18 de Agosto de 2019

Tenaz oposición de médicos a vacunación por farmacéuticos

Por el 7 de Marzo de 2017

El Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR)  mantuvo una fuerte oposición al Proyecto del Senado 40 (P.S. 40) que pretende enmendar la Ley 247 de 2004, conocida como Ley de Farmacia de Puerto Rico, con el propósito de ampliar la facultad de vacunación de los farmacéuticos certificados a personas mayores de 12 años de edad en Puerto Rico.

Sin embargo, la postura del CMCPR durante las vistas públicas realizadas hoy en el Senado para atender la medida, estuvo en colisión directa con la postura de la Escuela de Farmacia del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), que respalda la medida con ciertas enmiendas.

Nurse makes vaccination in the shoulder of patient in a clinic

El controvertible proyecto fue endosado por la Escuela de Farmacia de la UPR pero fue criticado por el Colegio de Médicos. (iStock)

Según indicó el presidente del CMCPR, Víctor Ramos Otero, el P.S. 40 perjudicaría el ejercicio de la pediatría en Puerto Rico.

“En circunstancias donde se reconoce la crisis en nuestro sistema de salud por la migración de los médicos, se debe legislar para fortalecer el ejercicio de la medicina, no para quitarles facultades a los médicos y debilitar las pocas oportunidades económicas de nuestros pediatras”, señaló Ramos Otero durante su alocución ante la Comisión de Salud del Senado, presidida por Ángel “Chayanne” Martínez.

Ramos Otero señaló además que en Estados Unidos, la vacunación en oficinas pediátricas representa el 20% de los ingresos mientras que en la isla, razones ajenas a los propios pediatras los imposibilitan a vacunar en sus oficinas, esto a pesar de ser la manera más recomendable de hacerlo, según indicó.

Por otro lado, aseguró que los pediatras utilizan cada visita para evaluar si el niño necesita vacunarse. Según dijo, una de las principales razones por la cual muchos niños menores de dos años no se vacunan a tiempo es que acudían a sitios donde su historial de vacunación no se revisaba.

Asimismo, los profesionales de la salud que atienden a menores mantienen un registro exacto de todas las vacunaciones que se administran.

Lee también: Senado y Cámara evaluarán en conjunto proyecto del cannabis medicinal

“En el colegio de médicos, nos oponemos a todo proyecto de ley que pretenda restarle facultades a los médicos y delegar esas facultades a profesionales con menos preparación en el ámbito del cuidado de la salud”, aseguró el presidente de CMCPR.

“Nuestro pueblo necesita mejorar su estándar en el cuidado de la salud, y para ese fin estamos los médicos. No existen razones para disminuir ese estándar de cuidado, lo que procede es que se asuma la responsabilidad de legislar para regular el mercado y para ponerles condiciones y exigencias a las aseguradoras de salud”, añadió, a la vez que resaltó que la baja en vacunaciones por parte de los pediatras se debe a los altos costos que representa para los galenos a diferencia de las farmacias, que poseen mayor poder adquisitivo.

No obstante, la decana de la Escuela de Farmacia, Wanda Maldonado, en representación del rector, Ramón González, endosó el proyecto por entender que ampliar las facultades de vacunación de los farmacéuticos certificados redundaría en beneficios para la población.

“Entendemos que la legislación propuesta atiende un problema serio de salud pública, al conceder facultades más amplias al profesional de farmacia en la administración de vacunas, al flexibilizar el límite de edad, a partir del cual se autoriza dicha administración”, esbozó durante su ponencia.

Maldonado recordó que solo un número limitado de pediatras en Puerto Rico están ofreciendo el servicio de vacunación, de donde surge la necesidad de tener acceso a mayores herramientas y profesionales que puedan administrar estas vacunas a la población pediátrica.

Lee también: Buscan exigir a estudiantes certificación de examen oral para matricularse en las escuelas

Sin embargo, la decana recomendó que se restrinja el límite de edad dispuesto en la legislación, el cual debe fijarse desde los 11 años de edad, ya que es a esa edad que los pacientes requieren los refuerzos. También, reclamó igualdad de condiciones a las farmacias para que puedan salir los farmacéuticos a proveer servicios de vacunación en las comunidades sin que deba mediar un permiso.

“Reiteramos nuestro respaldo a la legislación propuesta y puntualizamos que el farmacéutico es uno de los profesionales de la salud más accesibles a la población en general, y ampliar los puntos de acceso para estos servicios tiene el potencial de aumentar las tasas de vacunación significativamente”, indicó.

Maldonado reiteró que facilitar la disponibilidad de esos servicios en las farmacias permitiría a los pacientes en múltiples puntos geográficos de la isla beneficiarse de esos servicios.

image_print

You must be logged in to post a comment Login