Tribunal Supremo detiene proceso en Primera Instancia y acoge impugnación del Senado

El Tribunal Supremo de Puerto Rico presentó el lunes una moción para detener el proceso que se radicó por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan donde impugnó la juramentación de Pedro Pierluisi como gobernador.

Según la moción del Supremo, “Se expide el auto de certificación solicitado por la parte peticionaria. Además, se declara con lugar la Moción urgente para que se paralicen los procedimientos en el Tribunal de Primera Instancia, Sala de San Juan, en el caso Senado de Puerto Rico, et al v. Gobierno de Puerto Rico”.

El Tribunal Supremo citó para el martes, 6 de agosto de 2019 a las 12:00 del mediodía para que todas las partes presenten sus alegatos de forma simultánea.

Además, el Tribunal Supremo no concedió prórrogas.

Según se informó la noche del domingo, Rivera Schatz radicó en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan una sentencia declaratoria y un “injuction” preliminar y permanente contra la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez y Pierluisi para que se declare inconstitucional la Ley 7 de 1952, enmendada en el 2005 que dio paso a la juramentación de Pierluisi como gobernador luego de la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares el viernes pasado.

Asimismo, pide que se emita una orden de “injunction” permanente, so pena de desacato, para que Pierluisi cese y desista de inmediato de continuar ocupando y ejerciendo el cargo de gobernador.

De otra parte, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, junto al abogado Frank Torres Viada, radicó en el máximo foro judicial una petición de “quo warranto”, tal y como había adelantado. “A las 8:39 am se radicó caso en Tribunal Supremo. Ahora se están diligenciando emplazamientos”, anunció Cruz en su cuenta de Twitter @CarmenYulinCruz junto a varias imágenes.

Posteriormente, la representación legal del Senado, presentó ante el TSPR una petición de certificación de este caso dada “una controversia de derecho constitucional novel, de primer orden y de un alto interés público, relacionada a la interpretación de la ley número 7-2005”.

Por su parte, Pierluisi señaló en declaraciones escritas, que espera los tribunales atiendan el pleito “con la mayor premura y diligencia por el bien del pueblo de Puerto Rico”.

Mientras, Rivera Schatz publicó en su red social de Facebook que “no existe circunstancia que ubique a alguien por encima de la Ley. Nuestra ciudadanía recientemente exigió de forma contundente AUTORIDAD MORAL en el Gobierno. La democracia se robustece con las expresiones, marchas, protestas, reclamos en las cortes, primarias, plebiscitos y elecciones, entre muchos otros escenarios. ¡Que bueno que es así!… Jamás negociaré principios y valores por NINGUNA CONVENIENCIA INDIVIDUAL”.

El domingo además se informó que el Senado canceló una Comisión Total en la que se atendería el nombramiento de Pierluisi como secretario de Estado. Sin embargo, para las 3:00 de la tarde se convocó una sesión extraordinaria. La Cámara confirmó el nombramiento el viernes pasado.