26 de Septiembre de 2018

Uniones del sector público no podrán obligar a empleados que no son miembros a pagar cuota

Por el 27 de Junio de 2018
image_pdfimage_print

La Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó hoy que las uniones de trabajadores en el sector público no pueden obligar a los empleados que no son miembros a pagar una cuota sindical.

No obstante, uniones en Puerto Rico argumentaron que para los trabajadores es más conveniente y costo efectivo permitir que una unión del sector público defienda sus intereses laborales a hacerlo por cuenta propia porque se distribuyen los gastos además de obtener otros beneficios.

En un fallo de 5-4, el tribunal más alto de la nación dijo que cobrar una cuota de membresía a los empleados del sector público que decidan no unirse al sindicato viola la Primera Enmienda de Libertad de Expresión.

El ala conservadora de la corte, encabezada por el juez Samuel Alito, anuló un precedente judicial de 1977 que permitía a los sindicatos en el sector público cobrar cuotas de los no miembros para cubrir actividades sindicales no políticas, como la negociación colectiva. El tribunal dijo que ese precedente estaba mal razonado y erróneamente decidido.

Tribunal Supremo de EE.UU. libera a los estados para recaudar impuestos sobre ventas en línea

“Ni la cuota de agencia ni ningún otro pago al sindicato se pueden deducir del salario del no miembro, ni se puede hacer ningún otro intento para cobrar dicho pago, a menos que el empleado acepte afirmativamente pagar”, escribió Alito. El ala liberal del Alto Foro, los jueces Sonia Sotomayor, Elena Kagan, Ruth Bader Ginsburg y Stephen Breyer, disintieron de la decisión mayoritaria.
El caso se centra en una ley de Illinois, similar a las de otros 22 estados y Puerto Rico, que permite a los sindicatos del sector público cobrar una “tarifa justa” a los empleados para actividades no políticas como la negociación colectiva, independientemente de si esos empleados pertenecen al sindicato.

Mark Janus, un especialista estatal en manutención de niños, argumentó en contra de tener que pagar $45 de cada cheque de sueldo al Consejo 31 de la Federación Estadounidense de Empleados Estatales, Municipales y Municipales (AFSCME). Hacer eso, dijo, viola sus derechos de la Primera Enmienda porque lo obliga a apoyar los mensajes de la unión.

Este caso beneficia a un empleado de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados quien demandó en el Tribunal Federal de Puerto Rico alegando que pagar una cuota a la Unión Independiente Auténtica, viola su libertad de expresión porque no deseaba pertenecer a la unión que es obligatorio por el convenio colectivo.

El vicepresidente de la UTIER, la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Fredyson Martínez, dijo que no le preocupaba la decisión porque la carta de presentación de las uniones es su mejor atributo. Los gastos de cuotas se usan, entre otros, para defender los derechos de los trabajadores sin costo adicional.

“En el momento actual que vivimos, las uniones son necesarias y pertenecer a la unión tiene más beneficios porque nosotros representamos a los trabajadores, sobretodo a aquellos que no se pueden defender solos”, dijo Martínez. “El pertenecer a una unión es mucho más beneficioso para un trabajador”.

La Utier, entidad que ha propuesto un modelo de gobernanza democrática para la AEE en vez de la privatización, tiene dos demandas contra la junta de control fiscal por las violaciones a los derechos de los trabajadores

You must be logged in to post a comment Login