Negociado de Análisis Económico de EE.UU. emite primeras estadísticas para Puerto Rico

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera, junto a la gobernadora Wanda Vázquez Garced, anunciaron el martes que luego de un año de arduo trabajo y colaboración entre varias agencias gubernamentales y entidades independientes, el Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos, (BEA por sus siglas en inglés), emitió las primeras estimaciones para componentes específicos que son medulares para producir la cifra del Producto Interno Bruto (PIB) de Puerto Rico, que esta entidad calculará próximamente.

“Estas estimaciones son el primer paso para calcular el PIB, entre los componentes específicos que alimentarán este cálculo y que ya emitió BEA, se encuentran: el gasto de los consumidores, la inversión empresarial y el comercio de bienes. Las estimaciones de estos componentes comprenden los años 2012 al 2017 y están disponibles en dólares corrientes y sobre una base ajustada a la inflación”, explicó Laboy Rivera en conferencia de prensa en la que destacó que este es el resultado inicial del acuerdo que firmó en el mes de junio, con el Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos, que mejorará la competitividad de Puerto Rico como una jurisdicción de inversión proporcionando una mayor confianza a los inversionistas.

El Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos, actualmente emite los informes del Producto Interno Bruto y estadísticas relacionadas para los territorios de Samoa Americana, Guam, Islas Marianas del Norte y las Islas Vírgenes Estadounidenses. También calcula el PIB para los 50 Estados sobre la base de una metodología diferente con el apoyo de encuestas del Censo de los Estados Unidos que no se llevan a cabo en los territorios.

Por su parte, la gobernadora Wanda Vázquez Garced, señaló “este es un paso importante, ya que nos permitirá en un futuro obtener más y mejores datos sobre el comportamiento de nuestra economía y su respuesta a las iniciativas de política de desarrollo fiscal y económico, incluyendo los efectos de los programas de recuperación ante desastres. También permitirá una mayor inclusión en los programas federales”.

Como parte de este proceso para la producción de estas primeras estadísticas, se unieron esfuerzos con el Departamento de Hacienda, la Junta de Planificación y el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico.

Laboy Rivera, recordó la existencia de la Orden Ejecutiva que estableció un Grupo de Trabajo Interinstitucional para la Eliminación del Requisito de Información Electrónica de Exportación (EEI) para comercio entre Puerto Rico y el resto de los Estados Unidos.

“Esta acción se tomó porque el requisito de presentar la Información Electrónica de Exportación (EEI) para los envíos entre Puerto Rico y el resto de los Estados Unidos, establecido por la Regulación Federal y administrado por la Oficina del Censo de los Estados Unidos, perpetúa la percepción de que la Isla no es parte de la unión aduanera y el mercado común de los Estados Unidos. Esto provoca que algunas empresas estadounidenses discriminen en términos de precio y disponibilidad de productos en Puerto Rico, o a decidir no enviar sus artículos a la Isla. El requisito también aumenta el precio de los bienes enviados desde el resto de los Estados Unidos a Puerto Rico y agrega costos a las empresas de la isla que envían sus productos a los Estados Unidos.”, explicó el secretario del DDEC.

El funcionario concluyó que, como parte del resultado de la estimación del Producto Interno Bruto por el Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos, espera que se logre una plena integración de Puerto Rico en la economía nacional, en busca de alcanzar un trato igualitario en el intercambio comercial con otros territorios estadounidenses.

Para ver el informe del Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos, acceda a: www.bea.gov/data/gdp/gdp-puerto-rico




La economía de Puerto Rico se mantiene dando señales mixtas

(TeroVesalainen/Pixabay)

Por José Alvarado Vega

La economía de Puerto Rico está dando señales mixtas, según se desprende de los datos más recientes publicados por las distintas agencias de gobierno.

Las estadísticas del Departamento del Trabajo, por ejemplo, muestran la continuación de un mercado laboral aparentemente en auge y un turismo en crecimiento, mientras que se evidencia una reducción en algunos sectores importantes de las ventas al detal y menos empleos en áreas como trabajos de oficinas y relacionados con la salud, así como la construcción.

De acuerdo a la Encuesta del Grupo Trabajador, que se realiza mediante visitas a una muestra de hogares, la tasa de desempleo en la isla alcanzó un nivel históricamente bajo de 8.1 por ciento en julio de 2019, lo que significa una caída de 0.7 puntos porcentuales en comparación con el 8.8 por ciento registrado el mismo mes el año pasado. La tasa de desempleo en junio se situó en el 8,4 por ciento.

Se estima que Puerto Rico tenía unas 88.000 personas desempleadas en julio, 8.000 menos que los 96.000 desempleados el mismo mes del 2018.

La mitad de las personas desempleadas en julio habían estado sin trabajo durante cinco semanas o menos, mientras que el 19 por ciento había estado desempleada durante 15 semanas o más, según la encuesta. Alrededor del 44 por ciento de los encuestados dijeron que fueron despedidos y no esperan que los llamen de nuevo al trabajo, mientras que otro 14 por ciento dijo que había completado un empleo temporal.

El número estimado de trabajadores en la isla alcanzó los 998.000, lo que supuso un aumento de 2.000 personas, o menos del 1 por ciento, en comparación con los 996.000 empleados el mismo mes del año pasado, según la encuesta. La cifra de empleo de julio representa un aumento de 8.000 en comparación con los 990.000 empleados de junio.

La tasa de participación laboral fue del 41,7 por ciento en julio, aumentando 0,6 puntos porcentuales en comparación con el 41,1 por ciento del mismo mes del año anterior, pero una caída de 0,2 puntos porcentuales en comparación con el 41,9 por ciento de junio. En una cifra relacionada, la fuerza laboral de la isla se situó en casi 1,1 millones en julio, un aumento de 5.000 en comparación con la cifra de junio, pero 6.000 menos que en julio de 2018.

El número de personas mayores de 16 años, en las que se basa la encuesta, disminuyó en 41.000, o 1,5 por ciento. Este sector de la población cayó de 2,68 millones en julio de 2018 a 2,64 millones en julio de este año.

Los economistas hay llamado la atención sobre mirar con cautela las comparaciones con el año 2018 debido a que en ese momento todavía el país se encontraba en proceso de recuperación y muchos sectores no estaban activos en su totalidad tras el huracán María.

Los empleos relacionados con las ventas, así como el empleo gerenciaal y profesional, que incluye a los maestros, crecieron un 23 por ciento entre julio de 2018 y julio de 2019. El número de personas empleadas como operadores de máquinas, ensambladores e inspectores aumentó un 12 por ciento durante el mismo período.

Por otro lado, el número de personas que ocupaban puestos de trabajo de oficina y de apoyo a la gestión, que incluyen trabajo de secretaría, disminuyó un 22% entre julio de 2018 y julio de 2019, según la encuesta, que mostró que había un 21% menos de técnicos de salud empleados durante el mismo período.

También disminuyó el número de personas que tenían puestos de trabajo relacionados con los servicios, incluidas las relacionadas con el trabajo doméstico y relacionado con la seguridad, que disminuyó un 11,4 por ciento entre julio de 2018 y julio de 2019.

Caída en la construcción

Si bien esta encuesta no identifica explícitamente la construcción como una categoría, el número de trabajadores relacionados a labores relacionadas a ese sector tales como carpinteros, albañiles y capataces, disminuyó un 4 por ciento durante el mismo período. La construcción se considera un motor clave de la modesta recuperación económica en Puerto Rico después de que la ayuda federal para la recuperación ante desastres comenzó a ser desembolsada después de los huracanes Irma y María en 2017.

Incluso este repunte económico parece estar esperando con la finalización de reparaciones después del huracán y miles de millones de dólares en fondos adicionales de reconstrucción permanente para la isla que se mantienen debido a factores que van desde la burocracia federal a una pérdida de confianza en los funcionarios de la isla después de que dos ex jefes de agencias insulares fueron acusados de contratos de manejo incorrectamente que involucraban fondos federales de recuperación.

El índice de actividad económica en Puerto Rico registró su primera caída interanual en junio después de aumentar durante 11 meses consecutivos.

De hecho, después de registrar aumentos de dos dígitos el año pasado, las ventas en ferreterías y tiendas de muebles para el hogar se desplomaron 32.4 por ciento y 37.2 por ciento, respectivamente, entre abril de 2018 y abril de 2019, según la última información provista por la Compañía de Comercio y Exportación de Puerto Rico. En la encuesta de establecimientos se evidencia que las ventas generales al detal cayeron casi un 3 por ciento durante el mismo período. Las ventas en ferreterías y tiendas de muebles para el hogar han disminuido un 22 por ciento y un 20 por ciento, respectivamente, entre enero y abril de este año, según la encuesta.

El instrumento encontró que las ventas de automóviles nuevos y usados cayeron un 3 por ciento entre abril de 2018 y abril de 2019, pero aumentaron un 8,4 por ciento entre enero y abril de este año.

Además, las ventas en establecimientos deportivos, de instrumentos musicales y de entretenimiento cayeron un 29,7 por ciento entre abril de 2018 y abril de 2019, y bajaron un 28,6 por ciento de enero a abril de este año. Las ventas en restaurantes y lugares donde se venden bebidas alcohólicas también cayeron un 2% entre abril de 2018 y abril de 2019, y cayeron un 5,1% entre enero y abril del año.

Mientras tanto, el número de personas que se hospedaron en los alojamientos de Puerto Rico aumentó 22.7 por ciento entre el año fiscal 2018 y el año fiscal 2019, que terminó el 30 de junio, según la Compañía de Turismo (CTPR).  Los registros en los alojamientos certificados por la CTPR millones en el año fiscal 2018 a 1,85 millones en el año fiscal 2019. Sin embargo, la tasa de ocupación disminuyó del 76,4 por ciento al 67,7 por ciento durante el mismo período.

La economista Heidi Calero dijo recientemente a Caribbean Business que considera que el repunte económico impulsado por la construcción “es un preludio de una recuperación”, señalando que muchas veces se necesitan más inversiones en la isla para sacarlo de lo que ella llama una depresión de una década.




Presidente del BDE anuncia aumento del Índice de Actividad Económica para mayo 2019

El presidente del Banco de Desarrollo Económico, Gerardo Portela Franco. (Juan J. Rodríguez/CB)

El presidente del Banco de Desarrollo Económico para Puerto Rico (BDE), Gerardo Portela Franco, anunció el viernes la publicación del Índice de Actividad Económica (IAE) para el mes de mayo de 2019, que alcanzó un nivel de 120.7.

Este resultado, aseguró, representa un alza de 0.4 por ciento al compararlo con el mismo mes de 2018, el undécimo incremento consecutivo después de 67 meses sucesivos de reducciones interanuales. El IAE de mayo de 2019 refleja una reducción de 0.3 por ciento al compararlo con el resultado obtenido en el mes de abril.

“El promedio acumulado del IAE para el período de julio a mayo del año fiscal 2019 mostró un nivel de 121.3, lo que se traduce en un crecimiento de 6.4 por ciento en comparación con el resultado para el mismo periodo del año fiscal 2018”, dijo Portela Franco en comunicación escrita.

El también Principal Oficial de Inversiones del Gobierno, explicó que “Para el mes de mayo de 2019, el promedio de empleo asalariado no agrícola fue de 873,200 empleados, lo que representa un incremento anual de 1.7 por ciento y una reducción de 0.2 por ciento sobre el mes de abril. Las ventas de cemento para el mismo período totalizaron 1.1 millones de sacos de 94 libras, lo que representa un aumento intermensual de 6.6 por ciento y una caída interanual de 11.1 por ciento”.

El funcionario agregó que “El estimado preliminar para el consumo de gasolina en mayo fue de 71.9 millones de galones, cifra 14.9 por ciento menor a la registrada en mayo de 2019, así como un descenso de 1.9 por ciento en comparación al consumo registrado en el mes anterior. La generación de electricidad fue de 1,548.7 millones de kWh para el mes de mayo de 2019, lo que representa un aumento de 1.4 por ciento sobre el mes de abril y un incremento de 7.8 por ciento contra la cifra observada en mayo de 2018”.

La comparación interanual es con respecto al mes de mayo de 2018, cuando la Isla todavía sufría el efecto de la recuperación del sistema eléctrico debido al impacto de los huracanes Irma y María.

El IAE es un indicador de actividad económica que resume el comportamiento general de la actividad económica de la Isla. El mismo no representa un estimado mensual del Producto Nacional Bruto (PNB) real. Las tasas de cambio en el indicador no son las mismas que las del PNB, aunque el indicador posee una alta correlación con el PNB real, lo que permite su utilización para monitorear las tendencias en la economía de Puerto Rico. El IAE se formuló utilizando una metodología similar a la que utiliza el “Conference Board” en su índice coincidente para la economía de Estados Unidos.




Revelan resultados de la Encuesta Mundial de Valores para Puerto Rico

La Encuesta Mundial de Valores para Puerto Rico, realizada por profesores y estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) con el respaldo del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, reveló estadísticas acerca de los valores éticos, sociales, económicos y políticos de los puertorriqueños, así como la valoración de sus vidas cotidianas, de las instituciones cívicas y gubernamentales.

Uno de los datos que arrojó la encuesta fue que el 52% de los puertorriqueños no están interesados en la política, y el 54% no votaría por ningún partido político, aunque seleccionarían candidatos independientes. Sin embargo, el porcentaje de personas que sienten indiferencia ante estos temas aumentó porque, en 2001 el estudio reveló un 28% en la misma categoría. 

Por otra parte, la encuesta también demostró que el 91% de los puertorriqueños se consideraban bastante o muy felices. Además, señaló que el 85% de las personas consideran que sus barrios son seguros o bastante seguros, el 71% evita llevar mucho dinero en efectivo y el 54% no sale de su casa de noche, como método de seguridad. 

Los puertorriqueños, además, le atribuyen mayor importancia a la familia (94%), seguido por sus trabajos (70%), el tiempo libre (66%) y la religión (65%). 

“La Encuesta Mundial de Valores es una herramienta valiosa que nos permitirá comparar resultados con sobre 60 países. Es parte de los esfuerzos para lograr que Puerto Rico sea parte de los principales indicadores internacionales y de apoyar la toma de decisiones de las instituciones. La encuesta aborda temas de gran pertinencia para el gobierno, academia, tercer sector y sociedad civil por lo que invitamos a todos los sectores a analizar sus resultados”, expresó el autor principal del estudio, Javier Hernández. 

Los resultados del estudio fueron presentados en el Forto y Presentación sobre la Encuesta Mundial de Valores Para Puerto Rico 2018 en la USC.




Gobernador firma acuerdo para incluir cuentas de Puerto Rico en estadísticas nacionales

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares. (Suministrada)
El gobernador Ricardo Rosselló Nevares. (Suministrada)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció la firma de un acuerdo con el Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos (BEA, por sus siglas en inglés), para incluir las cuentas estatales de Puerto Rico en las estadísticas económicas nacionales.

Además, se anunció la presentación de una petición al Departamento de Transportación de los Estados Unidos para que autorice la transferencia de carga internacional en Puerto Rico.

“Estos esfuerzos son importantes para el desarrollo económico de la isla. El Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos ahora será la entidad encargada de preparar los informes del producto interno bruto (PIB), los cuales ya incluyen a los 50 estados y a otros territorios. Esperamos que, mediante este acuerdo, Puerto Rico se integre a la economía nacional”, manifestó el primer ejecutivo.

Rosselló Nevares —quien durante el anuncio estuvo acompañado del director del BEA, Brian C. Moyer y el principal oficial ejecutivo de Invest Puerto Rico, Rodrick T. Miller— destacó que uno de los beneficios tras firmar este acuerdo es que se recopilarán más y mejores datos sobre el comportamiento de la economía de Puerto Rico y su respuesta a iniciativas de políticas de desarrollo económico y fiscal; esto incluye los efectos de programas de recuperación de desastres.

Ante esto, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel A. Laboy Rivera, consideró que “el acuerdo con el Negociado de Análisis Económico de los Estados Unidos mejorará la competitividad de Puerto Rico como una jurisdicción de inversión, proporcionando una mayor confianza a los inversionistas”.

Por otro lado, la Administración Rosselló Nevares realiza esfuerzos por medio del DDEC y en el Congreso —bajo el liderato de la comisionada residente Jenniffer González Colón— para lograr que Puerto Rico pueda transferir carga internacional en sus aeropuertos.

Por esto, el DDEC presentó recientemente una solicitud al Departamento de Transportación de los Estados Unidos para que autorice a Puerto Rico a transferir carga internacional de aviones grandes a aviones más pequeños para su distribución a Estados Unidos, a fin de combinar carga doméstica e internacional.

Esto generará la creación de empleos y una mayor venta de combustible, atraerá nuevas líneas aéreas y potenciará mercados secundarios a la industria.

El permiso se solicitó para todos los aeropuertos internacionales que existen en Puerto Rico en Aguadilla, Carolina y Ponce.

El secretario del DDEC explicó que “hay una gran cantidad de aviones que sobrevuelan nuestro espacio aéreo y debido a las restricciones actuales no usan la isla como parada. Tenemos una posición geográfica estratégica para beneficiarnos de los vuelos provenientes de, no solo América Latina, si no de África y sus regiones”.

Laboy Rivera puntualizó además que “el Gobierno necesita desarrollar nuevos sectores económicos que no dependan tanto de incentivos ni subvención económica y, mediante la autorización de transferencia de carga doméstica e internacional, tenemos una gran oportunidad”.

Mientras, la comisionada residente manifestó que “me alegra saber que se logró firmar el acuerdo con el BEA. Desde el Congreso he estado trabajando incansablemente sobre este tema a través del H.R. 1405 conocido como el Puerto Rico Data Collection Equality Act, medida que ayudará a abordar adecuadamente las necesidades de los 3.2 millones de ciudadanos americanos que residen en la isla al simplemente exigir que las agencias de estadísticas federales nos traten por igual, un problema que hace mucho que se debe atender”.

Por otro lado, la funcionaria explicó que el pasado 25 de abril presentó nuevamente el H.R. 2357, el Puerto Rico Air Cargo Industry Empowerment Act, para agregar a Puerto Rico a la enmienda Stevens, que ha sido transformadora para la comunidad de Anchorage y el estado de Alaska.

“Continuaré trabajando con este tema desde mi posición en el Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes federal, que tiene jurisdicción sobre las reglamentaciones de la carga aérea, con la secretaria de Transportación federal Elaine Chao y el gobernador Rosselló Nevares como medio para agregar diversidad de la economía de la isla y como medio de desarrollo económico y empleos para todos los puertorriqueños”, añadió González Colón.

Por último, el secretario del DDEC explicó que Puerto Rico tendría grandes ganancias de recibir la autorización del Departamento de Transportación de los Estados Unidos y utilizó como ejemplo el estado de Alaska.

Explicó que, cuando a ese estado se le eliminaron las restricciones de cabotaje de aire, se crearon unos 20,000 puestos de trabajo en el aeropuerto y actividades relacionadas.

De acuerdo con el presidente de Northwest Airlines Cargo y experto de la industria, Jim Friedel, un nuevo vuelo del extranjero por día genera aproximadamente 90 puestos de trabajo adicionales en Alaska.

Según un informe de Estudios Técnicos, Inc., esto sugiere que, si Puerto Rico es liberado de las restricciones de cabotaje, de forma conservadora generará unos diez nuevos vuelos por día, lo que crearía hasta 900 nuevos puestos de trabajo y un aumento en la nómina de unos $30 millones.




Ventas de las pymes en Puerto Rico aumentan en marzo

El sector de ventas al detal reportó un aumento de 10% en sus ventas en marzo. (TeroVesalainen/Pixabay)

El comportamiento de las ventas al detal de las pequeñas y medianas empresas continuaron en aumento al concluir el primer trimestre de 2019, informó Ricardo Llerandi, secretario de la Gobernación y director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación (CCE).

En marzo las ventas al detal aumentaron 10% en comparación con el mes mismo mes de 2018, ya que el total de las ventas de las pymes ascendió a $1,176 millones mientras que para el mismo periodo de 2018 totalizaron $1,066 millones, para un incremento total de sobre $110 millones. En febrero pasado el aumento reportado fue de 6%.

“De igual forma se reportó un aumento de 1.17% en el total de ventas acumuladas de las pequeñas y medianas empresas de enero a marzo de 2019 al compararlo con el mismo periodo de 2018. El total de ventas de enero a marzo ascendió a $3,351 millones mientras que para el mismo periodo de 2018 las ventas totalizaron $3,313 millones lo que representó un incremento de $38 millones. Es por eso que continuaremos enfocados en ofrecer a las pequeñas y digitalización medianas empresas los mejores recursos dirigidos innovación, y la exportación a través de la plataforma Puerto Rico Emprende”, indicó el licenciado Llerandi.

El total de ventas para el mes de marzo ascendieron a $2,809 millones, lo que representó al compararlo con el mismo periodo del 2018, cuando el total de las ventas fue de $2,773 millones. De igual forma, el total de ventas de este mes demuestra un significativo aumento con el comportamiento previo al huracán María. Comparando con el 2016 y el 2017 se reflejó un aumento de 20% y 12% respectivamente.

Los sectores que reportaron mayor incremento en sus ventas fueron vehículos de motor nuevos y usados con 25.1%, equipo de patio y jardinería con 22.8%, tiendas de artículos electrónicos 22.1%, farmacias con 7.2% y las tiendas de cosméticos y productos de belleza 5.6%.

El secretario de la Gobernación puntualizó que el total de ventas registradas en marzo fue el mayor en lo que va del año 2019. Los meses de enero y febrero el total de ventas reportadas fue de $2,563 millones y $2,721 millones respectivamente.

Las áreas que reportaron una reducción en ventas fueron el renglón de ferreterías y ventas de artículos del hogar con un -21% y las ventas de artículos de deportes, instrumentos musicales y entretenimiento con un -17.9 %.




Comercio y Exportación anuncia aumento de 6% en las ventas de las pymes en febrero

El secretario de la Gobernación y director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación, Ricardo Llerandi. (Juan J. Rodríguez/CB)

El secretario de la Gobernación y director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación (CCE), licenciado Ricardo Llerandi, informó que en el mes de febrero las ventas al detal de las pequeñas y medianas empresas (pymes) aumentaron 6% en comparación con febrero de 2018.

El total de ventas de las pymes para febrero de 2019 ascendió a $1,228 millones, mientras que para el mismo periodo en 2018 fueron de $1,159 millones.

De igual forma, el total de ventas para febrero de 2019 reportó un crecimiento de 2.51% comparado con el mismo periodo de 2018, el total de ventas ascendió a $2,721 millones mientras que en febrero de 2018 totalizó $2,654 millones.

Entretanto, Llerandi explicó que las ventas al detal de enero reportaron una reducción de -7% al compararlo con enero de 2018. Sin embargo, el total de ventas de este mes demuestra un significativo aumento con el comportamiento previo al huracán María. Comparando con el 2016 y el 2017 se reflejó un aumento de 16% y 8% respectivamente.

“Continúa el comportamiento de crecimiento, y febrero lo evidencia ya que al compararlo con los años 2016 y el 2017 reportó un crecimiento 18% y 22%. Los resultados de estos informes de ventas al detal reflejan una estabilidad en la actividad económica de las ventas al detal y una mayor confianza en el comportamiento del consumidor”, expresó.

En enero de 2019, los sectores que reportaron mayor crecimiento fueron tiendas de cosméticos, productos de belleza y perfumes 14.2%, tiendas de alimentos especiales 13.2% y las tiendas de calzado 4.3%. Mientras que en febrero, los sectores que reportaron mayor aumento en sus ventas fueron equipos de patio y jardinería con 25.6%, las tiendas de piezas para autos con 21% y los vehículos de motor nuevos y usados con 11.5%.




Alegan interpretación de la Rama Ejecutiva sobre baja en tasa de desempleo es incorrecta

(Mudassar Iqbal/Pixabay)

El doctor Edwin Morales Cortés, catedrático del Instituto de Relaciones del Trabajo (IRT) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), expuso el miércoles, que la interpretación de funcionarios de la Rama Ejecutiva es incorrecta con relación a las estadísticas más recientes referentes a la tasa de participación a junio de 2018 (40.1) y la tasa de desempleo (9.2).

“Lo anterior, ya que no toma en consideración una serie de factores que inciden en los cambios reflejados en las respectivas tasas”, explicó Morales Cortés en comunicación escrita.

Expuso que entre los principales factores no explicados con relación a la disminución de la tasa de desempleo se encuentran los siguientes: personas que ya no buscan empleo por no haber logrado conseguir, aquellos que consiguen oportunidades que no llenan sus expectativas, la emigración masiva o estar excluido de la definición y por consiguiente de los segmentos poblaciones considerados en las fórmulas aplicadas. Se observó que se redujo en 1,000 personas la cantidad de personas en el grupo trabajador al comparar los datos de junio de 2018 con los de junio de 2017.

“Lo anterior, afecta los cambios en las tasas de referencia donde el secretario del Trabajo y el gobernador reclamaron logros históricos”, añadió.

El docente mencionó que la fórmula para calcular el desempleo no considera a personas que componen la categoría “fuera del grupo trabajador”, por cualquiera de los siguientes aspectos: muy joven o muy mayor, falto de destrezas, no desea trabajar, problemas de transportación o no puede trabajar por razones personales, las personas que se ocupan de su hogar, estudiantes que no realizan ninguna actividad económica, jubilados o pre jubilados, con condiciones de salud que no pueden trabajar o personas con diversidad funcional, personas que reciben pensión por razones distintas a la jubilación o pre jubilación, ociosos voluntarios, personas que realizan trabajos benéficos sin recibir remuneración para ello, no tienen empleo ni lo han buscado en las cuatro semanas anteriores a la entrevista. Subrayó el docente que interpretar estos datos sin conocer estas exclusiones, induce a error.

Además, existen personas, que se clasifican como desalentados, que han dejado de buscar trabajo, ya que perciben que no conseguirán trabajo o que los trabajos disponibles no se ajustan necesariamente a sus expectativas.

Señaló que, en cuanto a la tasa de participación laboral se considera la proporción de la población civil no institucional de 16 años o más, que forma parte del grupo trabajador. Por consiguiente, los desalentados al dejar de buscar empleo no estarían siendo considerados como parte del grupo trabajador. Las estadísticas no sugieren necesariamente que los cambios en las tasas de referencia se deban a que existe una mayor cantidad de empleos y una mayor cantidad de personas trabajando en términos netos.

Por otro lado, se observa que parte del segmento población que se ha insertado recientemente en el mercado laboral es a través de empleos por cuenta propia. En este renglón se reflejó un aumento de 22,000 personas trabajando por su cuenta. Se destaca que la cifra de empleo total, que apenas se utiliza en Puerto Rico incluye a los empleados asalariados, los que trabajan por su cuenta o aquellos que realizan trabajo en empresas familiares, sin recibir remuneración.

El doctor Morales Cortés planteó que el factor de emigración ocurre en parte ante la carencia de oportunidades laborales. También, incide en el proceso de toma de decisiones, las características de las oportunidades laborales en el exterior con base en las expectativas del trabajador. Destacó que existe una brecha importante entre la remuneración entre Puerto Rico y los Estados Unidos y en las prestaciones o beneficios que tienden a otorgarse en el sector privado. Acotó que el salario mínimo en los Estados Unidos tiende a ser precisamente un “mínimo” inicial, pero que, de facto, en Puerto Rico constituye un tope salarial que puede perdurar hasta la separación voluntaria o involuntaria del empleo. Se suma al cuadro integral de consideraciones, la depresión económica que afronta el país y los altos costes de vida en función de los niveles de ingresos de los trabajadores y sus familias.

“Hoy en día toma más tiempo el conseguir un empleo, que lo que demoraba antes por lo que este aspecto también tiende a explicar el que haya más desalentados. Por otro lado, si la persona que recibe ayudas gubernamentales y pudiera trabajar calcula el beneficio neto económico de trabajar contra no trabajar y continuar recibiendo estas, podría tender a optar por no reinsertarse en la fuerza trabajadora”, dijo.

Morales cortés exhortó a los legisladores y al Ejecutivo a incentivar el trabajo y crear las oportunidades de empleo digno y no castigar a este segmento poblacional desventajado.

“Lo anterior, si es que se pretende que las ayudas y subsidios sean temporales y que representen un factor motivador para lograr movilidad social y económica de la clase pobre del país”, señáló.

El docente mencionó que otros factores que inciden indirectamente en la tasa de desempleo y de participación laboral suelen ser: una reducción significativa en la tasa de natalidad (una reducción de aproximadamente el 50%), el aumento en la expectativa de vida y por consiguiente el efecto de ambos factores en el envejecimiento de la población y de parte de la fuerza trabajadora.

Finalmente, el catedrático urgió a funcionarios gubernamentales a no realizar análisis simplistas de las estadísticas laborales sin considerar todas las variables que inciden en las dinámicas del mercado de empleo ante el contexto y las circunstancias actuales de la realidad puertorriqueña. Morales Cortés acotó que “los números no pueden interpretarse en un vacío. Se requiere de conocer el contexto y las circunstancias particulares que inciden en el mercado de empleo.”




Radican medida para mejorar recopilación y publicación de estadísticas federales en Puerto Rico

La congresista Jenniffer González Colón (R-PR) y el congresista José E. Serrano (D-NY) informaron el jueves que presentaron la Ley de Igualdad en la Recopilación de Datos de Puerto Rico (Puerto Rico Data Collection Equality Act, en inglés), legislación bipartidista que mejoraría la recopilación y publicación de estadísticas federales en la isla.

“La exclusión de Puerto Rico de cualquier estadística federal es inaceptable. Es esencial que el territorio se incluya en todas las encuestas y programas llevados a cabo por los organismos estadísticos de los Estados Unidos para así brindar uniformidad y garantizar que tengamos la información más confiable y actualizada. La Ley de Igualdad en la Recopilación de Datos de Puerto Rico nos ayudará a abordar adecuadamente las necesidades de los 3.2 millones de ciudadanos americanos de la Isla al simplemente exigir que las agencias de estadísticas federales nos traten por igual, un problema pendiente desde hace mucho”, dijo González Colón en declaraciones escritas.

Explicó que Puerto Rico está actualmente excluido de un número considerable de programas estadísticos federales. Por ejemplo, la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés) no calcula el producto interno bruto (PIB) real de la Isla, a pesar de que publica estimaciones del PIB para cada estado, el Distrito de Columbia y todos los demás territorios.

Detalló que de manera similar, la Oficina del Censo de los Estados Unidos no incluye a Puerto Rico en muchos de sus programas, como lo son el Censo de Gobiernos, la Encuesta de Propietarios de Empresas y Trabajadores Autónomos (SBO, por sus siglas en inglés), la Encuesta de Vivienda Estadounidense (AHS, por sus siglas en inglés), entre otros.

Entretanto, la congresista especificó las estadísticas del gobierno de los Estados Unidos por lo general no incluyen los números de Puerto Rico en los totales nacionales, incluso cuando los registran. Por ejemplo, aunque la oficina del Censo ha contabilizado la población del territorio desde 1910, sus 3.2 millones de habitantes no se cuentan entre la población total de 326 millones en Estados Unidos. La Oficina de Estadísticas Laborales también calcula la tasa de desempleo de Puerto Rico, pero ese número no se incluye al informar la tasa de desempleo nacional de los Estados Unidos.

“Durante demasiado tiempo, Puerto Rico ha sido tratado de manera muy injusta cuando se trata de estadísticas nacionales que se recopilan en los 50 estados. Por ejemplo, no hay una razón lógica para que la Oficina del Censo no cuente e incluya a los millones de ciudadanos estadounidenses que viven en la Isla en la población general de los Estados Unidos. La Ley de Igualdad en la Recopilación de Datos de Puerto Rico asegurará que la gente de Puerto Rico se cuente adecuadamente en numerosos programas de estadísticas federales para que legisladores y oficiales gubernamentales tengan información precisa cuando promulguen leyes, políticas e iniciativas”, dijo por su parte, el congresista Serrano.

La Ley de Igualdad en la Recopilación de Datos de Puerto Rico trata de abordar la exclusión de la Isla de los programas estadísticos federales al exigir al jefe del Consejo Interagencial de Política Estadística de los Estados Unidos (U.S. Interagency Council on Statistical Policy, en inglés) que desarrolle e implemente un plan para recopilar y publicar estadísticas sobre Puerto Rico de la misma manera que las estadísticas son recolectadas y reportadas por agencias federales para los estados.

Además, el proyecto de ley ordena a las diferentes agencias de estadísticas federales que tomen todas las medidas necesarias y razonables para incluir a Puerto Rico en los programas bajo los cuales está excluido actualmente.

La mayoría de las disposiciones de la Ley de Igualdad en la Recopilación de Datos de Puerto Rico se derivan de las recomendaciones formuladas por el Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico (Congressional Task Force on Economic Growth in Puerto Rico, en inglés), que concluyó en su informe de diciembre de 2016 que incluir a la Isla en programas estadísticos federales beneficiaría a oficiales federales y estatales, inversionistas y el público puertorriqueño en general.




Estiman en 3.2 millones la población de Puerto Rico para el 2018

El United States Census Bureau publicó el miércoles, los estimados anuales más recientes de la población para Puerto Rico, estadísticas que hacen referencia al primero de julio de 2017 e incluyen los componentes de cambio poblacional anual desde el primero de julio de 2010 y sustentan el estimado de la población desde comienzos de la década.

Como la entidad líder de la Red State Data Center (SDC) del United States Census Bureau en Puerto Rico, el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (Instituto) presentó un resumen de los hallazgos de los nuevos estimados anuales poblacionales del 2018.

La población de Puerto Rico se estimó al primero de julio de 2018 en 3,195,153 personas. La repercusión de los huracanes (Irma y María) del año 2017 está contemplada en los nuevos estimados. Estos huracanes impulsaron aún más la tendencia decreciente del tamaño de la población en Puerto Rico. El cambio poblacional absoluto entre julio 2017 al 2018, se estimó cercano a 130,000 habitantes, traduciéndose en 3.9 por ciento de la población total.

En comparación con el pasado Censo 2010, cuando la enumeración oficial resultó en 3,725,789 personas, el nuevo estimado apunta a un decrecimiento acumulado en la presente década cercano al 14 por ciento hasta el 2018. En relación con la población residente de 18 años de edad o más (en edad de votar), ésta se estimó en 2,601,142 millones, comprendiendo el 81 por ciento de la población en Puerto Rico.

Los componentes del cambio poblacional contemplan que, entre el 1ro de julio de 2017 y el 1ro de julio de 2018, en Puerto Rico ocurrieron alrededor de 24,000 nacimientos y 31,000 muertes. Como consecuencia, los estimados anuales de la población reflejan más muertes que nacimientos, resultando en incremento natural cercano a -6,000 personas.

En cuanto a la migración, el saldo neto estimado fue aproximadamente de -123,000 personas durante el mismo periodo.