22 de Abril de 2021

“Una locura creer que este referéndum proveerá resultados concretos”

Por el 11 de Junio de 2017

Puerto Rico se mueve hoy a las urnas para participar en un plebiscito de estatus que se extenderá hasta las 3:00 p.m., en un proceso que ofrece a los defensores de la estadidad la esperanza de finalizar un siglo del gobierno colonial por Estados Unidos. La consulta es una promesa de campaña del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, quien cumplió su palabra de celebrar un plebiscito durante su primer año de mandato.

Al igual que su padre, el exgobernador Pedro Rosselló, quien celebró un referéndum de estatus en 1993 durante su primer cuatrienio, el actual gobernador ha convertido su promesa de obtener la estadidad para la isla en una pieza fundamental de su administración.

El gobernador Ricardo Rosselló votó por la estadidad esta mañana en Guaynabo. (Juan J. Rodríguez/CB)

Puerto Rico ha celebrado cuatro plebiscitos de estatus desde 1967, cuando la opción del estatus territorial actual obtuvo un 60% de los votos. El primero de los próximos dos sorteos por el estatus vio al Estado Libre Asociado (ELA) vencer la estadidad por un margen de 48% a 46% en 1993. La opción de “Ninguna de las anteriores” prevaleció en 1998, en lo que representó un voto de protesta por el pueblo en repudio hacia la decisión del entonces gobernador de celebrar la consulta a pesar del paso del huracán Georges, que dej la isla en condiciones devastadoras.

La consulta más reciente, un sistema de dos pasos que instaba a elegir entre un “sí” o un “no” para mantener el estatus actual, observó al “no” prevalecer con un 53.9%. La papeleta incluyó una segunda interrogante sobre la preferencia de estatus, en donde la opción de estadidad obtuvo un 61.6% sobre el 33.44% del ELA.

A pesar de lo que parecía ser una abrumadora mayoría, el resultado del referéndum no fue tomado en serio por el Congreso federal, luego de que 498,604 personas emitieran votos en blanco. Los opositores del movimiento estadista hicieron el cálculo—454,798 votos por el estado soberano y los 498,694 votos en blanco junto a 74,895 votos a favor de la independencia—para reclamar una mayoría sobre los 834,191 votos por la estadidad.

La inacción del Congreso sobre el resultado de 2012 aumenta el potencial para otro momento Yogi Berra de “It’s déjà vu all over again”, ante la decisión del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) de boicotear el plebiscito.

Muchos representantes, en privado, sienten que es una locura creer que este referéndum proveerá resultados concretos”, expresó a Caribbean Business una fuente en el Congreso federal vinculada con el Partido Republicano. “Creo que, si el 100% de los votantes elegibles favoreciera la estadidad, nadie en el Congreso prestaría atención a este plebiscito. Ahora, si todos votaran a favor de la independencia, sería concedida mañana. Tendrías un proyecto moviéndose tan rápido por el Congreso que nadie sabría lo que los golpeó”, agregó.

A las urnas otra vez para definir el estatus

La fuente del Partido Republicano mencionó que la oposición principal hacia Puerto Rico en el Congreso se debe a la falta de integración y asimilación con la nación norteamericana. “La creencia del gobernador Rosselló de que el Congreso admitiría un estado a la nación que maneja sus negocios en español y que su primer idioma no sería el inglés es incorrecta. Si Puerto Rico fuera capaz de alcanzar un punto de inflexión en donde pudiera integrarse, la estadidad es posible. Pero ese no es el caso en estos momentos”.

Algunos soldados de infantería a favor de la estadidad para Puerto Rico han trabajado duro para intentar cambiar esa percepción.

“Hemos pasado los últimos cinco años educando a la gente en el Congreso sobre los asuntos de Puerto Rico”, sostuvo Anabelle Guillen, asesora de asuntos federales del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y directora ejecutiva de Igualdad: Futuro Seguro, un comité de acción política (PAC, en inglés) que aboga por los problemas de la isla a nivel federal.

“Nos hemos enfocado en muchos problemas, pero nuestro viaje más reciente se enfocó en el estatus. Asistimos a reuniones entre el gobernador Rosselló, la comisionada residente Jennifer González, Rivera Schatz y [el líder de la mayoría del Senado federal] Mitch McConnell, el presidente [de la Cámara federal] Paul Ryan, [el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara] Rob Bishop, entre otros”, destacó.

  • El gobernador Ricardo Rosselló a su llegada a la Academia San José Villa Caparra, en Guaynabo. (Juan J. Rodríguez/CB)

Igualdad llevó su espectáculo a la Casa Blanca, en donde se reunieron con Justin Clark, quien dirige la oficina de asuntos intergubernamentales encargada de Puerto Rico. “Logramos explicar cómo el ser un territorio afecta a Puerto Rico en términos de Medicaid y la diferencia entre lo que recibe la isla en comparación con otros estados”, agregó Guillen. “Ahora, luego de Promesa y todo el trabajo realizado por muchos en el Congreso, hay una diferencia, porque la situación de Puerto Rico está sobre la mesa. Hay una diferencia a hace seis años”.

Guillen aseguró que varios miembros del Congreso apoyarán la decisión del domingo, sin importar el resultado. Entre los líderes federales se encuentran los representantes José Serrano (D–NY), Debbie Wasserman Schultz (D–FL), Steny Hoyer (D–MD), Rob Bishop (R–UT), Carlos Curbelo (R–FL), Darren Soto (R–FL) y el senador Marco Rubio (R–FL). Aun así, los miembros de Igualdad están conscientes de que un Congreso inmóvil plantea un desafío significativo.

La líder de Igualdad sostuvo además que la cruzada por la estadidad necesita ir más allá del Congreso, hacia los distritos en donde reside el electorado.

“Es un tema más grande que el Congreso. Nuestro trabajo es llevar el mensaje a otras personas”, expresó Guillen. “Vamos a visitar los distritos, vamos a visitar los estados, llegaremos a electores en estados importantes que pueden presionar a sus representantes para que actúen. No podemos seguir caminando por los pasillos del Congreso”, manifestó.

Por su parte, el gobernador está apostando a una sólida participación del Partido Nuevo Progresista (PNP) para brindarle la posición moral de convencer a los miembros del Congreso de que la mayoría de los puertorriqueños quieren la estadidad ahora.

Gobernador tendrá “media tour” en EE.UU. tras el plebiscito

image_print

You must be logged in to post a comment Login