Encuesta revela riesgo cibernético figura entre principales preocupaciones de empresas

(Darwin Laganzon/Pixabay)
(Darwin Laganzon/Pixabay)

El riesgo cibernético figura entre las primeras cinco preocupaciones de las organizaciones y empresas, esto a pesar de que la mayoría de sus líderes se mantienen ajenos a las gestiones sobre prevención y manejo de ataques a los sistemas informativos de las compañías, reveló la Encuesta de Percepción del Riesgo Cibernético 2019, realizada por la firma Marsh, líder global en consultoría de riesgos y seguros, en conjunto con Microsoft.

El estudio recoge la visión de riesgo cibernético de más de 1,500 empresas a nivel mundial, 531 de ellas, localizadas en Latinoamérica.

De acuerdo con la encuesta, hoy día cerca del 80 por ciento de las organizaciones colocan el riesgo cibernético entre sus cinco principales preocupaciones, en comparación con el 62 por ciento reflejado en una encuesta similar hecha en 2017. Sin embargo, solo el 11 por ciento expresó un alto grado de confianza en su capacidad para evaluar las amenazas cibernéticas, prevenir ataques, y responder a estos con eficacia. En este renglón hubo una baja, con relación a la estadística presentada hace tres años, que fue de 19 por ciento.

La encuesta reveló que la gestión estratégica del riesgo cibernético continúa siendo un desafío para las organizaciones, a pesar de ser un asunto de alta prioridad a nivel organizacional.

El estudio mostró además que nueve de cada 10 firmas, o un 88 por ciento de los encuestados, identifican a sus departamentos de tecnología y seguridad como responsables principales de la gestión para prevenir ataques cibernéticos.

A menor escala, casi dos tercios, o un 65 por ciento de las organizaciones encuestadas, identificaron a la alta gerencia y junta de directores como responsables de la gestión para disminuir el riesgo cibernético, seguidos por el área o departamento de manejo de riesgo con un 49 por ciento.

Según señaló el estudio, la discrepancia tiene que ver con el tiempo dedicado al tema. Apenas el 16 por ciento del grupo que componen la alta gerencia y junta directiva dedican más que unos días a la gestión de dicho asunto, mientras que más que la mitad (51 por ciento) dedican pocas horas o ningún tiempo al mismo.

De igual manera, las organizaciones continúan adoptando nuevas tecnologías, pero no están seguras de los riesgos que conllevan.

La encuesta reveló que el 77 por ciento de los entrevistados señalaron estar adoptando o haber adoptado computación en la nube (“cloud computing”), funciones, procesos automatizados y robóticos o de inteligencia artificial, pero solo el 5 por ciento dijeron que evalúan el riesgo cibernético durante la vida útil de la tecnología. El 11 por ciento afirmó no evaluar el riesgo en lo absoluto.

Por otra parte, la encuesta estableció que el 67 por ciento de la inversión en riesgo cibernético para los próximos tres años estará centrada en tecnología y mitigación, pero no en el conjunto de los elementos que crean resiliencia frente a esta situación creciente y cambiante.

“Las empresas están siendo cada vez más conscientes de este problema, pero todavía no están priorizando sus recursos en crear verdadera resiliencia, es decir, en identificar, cuantificar, mitigar, transferir y planificar su respuesta en caso de un incidente”, subrayó Kristina Evans, líder del equipo dedicado al Riesgo Cibernético de Marsh en Puerto Rico.

Evans destacó que la encuesta demuestra que el 64 por ciento de las organizaciones consultadas mencionan que uno de los principales detonantes para el incremento en la inversión para seguridad cibernética son los ataques de este tipo.

“La dura realidad a la que las organizaciones deben enfrentarse es que el riesgo cibernético no se puede eliminar. Por lo tanto, debe gestionarse de forma estratégica desde el primer nivel de la organización”, añadió la ejecutiva.

Por su parte, Joram Borenstein, gerente general de Cybersecurity Solutions Group en Microsoft, sostuvo que “en la era de la tecnología de transformación y las cadenas de suministro más interconectadas, las prácticas y la mentalidad de gestión del riesgo cibernético de ayer ya no son suficientes, y en realidad, pueden inhibir la innovación. Corresponde a los líderes senior centrarse en estos temas para el bienestar de sus organizaciones, clientes, empleados y más”.




DMO reclama éxito de su gestión aunque afirma necesita más presupuesto

La principal oficial de mercadeo de Discover Puerto Rico, Leah Chandler y el principal oficial ejecutivo, Brad Dean. (Suministrada)
La principal oficial de mercadeo de Discover Puerto Rico, Leah Chandler y el principal oficial ejecutivo, Brad Dean. (Suministrada)

Puerto Rico tuvo un desempeño de crecimiento favorable en las reservas, tiempo de estadía, gasto de los visitantes y en la percepción de los turistas durante el año fiscal 2018-19, según reveló la organización Discover Puerto Rico, organismo que se encarga ahora del mercadeo de la isla como destino (DMO).

Sin embargo, existen “limitaciones de presupuesto” que afectan la expansión en áreas de potencial crecimiento, debido a lo que la principal oficial de mercadeo del Discover Puerto Rico, Leah Chandler, describió como “un presupuesto comprimido”.

La Ley 3 de 2017, que estableció la DMO, le otorga a la organización un presupuesto de $25 millones derivado de los impuestos por habitación que pagan los hoteles de la isla y, para este año, recibieron además fondos de un remanente de dinero que tenía la organización Meet Puerto Rico. Esos fondos adicionales no estarán disponible el próximo año fiscal.

Para el año fiscal 2020, Discover Puerto Rico tendrá una asignación gubernamental de $25 millones y hasta $5 millones que la ley les permite recibir a través de asociaciones. La organización también busca atraer algunos fondos de CDBG, que se espera lleguen a Puerto Rico como parte de la reciente legislación de ayuda para la recuperación aprobada por el Congreso.

Sin embargo, el director ejecutivo de Discover Puerto Rico, Brad Dean declaró que “nuestro mayor reto en este momento está en las limitaciones presupuestarias, no podemos mercadear [el destino] en todos los lugares, no tenemos recursos para mercadearnos aquellos lugares donde podemos crecer, por lo que tenemos que ser muy selectivos y limitar nuestras inversiones a las mejores estrategias a corto plazo”.

“No obstante, estamos sentando las bases para mayores resultados en el futuro”, sentenció.

Dean explicó que, aunque sabían que “$25 millones no serían suficientes para duplicar el tamaño de la economía de los visitantes”, el primer paso ha sido establecer una estrategia exitosa. El ejecutivo sostuvo que de acuerdo a los datos provistos por los consultores  y Arrivalist y la firma de relaciones públicas, Ketchum, van en la dirección correcta.

El Arrivalist recopila la información a partir de los datos de ubicación que se recogen a través de las aplicaciones de teléfonos celulares y se enfoca en las llegadas intencionadas a la isla, es decir, aquellos que paran en Puerto Rico solo para hacer escala o como una parada de crucero, no se incluyen en los datos. El análisis de Arravalist mostró que la estadía promedio supera los cuatro días y que el número aumenta para las personas que han estado expuestas a promociones a Puerto Rico.

Por su parte, la directora de Investigación y Análisis de la DMO, Alisha Valentine, dijo que “el dato más emocionante que hemos visto hasta la fecha es el hecho de que los ingresos por estadía son mayores a lo que nunca antes habíamos visto en la Isla”.

Valentines explicó que el aumento del 17.2 % en ingresos que se evidencia cuando se compara con los el pico visto en el 2017 se debe a un aumento en el precio diario por habitación y al crecimiento en alquileres independientes o de corto plazo como Airbnb y Homeaway, que ahora representan el 25 % de todo el mercado. La ejecutiva explicó que la cantidad de visitantes, sin embargo, aún está por debajo de las cifras de 2017, aunque los viajeros que vienen gastan más.

La presentación de la industria de la DMO no solo se centró en los números, sino también en las estrategias de mercadeo y comunicación. En ese sentido, Sara Garibaldi, directora de ventas y desarrollo económico de Ketchum, habló sobre el aumento en la presencia digital que resultó en 11.5 mil millones de impresiones, con un valor de publicidad de $202 millones desde julio de 2018.

Garibaldi explicó que también buscan “cambiar la narrativa” sobre Puerto Rico de una de recuperación, a un mensaje positivo de que el turismo en Puerto Rico está prosperando. Afirmó que la cobertura de los medios sobre Puerto Rico ha comenzado a cambiar de tono.  

Dean explicó que la decisión de alejarse de la retórica de recuperación está basada en la investigación y los datos que tienen. “No podemos simplemente reaccionar y responder según las emociones o lo que pensamos que es el caso, probamos nuestras teorías y validamos nuestras estrategias. Por lo tanto, la investigación muestra que la publicidad y la promoción están funcionando, la percepción está mejorando y ahora podemos comenzar a pasar de “Estamos abiertos a los negocios” a “Puerto Rico está prosperando”.