Gobernador convierte en ley proyecto de iglesias-escuela

Aduciendo que se trata de un compromiso programático establecido en el Plan para Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló convirtió hoy en ley el Proyecto del Senado 255, que establece la nueva Ley para las Iglesias-Escuela con el propósito de que estas instituciones estén exentas de las regulaciones gubernamentales y del pago a Hacienda correspondiente a la operación del plantel escolar.

Aunque deberán solicitar la certificación y presentar sus currículos ante el Consejo de Educación, las iglesias-escuela están exentas del licenciamiento y requisitos operacionales de esta entidad gubernamental. El proyecto establece que el gobierno no puede “regular, influenciar o de alguna manera incidir” en la selección de facultad académica, libros o currículos de las iglesias-escuela.

El gobernador defendió la nueva Ley para las Iglesias-Escuela por entender que su administración promueve la educación alternativa para ampliar la oferta académica para los padres y madres. En la foto lo acompaña el presidente de la Cámara. (Cindy Burgos/CB)

Acompañado de representantes del sector religioso, legisladores y de un grupo de estudiantes, el gobernador afirmó que con esta ley se restablece el ordenamiento jurídico de la Ley 82 de 1995, que era el que definía las iglesias-escuela, pero que el exsecretario de Justicia, César Miranda, dejó sin efecto para establecer regulaciones a estas instituciones. También requeriría que se estableciera un currículo con perspectiva de género, lo cual fue repudiado por el sector religioso.

Fortaleza confirma que pidió enmendar proyecto de iglesias-escuela

El primer ejecutivo afirmó que la medida defiende “las libertades religiosas” y “no recluye el acceso para todos los sectores en Puerto Rico para buscar lo que es la educación propia y adecuada, y que sea digna para su familia”, es decir, la libertad de los padres y madres de decidir la educación para sus hijos.

El mandatario defendió la enmienda que solicitó que se incluyera en el proyecto, que pedía que las iglesias-escuela sometieran sus currículos ante el Consejo de Educación, aunque no fuera para alterarlo o regularlo. Para este cambio, la Cámara dejó sin efecto la regla 39, que establece que solo los legisladores que votan en contra de una medida pueden solicitar su reconsideración.

¿Crea esta ley una diferenciación entre las iglesias-escuela y el resto de las instituciones educativas privadas que sí tienen que someter sus credenciales ante el Consejo de Educación? ¿Cómo las regulaciones del Consejo de Educación representan un obstáculo para la libertad religiosa?, cuestionó CB en Español

“Hay una vertiente a nivel global donde hay distintos métodos alternos educativos. Nosotros, parte de nuestro compromiso era darle espacio a ellos y lo vamos a hacer. Como establecí, esto es un subconjunto de ese tipo de enseñanza. Claro está, está en todos nosotros asegurarse que los resultados sean positivos, pero la experiencia que se ha tenido en este sector ha dado [resultados] positivos muy buenos”, respondió Rosselló.

El primer ejecutivo afirmó que su compromiso es ampliar este tipo de enseñanza alterna para que los padres y madres tengan mayores alternativas educativas para sus hijos.

“La intervención del estado se da cuando hay participación del estado en los asuntos del individuo o de la persona privada. Hay iglesias-escuela que no reciben ningún fondo del gobierno y, sin embargo, el estado quería reglamentar lo que se iba a enseñar en esa iglesia-escuela. Y el argumento que se presenta es: ‘yo no tengo nada tuyo, por qué me vas a decir a mí lo que voy a enseñar’”, respondió, por su parte, el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez. 

El líder cameral explicó que esta ley evitaría que en el futuro otro secretario de Justicia quiera intervenir en las iglesias-escuela. Agregó que la presentación del currículo permitirá a los padres e instituciones públicas evaluar las competencias que ha aprendido el estudiante, si es que se cambiara de una iglesia-escuela a una escuela del gobierno.

Sobre las exenciones contributivas que reciben las iglesias-escuela, Méndez sostuvo que “las otras instituciones privadas también tienen exenciones. Todo lo que funcione como entidad sin fines de lucro tiene exenciones”.

Iglesias-escuela estarán exentas de regulaciones y pagos al gobierno




Fortaleza confirma que pidió enmendar proyecto de iglesias-escuela

El gobernador Ricardo Rosselló confirmó hoy que fue él quien solicitó a la Cámara de Representantes reconsiderar el Proyecto del Senado 255, que propone la Ley para las Iglesias-Escuela y que había sido aprobado días atrás, con el propósito de incluir una enmienda de último momento para que estas entidades sometan sus currículos educativos al Consejo de Educación.

El Consejo de Educación, sin embargo, no evaluará ni cambiará el contenido del currículo educativo. Según la medida, las iglesias-escuela “estarán exentas del licenciamiento o requisitos operacionales por parte del Consejo de Educación de Puerto Rico”, aunque sí deberán registrarse ante este y recibir “su correspondiente certificación”.

El gobernador confirmó que solicitó enmiendas al proyecto de las iglesias-escuela, lo que provocó que la Cámara dejara sin efecto parte de su reglamento para poder reconsiderar la medida. (Juan J. Rodríguez/CB archivo)

“El Proyecto del Senado 255 fue aprobado por la Cámara de Representantes con unas enmiendas que solicitamos en coordinación con los legisladores y el tercer sector para que las iglesias-escuelas, como dispone la Ley 82-1995, continúen notificando al Consejo de Educación de Puerto Rico sus currículos educativos mientras se respeta la libertad religiosa de este importante sector. Con ello, la comunidad conocerá los ofrecimientos educativos de las iglesias-escuelas sin que constituya una interferencia con la libertad religiosa”, sostuvo Rosselló por escrito.

Cámara reconsidera proyecto de iglesias-escuela para enmendarlo

Para enmendar el proyecto, la Cámara dejó sin efecto la regla 39, que dispone que únicamente los que votaron en contra de una medida pueden solicitar su reconsideración. En el caso de este proyecto, solo se opusieron los representantes Manuel Natal, Luis Vega Ramos y Denis Márquez, quienes no pertenecen a la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Como nosotros no íbamos a solicitar la reconsideración de la medida, tuvieron que dejar sin efecto la regla 39”, dijo Natal. Los opositores del proyecto alegan que esta ley podría afectar la calidad educativa en las iglesias-escuela, las cuales también se colocan en una situación de ventaja frente a otras entidades educativas que deben cumplir con el Consejo de Educación.

Rosselló sentenció en sus declaraciones que: “En relación al estado de derecho para las iglesias-escuelas, el Plan para Puerto Rico dispone que protegeremos los postulados de la Ley 82-1995 que la pasada administración dejó de cumplir”.

El cuatrienio pasado, el entonces secretario de Justicia, César Miranda, emitió una comunicación en la que exigía a las iglesias-escuela cumplir con el licenciamiento que el Consejo de Educación les requiere al resto de las instituciones privadas, ya que la Ley 82-1995, que era la que definía las iglesias-escuela, no estaba vigente.

Ante esto, se presentaron dos proyectos de ley a principios de año para volver a regular estas instituciones y dejarlas fuera del alcance del Consejo de Educación, sobre todo para evitar que en ellas se incluya un currículo con perspectiva de género, que también formaba parte de la política pública de la pasada administración y que Rosselló solicitó eliminar.

El Senado deberá concurrir con los cambios introducidos a la medida, previo a que esta sea convertida en ley por el gobernador.

Cámara aprueba con amplia mayoría proyecto de iglesias-escuela




Cámara reconsidera proyecto de iglesias-escuela para enmendarlo

La Cámara de Representantes dejó hoy sin efecto y por un periodo de 24 horas la regla 39, que establece que solamente quienes votan en contra de una medida pueden solicitar su reconsideración.

El propósito para suspender esta regla responde a la necesidad del liderato de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) de incluir una enmienda al Proyecto del Senado 255, que establece la Ley para las Iglesias-Escuela, medida que había sido aprobada el 30 de mayo en la Cámara y el 8 de mayo en el Senado.

Iglesias-escuela estarán exentas de regulaciones y pagos al gobierno

La enmienda establece que, aunque las iglesias-escuela siguen estando exentas de regulación por parte del Consejo de Educación, sí deberán presentar ante este su currículo escolar. Según el proyecto, las iglesias-escuela “estarán exentas del licenciamiento o requisitos operacionales por parte del Consejo de Educación de Puerto Rico”, aunque sí deberán registrarse ante este y recibir “su correspondiente certificación”.

De acuerdo con el reglamento de la Cámara, debían ser los representantes Manuel Natal, Luis Vega Ramos o Denis Márquez quienes solicitaran la reconsideración de la medida, pues fueron los únicos que se opusieron al proyecto.

Sin embargo, fuentes apuntan que la enmienda fue requerida por La Fortaleza para que el gobernador Ricardo Rosselló pudiera convertir el proyecto en ley. La información aún no ha sido confirmada por el Ejecutivo.

Natal explicó que, pese a la enmienda, el currículo de las iglesias-escuela sigue estando fuera de la evaluación del Consejo de Educación. Sin embargo, indicó que el cambio “en nada incide sobre la libertad religiosa y el derecho de los padres” de seleccionar la educación que prefieren para sus hijos.

Cámara aprueba con amplia mayoría proyecto de iglesias-escuela

Agregó que las iglesias-escuela tampoco tienen que cumplir con los nueve lineamientos que el consejo establece para otorgar el licenciamiento a otras entidades educativas, algo que fue criticado durante el debate legislativo por entender que diferencia las instituciones escolares religiosas frente a las que no lo son.

“Como nosotros no íbamos a solicitar la reconsideración de la medida, tuvieron que dejar sin efecto la regla 39”, dijo Natal.

El proyecto pasaría ahora ante la consideración del Senado, que deberá concurrir con las enmiendas.




Iglesias-escuela estarán exentas de regulaciones y pagos al gobierno

El Senado aprobó el lunes en una votación partidista un proyecto para crear la Ley para las Iglesias-Escuela con el propósito de que este tipo de instituciones educativas estén exentas de las regulaciones del Consejo de Educación y otras entidades gubernamentales, así como del pago al Departamento de Hacienda (DH) correspondiente a la operación del plantel escolar.

El proyecto solo contó con el aval del Partido Nuevo Progresista (PNP), ya que los senadores de los Partidos Popular Democrático (PPD) e Independentista Puertorriqueño (PIP) votaron en contra, mientras que el senador independiente José Vargas Vidot se abstuvo.

Las iglesias-escuela “estarán exentas del licenciamiento o requisitos operacionales por parte del Consejo de Educación de Puerto Rico”, aunque sí deberán registrarse ante este y recibir “su correspondiente certificación”. Las iglesias-escuela no podrán ser discriminadas en la “erogación de fondos públicos”.

El senador del PIP, Juan Dalmau, criticó el P. del S. 255 porque podría afectar la calidad de la educación en las iglesias-escuela, que no estarán reguladas por el estado. (Suministrada)

El senador del PIP, Juan Dalmau, criticó el P. del S. 255 porque podría afectar la calidad de la educación en las iglesias-escuela, que no estarán reguladas por el estado. (Suministrada)

El Consejo de Educación y las entidades del gobierno, sin embargo, “no tendrán autoridad para regular, influenciar o de alguna manera incidir en asuntos relacionados a la selección de la facultad académica, los libros de texto y los currículos de las iglesias-escuela”, expresa el artículo 5 del Proyecto del Senado 255, que levantó serios cuestionamientos entre las minorías durante el debate en la sesión.

La senadora Nayda Venegas, una de las autoras del proyecto, defendió la medida y alegó que en el pasado cuatrienio las iglesias-escuela enfrentaron la imposición del gobierno que les requirió establecer un currículo con perspectiva de género. 

A juicio de la legisladora, esto atentó “contra la integridad física, emocional y moral de nuestros niños… Hoy para las iglesias-escuela el río vuelve a su cauce”, dijo sobre la aprobación de la medida. No obstante, la ONU define la perspectiva de género como la transformación de las instituciones con el fin de “que las mujeres y los hombres se beneficien por igual y se impida que se perpetúe la desigualdad”.

Se moviliza la Policía al Capitolio

¿Cómo el licenciamiento para una facultad académica resulta ser una condición onerosa para el ejercicio legítimo de la religión? ¿No es acaso la misma carga que tendría cualquier elemento privado que quiera abrir una escuela?”, cuestionó el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, poniendo sobre la mesa la diferenciación entre unas entidades privadas no religiosas versus las religiosas.

El senador, que votó en contra de la medida, alegó que eliminar las regulaciones de currículos en estas iglesias-escuela podría afectar la calidad de la educación, pues estaría en manos de la institución determinar lo que quieren enseñar. Bajo la premisa de la medida, sostuvo, también podría abrirse la puerta a que haya escuelas en las que se sacrifiquen animales o se creen escuelas satánicas “so color de libertad de culto”.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, planteó la posibilidad de que estas iglesias-escuela dejen de dar cursos de matemática o ciencias, ya que no estarían reguladas por el estado. “¿Esto es un capricho para asegurarse que el estado no intervenga en el currículo? […] ¿Ser cristiano es un requisito para ser una buena persona?”, cuestionó.

También expresó oposición al proyecto el senador independiente José Vargas Vidot, quien entiende que “la iglesia real no fomenta un clima de favoritismo”.

Rivera Schatz solicita evidencia de derogación de educación con perspectiva de género

Sin embargo, el vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer, acotó que desde junio del año pasado, y mediante la Resolución Concurrente de la Cámara 66 de la pasada Asamblea Legislativa, se reiteró que las iglesias-escuela no serían licenciadas por el Consejo de Educación, por lo que no es un planteamiento nuevo en la isla.

“A días de las elecciones consideraban que no era necesario que estuvieran licenciadas por el Consejo de Educación… Hoy hay una gran preocupación que no tuvieron en junio de 2016”, alegó Seilhamer en referencia a la delegación del PPD.

Luego de la votación final, el proyecto deberá pasar ante la consideración de la Cámara, previo a convertirse en ley.