ramos ordenó a las entidades educativas en las que trabajaban las maestras a que continuaran pagando las pensiones en lo que se dilucidaba si tienen personalidad jurídica separada de la Iglesia Católica, por lo que el pago tendría que hacerlo la institución que encabeza en la isla el arzobispo Roberto González Nieves.




Trump anunciará plan para frenar fondos a ejército cubano

Por Darlene Superville y Michael Weissenstein

WASHINGTON — Se espera que el presidente Donald Trump anuncie una nueva política hacia Cuba, con la que busca frenar el flujo de dinero estadounidense al ejército y los servicios de seguridad de la isla, pero manteniendo las relaciones diplomáticas y permitiendo que las aerolíneas y cruceros estadounidenses sigan dando servicio a la isla.

En un discurso programado para el viernes más tarde en un teatro en Miami relacionado con el exilio cubano, Trump anunciará las medidas políticas como cumplimiento de una promesa que hizo durante la campaña presidencial del año pasado para revertir el reencuentro diplomático con la isla lanzado por el entonces presidente Barack Obama después de décadas de distanciamiento.

Funcionarios de la Casa Blanca que dieron un adelanto a los periodistas el jueves sobre el cambio de política, alegaron que las propuestas de Obama acabaron enriqueciendo al ejército cubano mientras aumentaba la represión en la isla.

Los funcionarios hablaron bajo condición de no ser identificados a cambio de revelar la nueva política antes de que lo haga Trump, a pesar de las críticas frecuentes del presidente sobre el uso de fuentes anónimas.

Sin embargo, las medidas que anunciará Trump representan tan sólo una revocación parcial a las políticas de Obama. Además, asignarán al gobierno federal la complicada labor de regular el viaje de estadounidenses a Cuba para asegurarse de que no se realicen transacciones con el conglomerado vinculado al ejército que dirige gran parte de la economía cubana.

Nueva realidad para los cubanos genera miedo a la deportación

Al restringir los viajes individuales de estadounidenses a Cuba, la nueva política también conlleva el riesgo de restringir una importante fuente de ingresos para el sector privado de la isla, al que la medida pretende apoyar.

Bajo los cambios previstos, Estados Unidos prohibirá las transacciones financieras con decenas de empresas administradas por el corporativo GAESA, el cual está vinculado al ejército y opera decenas de hoteles, transportación turística, restaurantes y otros servicios.

Nuevamente se requerirá que la mayoría de los estadounidenses que visiten la isla lo hagan como parte de grupos turísticos organizados por compañías estadounidenses. Los lineamientos también requieren un itinerario completo de actividades diseñado para exponer a los viajantes a la vida diaria de los cubanos.

Pero debido a que las reglas de Cuba requieren que los grupos de turistas cuenten con guías proporcionados por el gobierno y utilicen autobuses del Estado, la medida le ha dado al gobierno cubano prácticamente control absoluto del itinerario de viaje y ha canalizado muchos de los ingresos a las empresas estatales.

Obama eliminó el requerimiento de tours, permitiéndoles a decenas de miles de estadounidenses reservar sus viajes e invertir su dinero en propietarios independientes de posadas, restaurantes y conductores de taxis.

La embajada de Estados Unidos en La Habana, que se reabrió en agosto de 2015, permanecerá como un puesto diplomático completamente operativo. Trump tampoco revertirá la decisión de Obama de poner fin a la política de “pies mojados, pies secos” que permitía que la mayoría de los inmigrantes cubanos que llegaran a Estados Unidos permanecieran en el país y eventualmente se convirtieran en residentes permanentes legales.

Cuba llama elecciones que marcarán anunciada salida de Castro

Presumiblemente, no se harán cambios en las normas que estipulan qué artículos pueden traer de Cuba los estadounidenses, incluyendo ron y habanos producidos por empresas estatales.

Se prevé que el viernes se den a conocer más detalles sobre los cambios, cuando la nueva política entraría en vigor, pero ninguna de estas modificaciones será efectiva hasta que el Departamento del Tesoro emita nuevas regulaciones, lo que podría tomar varios meses.

Eso significa que cualquier turista estadounidense que actualmente tenga un viaje reservado a Cuba en las próximas semanas podrá proseguir con sus planes.

Los detractores afirman que los cambios solo perjudicarán a los ciudadanos cubanos que trabajan en el sector privado y dependen del turismo estadounidense para ayudar a proveer a sus familias. Quienes están a favor de la medida expresaron su gratitud al énfasis de Trump en el tema de derechos humanos en Cuba.

En diciembre de 2014, Obama anunció que él y el líder cubano Raúl Castro restauraban las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, bajo el argumento de que la política a la que Estados Unidos se apegó durante décadas no pudo generar un cambio y era momento de intentar una nueva postura.

Estados Unidos rompió relaciones con Cuba en 1961, después de la revolución que encabezó Fidel Castro. Pasó las siguientes décadas ya fuera intentando destronar al gobierno cubano o aislando a la isla, lo que incluyó un severo embargo económico impuesto en primera instancia por el presidente Dwight D. Eisenhower.

El embargo aún está vigente y no sufrirá cambios por las políticas de Trump. Solo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos y los legisladores, en especial aquellos de ascendencia cubana como el senador republicano de Florida, Marco Rubio, no han mostrado interés en hacerlo.

Weissenstein reportó desde La Habana

Donald Trump se alista para anunciar nuevas políticas sobre Cuba