21 de Agosto de 2019

Víctima Puerto Rico del fuego cruzado por el Obamacare

Por el 26 de Abril de 2017

La discusión sobre los problemas fiscales de Puerto Rico y su impacto en el gobierno federal tomó un giro inesperado hoy, cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, como es su costumbre, utilizó su cuenta de Twitter para denunciar que los congresistas demócratas estaban tratando de salvar a las aseguradoras y a Puerto Rico de lo que llamó el desastre del Obamacare.

“Los demócratas están tratando de salvar a las compañías de seguros y a Puerto Rico del desastre del Obamacare con tus impuestos federales. Muy triste”, lee el tuit emitido por la cuenta personal del presidente @realDonaldTrump.

Más temprano el senador, Eduardo Bhatia, denunciaba, también por redes sociales que la administración del gobernador Ricardo Rosselló estaba cabildeando con el liderato republicano en el Congreso para condicionar la solicitud $500 millones en fondos de Medicaid para Puerto Rico a cambio de que se posponga hasta enero del 2018 la utilización de las disposiciones del Capítulo III de Promesa.

“Dichas movidas tras bastidores, por bonistas y algunos republicanos hay que denunciarlas y enfrentarlas. Dichas estrategias constituyen un chantaje y reducen la oportunidad de utilizar las herramientas que la ley federal le da a la isla para renegociar su deuda. Esto es totalmente inaceptable. Los bonistas le tienen pánico a que un juez organice lo que hay que pagar y lo que no, como dispone el Capítulo III de la Ley Promesa”, dijo el senador en declaraciones escritas. Bhatia se encuentra en la capital federal y sostuvo que el artífice de la estrategia es el congresista Raúl Labrador junto al Freedom Caucus.  

Sin embargo, el representante privado del gobernador en la junta de control, Elías Sánchez, dijo en declaraciones a un diario en la isla que la administración Rosselló “no está gestionando ninguna enmienda ni apoya enmiendas a la ley Promesa”.

Mientras todo esto ocurre, el propio Rosselló se encuentra en Washington D.C. participando de un conversatorio auspiciado por el grupo republicano Heritage Foundation, en el que destacó la necesidad de que la isla reciba los fondos necesarios para evitar un colapso del sistema de salud.

“Antes la idea era gastar, tomar prestado y venir a Washington a pedir un rescate financiero. En cambio, nosotros vamos a poner controles, vamos a crear un plan sólido, y no queremos un rescate financiero, pero sí necesitamos ayuda del gobierno federal. El próximo año vamos a implementar estrategias para reducir gastos en salud de $300 millones y estamos proponiendo un modelo nuevo para darles más opciones a los pacientes, reduciendo costos y teniendo más supervisión para los proveedores”, declaró el mandatario según un comunicado de prensa enviado por La Fortaleza.

Al twit del presidente el gobernador ripostó en su cuenta de Twitter: “Los ciudadanos americanos de Puerto Rico merecen ser tratados justamente. Los derechos de civiles y de salud no son asuntos partidistas”.

FullSizeRender.jpg

Puerto Rico se encuentra a las puertas de una crisis en su sistema de salud ante la posible falta de fondos para financiar el Plan de Salud del Gobierno. Las negociaciones con el gobierno federal van dirigidas a lograr una asignación de entre $562 millones y $900 millones para evitar el colapso del sistema de salud público cuando se agoten los fondos de Medicaid a finales de este año.

El Congreso de Estados Unidos tiene hasta este fin de semana para aprobar un nuevo presupuesto de gastos para el gobierno federal, ya que la autorización actual expira el viernes.

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login