20 de Octubre de 2021

Versiones encontradas tras altercado en MCS Plaza

Por el 18 de Noviembre de 2016

Por Richard I. Colón Badillo

Tras una manifestación en contra de la junta de control fiscal llevada a cabo en el edificio MCS Plaza en Hato Rey temprano en la mañana, la Policía de Puerto Rico alegó que no hubo agresión, desmintiendo algunos reportes iniciales y las alegaciones que circularon en las redes sociales durante la intervención policial.

“Se les dieron unos comandos y los mismos [los manifestantes] no obedecieron los comandos y pues se procedió al desalojo y a varios arrestos”, comentó el comandante Guillermo Rivera Rosario, quien lideró el operativo.  El uniformado añadió que se efectuaron dos arrestos, pero que el evento no escaló a mayores.

En contraste a las declaraciones de Rivera Rosario, la portavoz del Campamento Contra la Junta, Nani Martínez, alegó que tras llegar a unos acuerdos con los agentes que sacaron a los manifestantes de las oficinas, el grupo fue separado y atacado por la Unidad de Arrestos Especiales que fue destacada para lidiar con la situación.

(Richard Colón/CB)

(Richard Colón/CB)

“Nos atacaron, nos abusaron, nos tiraron todo encima”, expresó uno de los manifestantes junto a Martínez al regresar al campamento localizado frente al Tribunal Federal en la avenida Chardón.

Tras ser cuestionado por este medio sobre el altercado que fue presenciado por varios medios noticiosos del país, a quienes se les prohibió por varios minutos el acceso a las inmediaciones del lugar en el que se efectuaron las detenciones, Rivera Rosario mantuvo su postura de que no hubo ningún altercado.

“Todo transcurrió sin novedad con excepción a los dos manifestantes arrestados por obstrucción a la justicia”, aclaró el agente, quien enfatizó que no se han reportado heridos ni agresiones durante las manifestaciones que se han realizado en los pasados meses en contra de la junta federal.

Al concluir la intervención, Caribbean Business se trasladó a las oficinas del presidente de la junta, José Carrión III, ubicadas en el piso 7 de MCS Plaza. Sin embargo, los dos empleados que se encontraban en el lugar (la secretaria y un guardia de seguridad) fueron instruidos por la administración de la agencia de corretaje Carrión, Laffitte & Casellas Inc. a no emitir declaraciones sobre lo ocurrido.

Lee también: Junta pide nuevo borrador de plan fiscal a García Padilla

Algunos de los comerciantes del edificio, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato, dijeron que no presenciaron resistencia ni algarabía durante la manifestación y que, de hecho, todos los oficiales se mantuvieron tranquilos y hasta “tomando café”.

“No nos dejaron salir de nuestros locales mientras hacían su manifestación”, enfatizó uno de los comerciantes, dato que contrasta con diversos reportes que señalan que se desalojó el edificio.

Para José Ortega, empleado de seguridad de MCS, los manifestantes no venían pacíficamente, juzgando por sus atuendos, que incluían escudos y capuchas. Tras intentar negociar para garantizar el acceso a algunos de los empleados al edificio, el guardia de seguridad alegó que los huelguistas les amenazaron

“Ellos querían un diálogo y dijeron que ‘bueno si no escuchan nosotros no somos responsables de lo que nosotros hagamos’. Yo lo interpreté como una amenaza”, aclaró Ortega.

Los integrantes del grupo Jornada forman parte del campamento en contra de la junta, quienes ven a la entidad como un acto en contra de la libertad de los puertorriqueños y han creado manifestaciones en contra de la misma.

“Nosotros estamos haciendo valer nuestros derechos y pidiendo por algo que nos envuelve a todos”, enfatizó Martínez, quien añadió que el colectivo estará presente para demostrar resistencia “en cualquier lugar donde se encuentre la junta”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login