29 de Noviembre de 2021

Tranque en el Senado para aprobar nuevo Código Civil

Por el 22 de Noviembre de 2016

Ante las críticas de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, el presidente de ese cuerpo, Eduardo Bhatia, insistió hoy en la importancia de adoptar un nuevo Código Civil, a través del Proyecto del Senado 1710, de la autoría del presidente de la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos, Miguel Pereira, que actualice el existente, creado en la década de 1930, para atemperar la realidad jurídica del país al Siglo 21.

A las vistas públicas, que comenzaron hoy, comparecieron el profesor Jorge Roig Colón y la licenciada Joanne Tomasini, ambos asesores de ese cuerpo legislativo, el profesor y notario Miguel Garay Aubán y el director administrativo de tribunales, Sigfrido Steidel.

(Agustín Criollo/CB)

Durante la vistas públicas para el Proyecto del Senado 1710, por primera vez se recogió una ponencia a larga distancia utilizando medios electrónicos. (Agustín Criollo/CB)

No obstante, la discusión principal se centró en la negativa de la delegación de minoría de analizar el proyecto en tan solo 15 días, antes de concluido el término de la actual Asamblea Legislativa controlada por el Partido Popular Democrática (PPD).

“Yo creo que llevamos 20 años haciendo vistas públicas, 15 días es más que suficiente para sentarse, leerlo y que indiquen cuáles son las objeciones y se puede enmendar alguna sección si es necesario, pero vamos a hacerlo. Las excusas siempre para mí son la base de aquellos que no lo quieren hacer y yo creo que (la delegación PNP) sabe muy bien que si esperamos a enero, esta próxima asamblea legislativa no va a aprobar ningún Código Civil. En ese sentido me parece que esta es la oportunidad, la ventana para hacerlo”, sostuvo Bhatia.

“Ellos (el PNP) ya demostraron el cuatrienio anterior que no tienen interés, ni tan siquiera abrieron la oficina del Código Civil. Yo creo que parte de lo que debemos hacer nosotros es darle la oportunidad a Puerto Rico de que tenga unas nuevas leyes, denle un espacio a esas leyes y si no funcionan se enmiendan, pero hay que darle un espacio a modernizar a Puerto Rico”, sentenció el presidente del cuerpo legislativo.

Bhatia indicó además que la discusión de un código civil atemperado a los tiempos modernos debe trascender la discusión política.

“De lo que estamos hablando no es de la voluntad expresa de un color o de otro, el Código Civil debería tener una voluntad expresa de todo el pueblo. Poner al día a muchas de estas leyes no debería afectar a nadie por el color o por el partido. Yo entiendo que debe haber una voluntad expresa en asuntos, tal vez de contribuciones o impuestos, pero este código yo creo que debería ser el resultado porque quien creó la comisión para revisar el código fue el propio PNP, fue Charley Rodríguez. O sea que estamos culminando un proceso que empezó el PNP bajo la Ley de Revisión que firmó el papá del actual gobernador electo. Pedro Rosselló era el gobernador y le tocaría a su hijo ser el recipiente de unas leyes nuevas, así que me parece que es hasta una historia bonita si lo aprobamos en este momento”, comentó el legislador.

No obstante, para el senador penepé Larry Seilhamer, los esfuerzos por aprobar un código civil en tan solo 15 días no solo muestra poca seriedad en la discusión del tema, sino que es un acto de irresponsabilidad legislativa.

El senador consumió su turno censurando la manera atropellada en que se discute el Proyecto, que la delegación popular en el Senado busca aprobar durante la sesión extraordinaria que se extenderá por los próximos 20 días.

“Tengo que hacer un planteamiento procesal. Ayer a las 4:58 p.m. recibimos la notificación de esta vista, eso no es conforme a la Sección 13.4 de Notificación en Términos de Reuniones y Vistas Públicas, y el método electrónico también tiene que velar para asegurar que los legisladores fueron debidamente notificados, lo cual no ocurrió. A través de las noticias esta mañana es que me entero de esta vista estaba pautada a las 9:00 a.m. El Reglamento dice que requiere de 48 horas previo al evento lo cual no cumple esta convocatoria y obviamente, puede ser de un interés apremiante, pero el proyecto que nos ocupa fue radicado el 25 de junio, y si había un interés apremiante, pasó julio, agosto, septiembre y octubre y no hubo una sola vista pública, entonces pretenden que nosotros en 20 días podamos responsablemente evaluar y estudiar un nuevo código civil”, denunció Seilhamer.

“Estoy presente en las vistas públicas, pero me parece a mí que pedir que nosotros ejerzamos un voto por fe sería fallarle a la responsabilidad como legisladores mediante el mandato del pueblo”, añadió mientras subrayó que dos de los deponentes, Roig Colón y Tomasini, son contratistas del Senado y, en el caso de Roig, laboró con el bufete González, Machado y Roig, quienes en el pasado tuvieron contratos con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Por su parte, Roig Colón, quien labora como catedrático en la Escuela de Leyes de Charleston, en Carolina del Sur, aseguró que el Proyecto 1710 es la culminación de un análisis exhaustivo que se ha extendido por casi 20 años y que fue realizado tomando en consideración la opinión de varios juristas en el plazo de varias administraciones gubernamentales.

Este insistió además en la necesidad de aprobar un nuevo código ya que el existente fue creado bajo una realidad muy distinta a la que vive el País actualmente.

“Este código civil tiene 100 años y tiene dos características que hemos tratado de enfatizar. Primero es la antigüedad y segundo es el hecho de que el código que está vigente en Puerto Rico, no es producto de una discusión entre puertorriqueños, sino que es producto de una herencia española y anglo sajona que hasta cierto punto le fue impuesta al pueblo de Puerto Rico en aquellas épocas y en ese sentido es importante desde la base que el pueblo pueda poner en una de sus leyes más fundamentales, después de la Constitución, su puertorriqueñidad, su idiosincrasia, su manera de ver el mundo y de acercarse hacia todo tipo de instituciones sociales”, explicó Roig Colón durante su ponencia vía Skype desde Long Island en Nueva York.

“Yo creo que el código intenta establecer la seguridad y certidumbre en el tráfico de los negocios. Traer figuras jurídicas a la modernidad y hablarlas en un lenguaje que sea uno que todos podamos entender. Que el pequeño empresario pueda leer el artículo sobre compra venta y pueda entender lo que dice, utilizando un lenguaje del siglo 21, no en uno antiguo. Por dar un ejemplo, el nuevo código elimina la renta vitalicia que era una norma que en realidad se basaba en un tiempo cuando existían los esclavos y los jornaleros, ese tipo de figura jurídica totalmente anticuada, es el tipo de cosa que se está tratando de modernizar y traer al siglo 21”, añadió.

El experto concluyó que es evidente que los artículos del actual Código Civil han agotado su utilidad social y argumentó que estos se han convertido en un impedimento para el progreso del país.

Durante la primera sesión de vistas públicas, solo se abordó la discusión sobre el Libro Cuarto de obligaciones y el Libro Quinto, sobre contratos y otras fuentes de obligaciones.

image_print

You must be logged in to post a comment Login