Más retirados llegan a acuerdo tentativo con la junta fiscal

(Thomas Breher/Pixabay)

El Comité Oficial de Retirados del Gobierno de Puerto Rico (COR) llegó a un acuerdo tentativo con la Junta de Control Fiscal (JCF), bajo el que se mejora significativamente el trato a los beneficios de pensión de los 167,000 retirados del gobierno de Puerto Rico comparado con los términos propuestos por la JCF en su más reciente plan fiscal certificado el 9 de mayo.

“Luego de casi dos años de acciones legales, sesiones de mediación y negociaciones, hemos llegado a un acuerdo con la JCF que limitará sustancialmente los recortes a las pensiones y proveerá otras protecciones importantes”, dijo en declaraciones escritas el exjuez Miguel Fabre, presidente del COR.

Indicó que los retirados con beneficios de pensión por debajo de 1,200 dólares mensuales no experimentarán ningún recorte, lo que resultará en la protección del 61 por ciento, o sobre 102,000, de los pensionados actuales. Con respecto a aquellos retirados con pensiones mensuales de más de 1,200 dólares, el acuerdo limitará sus reducciones a un máximo de 8.5 por ciento y asegurará un ingreso mensual por concepto de pensión de por lo menos 1,200 dólares.

Asimismo, detalló que como fuera indicado en la carta abierta del COR a los retirados, los beneficios de Seguro Social y el beneficio mensual para seguro médico será protegido para aquellos que lo reciben. Bajo este acuerdo tentativo están cubiertos los pensionados del Sistema de Retiro de Empleados del Gobierno de Puerto Rico, Sistema de Retiro para Maestros y Sistema de Retiro de la Judicatura.

Fabre alegó que el acuerdo tentativo negociado por el COR marca un progreso significativo de los términos propuestos por la JCF, que habrían impactado al 75 por ciento de la población de pensionados en Puerto Rico. Entre los puntos más importantes del acuerdo están:

  • Aumento en la cantidad de pensión mínima que no estará sujeta a recortes de 600 dólares por mes según el Plan Fiscal, a 1,200 dólares por mes, según el acuerdo, aumentando así el número de pensionados que está completamente protegido de recorte alguno, de 25 por ciento (45,000 pensionados) bajo el Plan Fiscal a 61 por ciento (102,000 pensionados) bajo el acuerdo.
  • Seguridad de que el recorte máximo será de 8.5 por ciento, comparado con el 25 por ciento propuesto por la Junta.
  • Garantía de que el Seguro Social no se verá afectado por ningún recorte.
  • Se mantendrá el beneficio de aportación al Seguro Médico mensual para aquellos que lo reciben actualmente.
  • Protección a los pagos futuros de PayGo. Bajo el acuerdo, se va a crear una cuenta de reserva para aportar a los pagos de pensión, en aquellos años donde el Plan Fiscal proyecta déficits operacionales en el gobierno de Puerto Rico.
  • Seguridad de que, si la economía de Puerto Rico excede las proyecciones financieras del Plan Fiscal en cierta cantidad negociada, los retirados afectados por los recortes recibirán un reintegro por una porción del recorte durante ese año.
  • Creación de una Junta independiente compuesta por pensionados que serán electos por los mismos pensionados de los sistemas de retiro, para fiscalizar la cuenta de reserva, los pagos al PayGo y el cumplimiento con el acuerdo de los pensionados.
  • Los recortes no ocurrirían antes del 1 de julio del 2020, como temprano

“Aunque el COR hubiera preferido cero recortes, estamos convencidos de que bajo el proceso de quiebra la JCF hubiera insistido en recortes mucho peores y que ignorar dicha realidad hubiera sido irresponsable por parte nuestra y fatal para la comunidad de pensionados. Bajo las circunstancias, el COR se reitera en que este acuerdo es la mejor opción para asegurar el bienestar de nuestra comunidad y la continuidad del pago de las pensiones”, expresó el presidente del COR.

El acuerdo propuesto por el COR será incluido en el Plan de Ajuste para el gobierno de Puerto Rico bajo PROMESA, y sometido al voto de los acreedores impactados en una fecha futura que será anunciada por la corte federal. En su momento, el COR proveerá información relacionada al voto sobre el Plan de Ajuste. Luego, la juez federal que preside el caso de quiebra bajo el Título III, Laura Taylor Swain, evaluará dicho plan para su confirmación.

“Es importante enfatizar que las pensiones no pueden sufrir modificaciones al menos hasta tanto la Corte haya confirmado un Plan de Ajuste para Puerto Rico”, indicó Fabre.

Dicha confirmación sucederá luego de que las partes perjudicadas hayan evaluado los detalles del Plan de Ajuste y votado a favor o en contra del mismo.

El COR llevará a cabo una campaña de divulgación para ofrecer información adicional sobre el acuerdo, su impacto en los pensionados, y el proceso de votación. Es importante que los retirados se mantengan informados respecto a sus pensiones registrando su información más reciente en www.porturetiro.com o Comité Oficial de Retirados en Facebook.